Categorías en las que podemos dividir la ciencia. Unsplash.

La ciencia es la actividad intelectual y práctica realizada mediante el estudio sistemático de los elementos del mundo. Esto incluye tanto el nivel de organización estructural como el comportamiento individual, y aplica para el entorno físico, natural o social.

Así pues, al tratarse de una actividad muy amplia, la ciencia puede ofrecer explicaciones sobre distintas áreas. Para facilitar la distinción entre una y otra, la ciencia suele dividirse en varios tipos. En este artículo veremos qué tipos de ciencia existen y cómo se describe cada uno.

¿Qué es la ciencia?

La ciencia también puede ser entendida como un cuerpo de conocimientos sobre un tema en particular. De hecho existen distintos cuerpos de conocimiento que pueden ser considerados un tipo de ciencia determinado. La distinción entre uno y otro puede estar dada por su objeto de estudio, o bien, pueden distinguirse por los métodos de investigación que cada una utiliza.

¿Desde cuándo existe la ciencia? A pesar de que sus antecedentes generales pueden rastrearse desde la filosofía clásica y las prácticas más ancestrales; la época que se reconoce como fundadora de la ciencia tal como la conocemos ahora es la modernidad.

La ciencia se consolida a partir de las “revoluciones científicas” que, mediante el paradigma de la razón universal, sentaron las bases para la creación de un método que nos permitiera conocer y explicar sistemáticamente los fenómenos de mundo.

Y no sólo conocerlos y explicarlos, sino plantear hipótesis y ofrecer soluciones a problemas determinados. De hecho son estas revoluciones, junto con importantes cambios a nivel socioeconómico, los que marcan el fin de la época medieval y el inicio de la modernidad en las sociedades occidentales.

4 principales tipos de ciencia

Considerando que la ciencia puede abarcar cuerpos de conocimientos muy amplios, estos últimos suelen dividirse de acuerdo con los conocimientos específicos que generan. En este sentido suelen reconocerse tres grandes tipos de ciencia: ciencias formales, ciencias naturales y ciencias sociales.

Todas ellas se consideran como ciencias fundamentales, en tanto que han permitido generar otros tipos de conocimientos científicos más delimitados, por ejemplo, la medicina, la psicología, la ingeniería, entre otras. A continuación veremos cada uno de los tipos de ciencia, así como algunos subtipos o disciplinas específicas que los conforman.

1. Ciencias formales

Las ciencias formales son un conjunto de sistemas lógicos y abstractos que pueden ser aplicados a distintos objetos de estudio. Las ciencias formales se componen de sistemas de signos. A su vez, estos sistemas originan una serie de estructuras abstractas por medio de las que se generan patrones de organización y se explican distintos fenómenos una vez han sido aceptadas presuposiciones desde las que se parte. Esto último es lo que las diferencia de las ciencias naturales y sociales.

Entre las disciplinas que se consideran ciencias formales se encuentran la lógica, las matemáticas, la estadística y los sistemas computacionales, entre otras.

Por otro lado, las ciencias formales pueden servir de base para el resto de ciencias que veremos (y funcionar tanto para el análisis de fenómenos físicos naturales como humanos o sociales), pero no necesitan de datos empíricos para existir, dado que su alcance empieza y termina en las relaciones lógicas y numéricas.

2. Ciencias fácticas

Este tipo de ciencia presenta características opuestas a la anterior categoría, pues en este caso la actividad científica se centra en el estudio de fenómenos naturales y sociales que existen más allá de las ideas. Es decir, que en él se crean modelos que representan fenómenos objetivables que pueden ser ubicados en el espacio-tiempo y medidos.

Si en las ciencias formales se trabaja empezando desde el pensamiento abstracto, en las ciencias fácticas se parte de la observación de un fenómeno perteneciente al ámbito de lo empírico, y no de la racionalidad.

Por otro lado, algunos investigadores y filósofos dividen este tipo de ciencia en otras dos ramas que veremos a continuación: las ciencias sociales y las ciencias naturales. Pero no hay que perder de vista que esta división es hasta cierto punto artificial, ya que toda actividad humana y social es realizada a través de las leyes de la naturaleza.

Finalmente, hay que destacar que muchas veces se habla sin más de las dos categorías siguientes, sin considerar que se encuentran englobadas en un concepto llamado ciencias fácticas.

3. Ciencias naturales

Tal conoce su nombre lo indica, el objeto de estudio de las ciencias naturales es la naturaleza y los fenómenos que en ésta ocurren. Se encarga de describirlos, explicarlos, comprenderlos y/o predecirlos. Dichos fenómenos, a su vez, pueden ir desde la biología hasta los elementos más complejos del universo.

De hecho, las ciencias naturales suelen subdividirse en dos grandes grupos: las ciencias físicas y las ciencias biológicas. Las primeras incluyen disciplinas como la química, la física, la astronomía y la geología; mientras que las segundas incluyen las distintas formas de vida que existen en nuestro planeta. Estos últimos pueden ser los seres humanos, los animales, las plantas y los microorganismos. De ahí que incluya disciplinas como la botánica, la zoología o veterinaria, la anatomía, la ecología, la genética o la neurociencia, entre otras.

A diferencia de las ciencias formales, tanto las ciencias naturales como las ciencias sociales son fundamentalmente empíricas. Es decir, el conocimiento que producen está basado en fenómenos observables, con lo cual, su existencia puede ser verificada por otros observadores.

4. Ciencias sociales

Las ciencias sociales son el conjunto de disciplinas que se encarga de estudiar a los seres humanos en términos conductuales y sociales. Es decir, su objeto de estudio puede ser tanto el individuo como la sociedad. Se trata de disciplinas que fueron consideradas como parte de la ciencia tiempo después de las anteriores; aproximadamente en el siglo XIX luego de que trasladaron el método científico a los estudios de individuo y lo social.

No obstante, dado que en algunos casos fue muy difícil completar dicho traslado, las ciencias sociales han problematizado constantemente los métodos de aproximación a su objeto de estudio. En general hay dos grandes maneras, que no siempre se consideran excluyentes: la metodología cuantitativa y la metodología cualitativa.

Ejemplos de disciplinas que conforman las ciencias sociales son la sociología, la economía, la psicología, la arqueología, la comunicación, la historia, la geografía, la lingüística, la ciencia política, entre otras.

Referencias bibliográficas:

  • Cleland, C. (2001). Historical science, experimental science, and the scientific method. Geology, 29(11): 987 - 990.
  • Cohen, M. (1934). An introduction to logic and scientific method. Oxford, England: Harcourt, Brace.
  • Lakatos, I. (1983). La metodología de los programas de investigación científica. Alianza Universidad: Madrid.