¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Prevención del ciberbullying: 8 claves para evitar que se dé el acoso

Consejos e ideas clave para aplicar estrategias de prevención del ciberbullying eficaces.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

Prevención del ciberbullying

La violencia en el contexto escolar ha recibido una mayor atención durante los últimos años y, en consecuencia, ha ganado visibilidad a lo largo de los últimos años.

El ciberbullying es una de las variantes de violencia entre niños y adolescentes en el que se ha puesto el foco últimamente; se trata de una variante de acoso mediante redes sociales, cuyo número de casos ha ido aumentando debido al auge de estos medios digitales en la última década.

Es por ello que ha resultado de gran importancia desarrollar un plan de prevención de estos modos de violencia que sufren múltiples niños y adolescentes, con el fin de concienciar a la población y evitar el mayor número de situaciones de esta índole en la medida de lo posible. En este artículo nos centraremos en ello, a través de un repaso a los pilares fundamentales de la preveión del ciberbullying.

¿En qué consiste el ciberbullying?

"Ciberbullying" y "ciberacoso" son dos términos utilizados para definir un modo de violencia que consiste en acosar, amenazar o incluso tratar de humillar a otra persona, siendo en esta caso un niño o adolescente, a través de los medios digitales como las redes sociales, lo videojuegos en línea u otro tipo de medios digitales, siendo normalmente el acosador un compañero de la misma escuela que la víctima.

Save the Children realizó un estudio en España, en el año 2019, encuestando a 400 jóvenes alrededor del país, obteniendo la asombrosa cifra de que más del 75% había sufrido algún tipo de violencia online a lo largo de su infancia y, un 47%, sufrieron más de un tipo de violencia.

Hay muchas formas de llevar a cabo el ciberbullying; algunas de las más comunes son las siguientes:

  • Doxing: consiste en compartir a través de internet información personal de otra persona sin su consentimiento.
  • Happy slapping: agredir a otro mientras es grabado con un móvil para difundirlo después.
  • Grooming: cuando adulto engaña a un menor con el fin realizarle vídeos y fotografías de índole sexual.

Teniendo en cuenta esto, en el siguiente apartado veremos un plan de prevención frente al ciberbullying.

Ciberbullying en la infancia

Plan de prevención del ciberbullying

A la hora de realizar un plan de prevención contra el ciberbullying hay que transmitir a las personas a las que va dirigido, como pueden ser los niños y adolescentes, sus padres, así como también los profesores y el resto de miembros que trabajan en el centro docente al que acuden los niños, que el ciberbullying no es ninguna broma y, por tanto, es una forma de violencia que atenta contra los derechos de los más jóvenes, por lo que no se debería tolerar bajo ninguna circunstancia.

Es importante resaltar que en España, tras los últimos avances que ha habido en los últimos años, el bullying o acaso escolar en todas sus formas ya ha sido reconocido como una forma de violencia. No obstante, aún se necesita avanzar más aún en este campo y emplear medidas más contundentes, así como también incidir más en los planes de prevención que conciencien a toda la población y, sobre todo, a la población diana (los niños y adolescentes) con el fin de que sean más respetuosos con su compañeros y dejen de llevar a cabo esas prácticas violentas contra otros.

A continuación se citaran algunos puntos a tener en cuenta de cara a prevenir el ciberbullying.

1. El acoso entre los jóvenes no solamente se da en la escuela

Al hablar de bullying hay que tener presente que esto no solo se da en el contexto escolar, aunque pudiera ser el lugar de origen de los ataques, dado que es el principal entorno social en el que los más jóvenes se reúnen.

No obstante, con el notable crecimiento del uso de las nuevas tecnologías entre los más jóvenes, han surgido nuevos modus operandi para acosar a todo tipo de menores dentro y fuera de la escuela.

2. Se deben garantizar los derechos de las víctimas y también de los agresores

Es muy importante tener en cuenta que en los casos de violencia entre niños y adolescentes, ambos son menores. Sus derechos deben ser respetados y plenamente garantizados de acuerdo con la legislación.

Por ello, ante cualquier caso de acoso o ciberbullying a la hora de tomar medidas se deberá tener presente este principio. Esto quiere decir que se debe respetar la confidencialidad del caso para no exponer a ninguno de los menores a situaciones que podrían ser perjudiciales para ambos.

Se debe buscar un modo de resolver el asunto de forma conciliadora y siempre desde una perspectiva educativa y socializadora con el fin de que, tanto la víctima como el agresor, que al fin y al cabo son niños, tomen conciencia de la gravedad del asunto y aprendan que esto no se debe repetir con el fin de que la víctima no lo aplique con otros como forma de defenderse, ni que el agresor asuma un rol de abusón, perpetuando así esta forma de comportarse con otras personas.

3. A la hora de tomar medidas frente al ciberbullying y el bullying es fundamental que participen los niños

En el momento de llevar a cabo cualquier medida de prevención del ciberbullying o el bullying es muy relevante que los niños se vean involucrados en ello, porque es una manera de que se consiga una respuesta eficaz por su parte.

De esta forma es más probable que se sientan responsables con respecto a las medidas que se tomen frente al bullying, ya que ellos tienen la capacidad de la empatía que les permite apoyar a quienes están sufriendo violencia y, por ello, buscar su protección solicitando ayuda.

4. Se debe enseñar a la población y sobre todo a los niños lo que es el ciberbullying

Las familias, así como también los profesores y muchos profesionales, aún no disponen de todos los conocimientos ni medios adecuados para identificar cuándo están ante un caso de ciberbullying, al igual que muchos niños no sen conscientes de estar sufriendo una situación así, por lo que llegan a normalizarla.

Por ello es vital desarrollar planes de formación que enseñen y sensibilicen, tanto a los adultos como a los niños, con respecto a qué es el ciberbullying, cuáles con las formas en las que se suele llevar a cabo y cuáles son las señales que permitirían detectar que un niño está sufriendo este modo de acoso.

5. El ciberbullying puede causar mucho daño en poco tiempo

El ciberbullying es un modo de violencia de especial relevancia debido a que los jóvenes de hoy en día ya son “nativos digitales”, lo que quiere decir que se han criado rodeados de dispositivos tecnológicos, por lo que la inmensa mayoría de los miembros de esta generación se encuentran hiperconectados a las redes.

Esto conlleva que hayan surgido unas nuevas formas de acoso como es el ciberbullying, tomando especial relevancia dado que hay una mayor dificultad a la hora de detectar al agresor debido a que no siempre hay un contacto directo cara a cara habitual con la víctima. Además, se puede realizar el acoso con un alias que dificulte su identificación; de este modo es más fácil que el bullying se perpetúe en el tiempo.

Por otro lado, la audiencia que presencia dicho acto de violencia puede amplificarse sin control dada la gran velocidad a la que pueden transmitirse los mensajes y la publicaciones a través de las redes sociales. Por ello es importante monitorizar el acceso de los menores a estas plataforas con gran potencial de viralización.

6. Educar a los niños en el uso de los recursos digitales de forma responsable

Dada la especial gravedad del ciberbullying por lo mencionado anteriormente, se debe educar a los más jóvenes en un uso correcto y respetuoso de las nuevas tecnologías.

Para ello se han llevado a cabo campañas en la red, disponibles para cualquier usuario, que fomentan una educación que se base en el respeto por la diversidad y los derechos humanos, así como otras orientadas a una educación digital responsable de la población.

7. Detectar el ciberbullying rápidamente en los casos en los que el plan de prevención no ha servido

Es crucial detectar lo antes posible un caso de ciberbullying dado que las consecuencias serán más graves cuanto más tiempo perdure. Si bien es cierto que resulta muy difícil detectar un caso así dado que, aunque se pudiera dar entre compañeros de escuela, este modo de acoso se puede llevar a cabo fuera del horario escolar sin la presencia de profesores, hay que dotar a los niños de recursos, como portales online, para que puedan pedir ayuda de forma que se respete su anonimato y se tomen medidas cuanto antes.

Hay que tener en cuenta que ante los casos de ciberbullying se puede dar la ley del silencio, que consiste en que los testigos no se atrevan a pedir ayuda debido al miedo que pudieran asentir a sufrir represalias por parte del agresor o por ser marginados al ser considerados como chivato.

8. Dotar a los centros de enseñanza de profesionales que estén cualificados en estrategias frente al ciberbullying

Es preciso que los centros escolares cuenten con profesionales expertos capaces de dar recursos de detección del ciberbullying para poder atajarlo lo antes posible y que no se vuelvan a repetir casos así.

En estos casos resulta útil la figura de un psicólogo en los centros que cuente con los conocimientos necesarios para detectar y combatir datos caos.

También es importante que los centros educativos cuenten con protocolos de actuación ante estos casos que sean claros, que lleguen a todos (profesores, alumnos y padres), que estén bien coordinados entre todos los miembros y que involucren a los niños en su participación.

Señales que puede presentar un niño que está sufriendo bullying

En primer lugar, una señal de alerta muy frecuente entre los jóvenes que están siendo acosados es una notable bajada en su rendimiento académico.

Otra señal muy frecuente es cuando se niegan de manera rotunda y reiterada a participar en actividades escolares y extraescolares; siendo más llamativo si tiempo atrás solían mostrarse muy participativos.

También pueden darse síntomas tanto físicos como psicológicos, como pueden ser un estado de ánimo bajo, falta de motivación a para realizar actividades que antes solían llevar a cabo con frecuencia, comer más o, por el contrario, menos de lo que solían comer de forma habitual, dificultades para dormir, quejas de sentir dolor de cabeza y/o de estómago, etc.

Consejos de prevención del ciberbullying para niños y adolescentes para la

Es fundamental que los niños y adolescentes aprendan los límites que hay entre hacer una broma a un compañero sin ninguna malicia y cuando se han rebasado esas líneas rojas, llegando a convertirse en una forma de acoso y violencia. Deben dejar de normalizar esa vieja costumbre de gastar ciertas bromas utilizando unos métodos que pueden llegar a resultar desmedidos y violentos.

Resulta llamativo que en la investigación realizada al respecto por Save de Children, cuando se preguntó a algunos niños la causa de su agresión a otros compañeros estos no sabían explicar el motivo. Es por ello que realizar un plan de prevención efectivo entre los más jóvenes, enseñándoles una manera más respetuosa de relacionarse con sus compañeros, resulta ser uno de los modos más eficaces de prevenir y combatir las distintas maneras en las que se puede perpetrar el bullying.

A la hora de realizar un plan de prevención del ciberbullying, al igual que en cualquier otra manera de acoso con los niños, se debe trabajar desde elementos psicológicos básicos como la empatía, la asertividad, un modo de pensamiento crítico y la valoración de los efectos que pueden producirse como consecuencia de sus comportamientos.

También hay una serie de pautas básicas para los más jóvenes que pueden ayudarles en la prevención del ciberbullying:

  • Si están siendo acosados a través de las redes sociales es conveniente no entrar en el juego contestando al agresor.
  • Cuando estén sufriendo acoso en la red, es fundamental hacer capturas de pantalla con el fin de tener pruebas demostrables.
  • Nunca se deben facilitar datos personales a través de la red.
  • No comportarse en las redes como no se comportaría en la vida real.
  • En caso de sufrir amenazas graves, es muy importante buscar ayuda urgentemente.
  • Si sufren ciberbullying o cualquier tipo de acoso, hay una serie de webs y teléfonos de contactos para pedir ayuda (varían por región).
  • Nunca se debe dudar a la hora de pedir ayuda, es primordial atajar el problema lo antes posible.
  • Si están siendo acosados a través de un foro o de una red social, pueden denunciar su caso al gestor de la página.
  • Los niños deben saber que al acosar a otros por medio de la red están cometiendo un delito muy grave.
  • Lucas, B., Pérez, A., Martín, J. y Fonseca, E. (2021). Tratamientos psicológicos para el acoso escolar y el ciberbullying en contextos escolares. En E. Fonseca (Coord.), Manual de tratamientos psicológicos. Infancia y adolescencia (pp. 617-649). Madrid: Ediciones Pirámide.
  • Luengo, J. A. (2014). Ciberbullying: Prevenir y Actuar. Madrid: Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.
  • Save the Children (s. f.). Ciberacoso o ciberbullying. Recuperado de https://www.savethechildren.es/donde/espana/violencia-contra-la-infancia/ciberacoso-ciberbullying.
  • Save the Children (2016). Yo a eso no juego: Bullying y ciberbullying en la infancia. Madrid: Save the Children España.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados