Ganglio nervioso: tipos y funciones de esta parte del sistema nervioso

Esta parte del sistema nervioso periférico tiene mucha importancia al impulsar señales eléctricas.

Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Ganglio nervioso
¿Qué características tiene este tipo de estructura del sistema nervioso?Nephron.

Un ganglio nervioso es la agrupación de cuerpos neuronales que se localizan fuera del sistema nervioso central y que cumple funciones muy importantes para transportar los impulsos eléctricos conectando al cerebro con órganos específicos.

En este artículo veremos qué es un ganglio nervioso, cómo se compone y cuáles son los dos grandes tipos en los que se divide.

¿Qué es un ganglio nervioso?

En biología, el término “ganglio” se utiliza para designar a las masas de tejido que se forman en los sistemas celulares. Específicamente en neurología, dicho término suele hacer referencia a una masa o agrupación de cuerpos de células nerviosas presentes en la mayoría de los organismos vivos. Su principal función es llevar los impulsos nerviosos desde la periferia hasta el centro, o al revés.

En este sentido, un “ganglio nervioso” es la aglomeración de somas o cuerpos neuronales que se localizan en el sistema nervioso autónomo. Se encarga principalmente de conectar al sistema nervioso periférico con el sistema nervioso central, tanto en sentido eferente (desde el sistema nervioso central hacia los órganos sensoriales) como aferente (desde los órganos sensoriales hacia el sistema nervioso central).

Por lo anterior un ganglio nervioso se compone a grandes rasgos por cuerpos celulares de nervios aferentes, cuerpos celulares de nervios eferentes, y axones neuronales. Así mismo, puede dividirse en dos grandes subtipos según la función específica que cumplen dentro del sistema nervioso periférico.

Tipos de ganglio nervioso

Los ganglios nerviosos se encuentran ubicados fuera del sistema nervioso central, es decir, en el sistema nervioso autónomo. Según la parte específica del sistema nervioso autónomo al que pertenecen, así como de acuerdo con el camino específico que siguen para transmitir los impulsos nerviosos, estos ganglios pueden dividirse en sensoriales y autónomos.

1. Ganglio nervioso sensorial o espinal

El ganglio nervioso sensorial actúa recibiendo señales desde la periferia y enviandolos al cerebro, es decir, tiene una función aferente. Se conoce también como ganglio somático, ganglio sensitivo, o ganglio raquídeo, ya que se ubica en la parte posterior de otras estructuras que se llaman nervios raquídeos. Estos últimos son los nervios que dan forma las raíces dorsales y ventrales de la médula espinal. Por lo mismo, el ganglio nervioso sensorial se conoce también como ganglio espinal.

Se prolonga por dichas raíces o ramas atravesando distintas partes del cuerpo, y se encarga de activar impulsos eléctricos desde la piel y los músculos de la espalda (ramas dorsales). De hecho, otro nombre que comúnmente reciben estos ganglios es el de “ganglios de las raíces dorsales”.

2. Ganglio nervioso autónomo o vegetativo

El ganglio nervioso autónomo actúa en el sentido contrario al ganglio nervioso sensorial, es decir, de manera eferente: recibe señales del sistema nervioso central y las envía hacia la periferia. Se llama también ganglio vegetativo, y al pertenecer al sistema nervioso autónomo, lo que hace es regular la actividad motora. Se ubican cerca de las vísceras sobre las que actúa, aunque guardando distancia con éstas, y se dividen a su vez en dos tipos de ganglios:

2.1. Ganglios parasimpáticos

Se trata de los ganglios que forman parte del sistema nervioso parasimpático. Están ubicados en la pared de las vísceras que inervan, es decir, en la zona específica del organismo en la que actúa el nervio. Por la cercanía que guardan con los órganos sobre los que actúan, se conocen también como ganglios intramulares (excepto por los que actúan sobre el cuello y la cabeza). Se componen por tres distintas raíces según el recorrido que siguen las fibras nerviosas: raíz motora, raíz simpática o raíz sensorial.

A su vez, dichas fibras nerviosas conforman distintos nervios craneales, entre los que se encuentran el oculomotor, el facial, el glosofaríngeo, el vago y el esplácnico pélvico.

2.2. Ganglios simpáticos

Como su nombre lo indica, forman parte del sistema nervioso simpático. Se encuentran a ambos lados de la médula espinal, formando largas cadenas nerviosas. Se trata de los ganglios que se encuentran alrededor del tronco celíaco (tronco arterial que se origina en la aorta, específicamente en la parte del abdomen de esta arteria). Estos últimos son los ganglios simpáticos prevertebrales, y pueden inervar los órganos que conforman la región abdominal y pélvica, o bien.

Por otro lado están los ganglios paravertebrales, que forman la cadena paravertebral y se dirigen desde el cuello hacia la cavidad torácica, actuando especialmente sobre las vísceras.

Entre sus principales funciones se encuentra la transmisión de información sobre eventos que pueden resultar riesgosos para el organismo. En este sentido, se relacionan con las situaciones de estrés y constituyen uno de los elementos responsables de responder ante estas, ya sea por medio de huida o por medio de la agresión.

Referencias bibliográficas:

  • Clínica Universidad de Navarra (2015) Ganglio Nervioso. Diccionario Médico, Universidad de Navarra. Recuperado 20 de agosto de 2018.
  • Encyclopedia Britannica (2018). Ganglion. Physiology, Encyclopedia Británica. Recuperado 20 de agosto de 2018. Disponible en https://www.britannica.com/science/ganglion.
  • Butler, D. (2002). Movilización del sistema nervioso. Editorial Paidotribo: Barcelona.
  • Navarro, X. (2002) Fisiología del sistema nervioso autónomo. Revista Neurología, 35(6): 553-562.
Grecia Guzmán Martínez

Grecia Guzmán Martínez

Psicóloga | Redactora especializada en Psicología Social

Licenciada en Psicología por la Universidad de las Américas Puebla (México). Máster en Investigación e Intervención Psicosocial por la Universitat Autònoma de Barcelona, con experiencia profesional en inclusión social y educativa así como docencia en psicopedagogía. Cuenta con estudios en política pública y derechos humanos y actualmente es doctoranda en Psicología Social en la Universitat Autònoma de Barcelona, donde trabaja temas relacionados con metodologías cualitativas, salud pública, salud mental, diversidad funcional y perspectiva de género.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados