Un medicamento usado sobre todo para casos de neurastenia.

El bromantan es una droga estimulante que fue desarrollada por la Unión Soviética en el ejército ruso para motivar a los soldados que invadían Afganistán. Tiene propiedades ansiolíticas (disminuye la ansiedad) y estimulantes (proporciona energía).

Esta sustancia generó mucha polémica en el año 1996, ya que cuatro atletas de los juegos de Atlanta fueron descalificados de la competición al descubrirse que la habían tomado a modo de dopaje.

Bromantan: ¿qué es?

El bromantan es una droga originaria de Rusia, con propiedades similares a las de la anfetamina. Se trata de un psicoestimulante y ansiolítico atípico, perteneciente a la familia del adamantano.

Se utiliza en Rusia para tratar la neurastenia. La neurastenia, por su parte, se trata de un tipo de neurosis, acompañada de síntomas depresivos intensos y de una gran inestabilidad emocional.

Concretamente, se dice que el bromantan fue desarrollado en los años ‘80 en el ejército ruso por la Unión Soviética, con el objetivo de ser utilizado por el personal del ejército. Actualmente el bromantan se vende como un fármaco con el nombre comercial de “Ladasten”.

Propiedades

Entre las propiedades más características del bromantan están la de reducir o inhibir la fatiga, incrementar la energía física, reducir los niveles de ansiedad, estabilizar el humor y potenciar la memoria y la concentración.

Además, es considerada una droga que permite aumentar la actividad física del cuerpo bajo condiciones ambientales extremas, tales como no disponer de oxígeno (o disponer de muy poco), altas temperaturas, etc.

Mecanismo de acción

Sin embargo, el mecanismo de acción del bromantan realmente es desconocido; los científicos opinan que esta sustancia actúa aumentando la actividad cerebral (concretamente, a nivel del hipocampo, el núcleo del hipotálamo, y también en el núcleo reticular del cerebro).

También opinan que el bromantan está muy relacionado con la activación del sistema dopaminérgico, y que actúa a través del aumento de la tirosina y de algunos aminoácidos. Es decir, que promovería la activación del sistema dopaminérgico, y ello aumentaría la concentración y el sistema de alerta de la persona.

Por otro lado, se cree que la activación del sistema dopaminérgico en el cerebro (o la síntesis de dopamina) que promueve el bromantan podría explicar la potenciación de un sentimiento de felicidad experimentado por la persona que toma dicha sustancia.

Usos

A modo de síntesis, los principales usos del bromantan son:

1. Mejorar la función cerebral

Esto conlleva mejorías en el estado de alerta (vigilancia) y también en la coordinación motora. Además, se reduciría también el nivel de ansiedad.

2. Mejorar la actividad física

En estudios con ratas, se demostró que el bromantan aumentaba los efectos de los sistemas noradrenérgico y adrenérgico; esto se traducía en que las ratas podían nadar eficientemente durante más tiempo.

3. Reducir la inflamación

También en ratas, se demostró que el bromantan reduce los síntomas depresivos causados por ciertas inflamaciones.

4. Mejorar la neurastenia

Como hemos visto al inicio, el bromantan también puede ayudar a reducir los síntomas propios de la neurastenia, tales como el insomnio, la fatiga y el dolor de cabeza.

Estimulante tipo B

El bromantan, dentro de las sustancias utilizadas para el dopaje, se clasifica como un estimulante tipo B, junto a las anfetaminas, la pemolina, la cocaína y otras. Lógicamente, los estimulantes tipo B son sustancias prohibidas dentro del mundo de la competición y el deporte.

Los estimulantes lo que hacen es disminuir el cansancio y el tiempo de reacción, así como aumentar la capacidad de alerta y concentración; estas serían pues, las principales funciones del bromantan.

Además, algunos estimulantes también aumentan la aptitud para realizar ejercicio; otros, por otro lado, también mejoran la resistencia y disminuyen la sensibilidad al dolor, por ejemplo.

Polémica: ¿forma de dopaje?

En el año 1996, el bromantan generó mucha polémica en el mundo del deporte, ya que varios atletas de los juegos de Atlanta fueron descubiertos al consumir esta sustancia, descalificados de la competición y juzgados por tratarse de una forma de dopaje.

Algunos expertos aseguraron que se trataba de un medicamento, y otros aseguraron que la droga era estimulante, y que aumentaba la fuerza física y la recuperación posterior a los esfuerzos físicos.

A raíz de este suceso, el Comité Olímpico Internacional (COI) acudió al Tribunal de Arbitraje del Deporte para promover un juicio.

Pero los juegos de Atlanta no fueron los únicos donde se encontró que atletas habían consumido bromantan, sino que años más tarde, por ejemplo en 2013, Chamberlain Oguchi, un jugador de baloncesto nigeriano que debutó en la Liga Endesa (con el Gran Canaria), también dio positivo en esta droga.

El dopaje en el deporte

El dopaje consiste en todas aquellas acciones que llevan a cabo los deportistas con el objetivo de modificar su organismo a nivel fisiológico, aumentando su capacidad de recuperación y recuperando de forma rápida la energía física de forma no natural, es decir, ingiriendo algún tipo de sustancia o droga.

Esto lo hacen con el objetivo final de o bien poder entrar a participar en una determinada competición, o bien aumentar su rendimiento dentro de ella para aumentar las posibilidades de ganar.

Así, a nivel legal, implica el uso de sustancias prohibidas como las drogas; todas ellas están incluidas en listas de categorías farmacológicas (cada país y organización deportiva tiene la suya).

Sin embargo, el dopaje puede tener efectos irreversibles y muy graves; esta cuestión apareció por primera vez cuando a raíz del dopaje, falleció el ciclista Arthur Linton a la edad de 29 años, en el 1896, dos meses después de ganar la carrera Burdeos-París.

Referencias bibliográficas:

  • Casajús, J. (2005). Dopaje, salud y deporte. Información terapéutica del Sistema Nacional de Salud, 29(1).
  • Clarkson, P. y Thomson, H. (1977). Drugs and Sport, Research Findings and Limitations. Sports Med, 24(6): 366-384.
  • Ritter, J. (2019). 6 Uses of Bromantane (Ladasten) and Side Effects. Selfhacked.