¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Ambientes de aprendizaje: qué son, tipos, y características

Estos son los principales ambientes de aprendizaje, clasificados y explicados.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Ambientes educativos

Los ambientes de aprendizaje se pueden entender como cualquier tipo de entorno en el que se lleve a cabo un proceso de enseñanza-aprendizaje.

Pese a que esta definición es verdadera, este término adquiere un significado más específico relacionado con el mundo de la educación, haciendo referencia a todo escenario voluntariamente construido para fomentar el aprendizaje.

A continuación profundizaremos sobre qué son los ambientes de aprendizaje, cuáles son sus elementos, qué tipos principales hay y que aspectos deben tener en consideración cuando se elaboran.

¿Qué son los ambientes de aprendizaje?

En su sentido más genérico, los ambientes de aprendizaje son todos los escenarios en donde se desarrolla el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Estos espacios son construidos con la finalidad de crear un ambiente adecuado para que los estudiantes puedan establecer una relación idónea entre ellos y el docente, elaborándose para favorecer intencionalmente las situaciones de aprendizaje organizando activamente los recursos didácticos, el tiempo y las interacciones que se dan en ellos.

En los últimos años, el cuidado y planeamiento de los ambientes de aprendizaje ha ido cobrando importancia desde los nuevos postulados pedagógicos, motivados por la creencia de que es necesario promover la participación activa del educando y el compromiso del educador. Consiguiendo un buen ambiente de aprendizaje se garantizará que los contenidos que se imparten sean adquiridos de forma eficiente, cómoda y promoviendo el aprendizaje significativo.

Elementos de los ambientes de aprendizaje

En todo ambiente educativo de este tipo podemos destacar al menos cuatro elementos: interacción, información, producción y exhibición.

1. Interacción

En un buen ambiente de aprendizaje se establece una relación de confianza entre los estudiantes y los maestros, con relaciones estudiante-estudiante como maestro-estudiante.

2. Información

La información se refiere a los contenidos que se espera que el alumnado adquiera. También abarca las indicaciones que los maestros dan a sus estudiantes para que puedan aprender de forma más eficiente y, en la medida de lo que sea posible, de forma autónoma.

3. Producción

El término producción hace referencia al producto que cada alumno elabora tras haber adquirido conocimientos y experiencias. Se trata de una prueba de lo eficiente que ha sido el ambiente de aprendizaje, facilitando la adquisición de conocimientos tanto en el aula como en cualquier otro entorno en donde se haya desempeñado la actividad enseñanza-aprendizaje.

4. Exhibición

Podemos entender a la exhibición como cualquier momento en que una escuela da para que los alumnos demuestren qué es lo que han aprendido y cómo de profundo ha sido el aprendizaje.

Ambientes de educación

Tipos de ambientes de aprendizaje

Como hemos mencionado antes, cualquier entorno que se haya elaborado específicamente para que los educandos adquieran conocimientos de forma significativa se pueden entender como ambientes de aprendizaje. Sin embargo, estos entornos pueden ser agrupados en cuatro tipologías según el grado de presencialidad (físicos o virtuales) y el grado de formalidad (formales o informales).

1. Físicos

Se trata del entorno físico que envuelve a los estudiantes, mayormente el aula de la escuela. Suelen ser los espacios fijos en donde los alumnos y el profesor interactúan entre ellos durante unas cuantas horas.

En los ambientes de aprendizaje físicos se encuentran los recursos que la escuela y el profesorado deberán adaptar para conseguir que los alumnos aprendan de la forma más eficiente.

2. Virtuales

Los ambientes virtuales son cualquier entorno digital en el que se lleve a cabo algún proceso de aprendizaje. Es una forma telemática de enseñar que puede hacerse a través de ordenadores, tabletas o móviles y cualquier otro dispositivo electrónico.

Este tipo de ambientes tienen la ventaja de que no es necesaria la presencia física para adquirir conocimiento, y esto se traduce en que son entornos educativos que favorecen el aprendizaje autónomo.

3. Formales

Los ambientes de aprendizaje formales son los que han sido elaborados por los sistemas educativos institucionalizados y estructurados, aplicado en escuelas, institutos, universidades y cualquier otro centro docente reglado.

Estos entornos educativos respetan la regulación acordada por los órganos educativos del país, mayormente ministerios de educación, organismos que establecen los contenidos para cada etapa educativa, desde preescolar/párvulos hasta la educación universitaria.

4. Informales

Los ambientes de aprendizaje informales son los entornos donde el individuo adquiere conocimientos sin el acompañamiento de un docente o de un plan de estudios. Este tipo de ambientes son a los que más veces estamos expuestos, siendo nuestro hogar, un museo, un zoo, una conferencia o la calle misma, y nos enseñan conocimientos útiles para nuestro día a día.

Aspectos a tener en cuenta en su planificación

A continuación vamos a ver una serie de aspectos a tener en cuenta cuando se pretenda elaborar un ambiente de aprendizaje.

1. Conocimiento profundo del alumnado

El docente adquiere un rol importante en los ambientes de aprendizaje, especialmente en los formales.

Como mediador que es, debe conocer a sus estudiantes para saber qué rumbo deberían tomar sus clases, puesto que cada uno de sus pupilos tiene sus propias capacidades, expectativas, deseos e intereses. El profesor debe tener profundo conocimiento sobre sus alumnos para trabajar con ellos, no contra ellos.

2. Organización espacial

El espacio es un aspecto muy importante a tener en cuenta si se quiere conseguir crear un adecuado entorno de aprendizaje.

En caso de darse en un aula, ésta deberá ser lo suficientemente amplia, estar bien iluminada con luz natural y tener buena ventilación. Debe ser un lugar que invite al estudio y a la calma. Un lugar acogedor es un lugar que invita a aprender.

3. Materiales educativos

En un entorno formal es fundamental planificar qué contenidos se van a impartir a lo largo del curso. También es necesario prever qué materiales van a requerirse, como pueden ser microscopios, artículos deportivos, pinturas, folios, instrumentos musicales...

4. Diversificación de los contenidos

La diversificación de los contenidos es fundamental para facilitar el proceso de aprendizaje. El profesor debe recurrir a estrategias alternativas, usando materiales auxiliares atractivos para los alumnos. Se pueden introducir actividades que inviten a la distensión y diversión, como la elaboración de maquetas, el trabajo grupal, preparación de una conferencia...

Una buena planificación no únicamente se centra en los recursos didácticos que sean adecuados, sino también que se involucra en la vida cotidiana y la realidad social del estudiantado para hacer que los conocimientos que vayan a adquirir sean útiles y prácticos, haciendo que los alumnos puedan reconocer su importancia.

Importancia de un buen ambiente de aprendizaje

Los buenos ambientes de aprendizaje despiertan el interés del alumnado por aprender, puesto que hace que perciban el proceso de enseñanza-aprendizaje no como una mera obligación académica sino un fenómeno divertido, motivador y que los invita a conocer más. Esto hace que el aprendizaje se vuelva relevante, significativo, asociándolo con placer y emociones positivas que contribuirán en que los contenidos aprendidos se conserven a largo plazo.

Si en el entorno educativo el alumno se siente respetado como individuo, siendo tratado como una persona cuyo punto de vista merece ser respetado y escuchado y se le permite hacer preguntas sin temor a sentirse juzgado, la implicación en el proceso educativo es todavía mayor. En los entornos donde los niños y niñas tienen libertad para preguntar y dar rienda suelta a su asertividad hace que aprendan más y mejor.

Esto no es algo fácil, puesto que para conseguirlo se requiere de profesores muy cualificados, motivados y con vocación, docentes que estén dispuestos a hacer el esfuerzo de observar, analizar y poner en práctica varios métodos pedagógicos. De lograrlo, se conseguirá que los procesos de enseñanza-aprendizaje sean fluidos, los estudiantes realizarán aprendizajes significativos mientras toman el aprendizaje como una actividad divertida e interesante.

  • Rodríguez Vite, H. (2014). Ambientes de aprendizaje. Ciencia Huasteca Boletín Científico De La Escuela Superior De Huejutla, 2(4).
  • Duarte Duarte, J. (2000). Ambientes de aprendizaje: una aproximación conceptual. Revista Iberoamericana de Educación. Tomado de rieoei.org.
  • Fraser, B.J., Goh, S.C. (2003). Classroom learning environment. Tomado de link.springer.com.
  • Van Harmelen (2006). Personal learning environments. School of Computer Science, University of Manchester. Tomado de researchgate.net.
  • Paredes Daza, J.D., Sanabria Becerra, W.M. (2015). Ambientes de aprendizaje o ambientes educativos. Una reflexión ineludible. Revista de Investigaciones UCM. Tomado de revistas.ucm.edu.co.

Artículos relacionados