¿Qué es el CBD y para qué sirve?

Veamos qué es el CBD (cannabidiol) y qué posibles utilidades tiene en el ámbito de la salud.

Qué es el CBD

El CBD o cannabidiol es una molécula que se puede encontrar en la planta de cannabis y constituye una de sus sustancias psicoactivas más importantes, junto al THC o Delta-9-Tetrahidrocannabinol.

A lo largo de varias décadas, la ciencia ha estudiado los diferentes efectos que puede tener esta sustancia en el cerebro y en el comportamiento humano, y actualmente se están estudiado tanto sus riesgos como su posible utilidad terapéutica.

De hecho, en algunos países se comercializan desde hace algunos años diversos medicamentos basados en el cannabidiol, y el producto de este tipo más popular es el llamado “Aceite de cannabidiol”.

Así mismo, allí también es legal la venta de productos derivados del cáñamo; la cual cosa no significa que esta sustancia sea inocua. Lo cierto es que el consumo de cannabidiol presenta también una serie de efectos secundarios y de riesgos para la salud que deben ser conocidos por la población general. Por ello, en este artículo haremos un repaso a los principales efectos del CBD.

¿Cuáles son las posibles utilidades del consumo de CBD?

Hay una serie de posibles efectos positivos asociados al consumo de CBD, por lo que en algunos casos personas con varios problemas psicológicos toman esta sustancia bajo supervisión médica (y sin constituir el único pilar del tratamiento que están recibiendo). Estos efectos derivan sobre todo de que se han observado ciertos efectos ansiolíticos o incluso sedantes en el CBD, llegando a considerarse que esta molécula contrarresta en parte los efectos del THC, que es un euforizante.

Sin embargo, los mecanismos a través de los cuales el CBD actúa en el cerebro son más complejos que los del THC, por lo que aún no existen muchas certezas sobre sus efectos en la salud. Pero una de las cosas que sí se han observado es que mientras que el consumo de la planta de cannabis puede generar adicción, el CBD omo sustancia separada del resto de la planta no parece generar dependencia, algo que o se puede decir del THC.

Ahora bien, también puede ocurrir que personas que empiezan consumiendo CBD (por ejemplo, para intentar mitigar síntomas como la ansiedad) decidan pasarse a consumir marihuana buscando efectos más intensos, y terminen dañando significativamente su salud física y mental.

Dicho esto, veamos cuáles son los principales problemas ante los cuales el consumo de CBD podría tener efectos positivos y terapéuticos bajo supervisión médica (que pueden arse o no tras su consumo, dependiendo de las características de cada persona).

1. Epilepsia

La epilepsia es una enfermedad caracterizada por la aparición consta de convulsiones e incluso pérdida de conciencia en la persona que la padece.

Esta enfermedad se da en personas de todas las edades y es muy habitual en niños y adolescentes, algo que afecta notablemente a su calidad de vida diaria y que puede suponer una verdadera alteración en su salud psicológica.

Es por eso que en algunos países el CBD se usa de forma recetada para tratar los tipos de epilepsia más comunes.

2. Ansiedad

Otra de las ventajas que puede ser el consumo de CBD en el organismo humano lo encontramos en la disminución de la ansiedad, una de las alteraciones psicológicas más comunes en todo el mundo occidental.

El conocido efecto ansiolítico y relajante que tiene el CBD en la persona que lo consume se relaciona íntimamente con la disminución de estados de angustia, estrés, malestar o trastornos específicos relacionados con la ansiedad.

Cannabidiol

3. Dolor

El dolor pasajero y el dolor crónico son algunas de las afectaciones más frecuentes por las que muchas personas hacen uso del CBD en forma de aceite o de cualquier otra modalidad.

Y es que el dolor permanente en el organismo puede ocasionar también una gran variedad de alteraciones emocionales psicológicas en la persona que lo padece, y hacer aflorar otros trastornos como el exceso de estrés, la ansiedad generalizada o la depresión.

4. Insomnio

El insomnio es también uno de los problemas más habituales en la población general y desde hace algunos años afecta a personas cada vez más jóvenes, aquejadas de otras alteraciones psicológicas como el estrés, la ansiedad o la depresión.

La mejora en los problemas de insomnio es otro de los motivos principales por los que cada vez más gente consume el CBD con fines terapéuticos, principalmente a partir de aceite de cannabis o aceite de cannabidiol.

5. Uso como medicamento para otras enfermedades

Son cada vez más las personas que consumen la sustancia del cannabidiol para tratar otro tipo de enfermedades o dolencias específicas que afectan tanto a su salud física como psicológica.

Algunas otras enfermedades para las que puede ser útil el consumo de CBD son el Parkinson o la Enfermedad de Crohn (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria cuya medicación puede provocar problemas digestivos).

¿Cuáles son los principales riesgos del CBD?

Uno de los principales riesgos que conlleva el consumo de esta sustancia se asocia al hecho de tener un historial de consumo de drogas o de enfermedad mental. En estos casos está contraindicado su uso por motivos de salud y con el fin de evitar un desequilibrio físico o mental en la persona que se dispone a consumir tomar CBD terapéutico.

Otra de las contraindicaciones las encontramos en personas embarazadas, lactantes, niños muy pequeños o adultos con enfermedades hepáticas.

Entre los efectos psicológicos y biológicos que el CBD desencadena en el cuerpo humano y que pueden ser considerados negativos, destacan los siguientes.

1. Somnolencia o fatiga

Uno de los principales efectos adversos que puede provocar el consumo de CBD es un aumento de la sensación de cansancio generalizado, somnolencia o fatiga a la hora de realizar cualquier tipo de actividad durante el día.

Esta sensación puede provocar malestar en la persona que la padece y afectar muy negativa a su salud mental a lo largo del día.

2. Dolor de cabeza

Otro de los síntomas físicos que pueden aparecer por consumo de CBD son las migrañas, jaquecas o dolores de cabeza persistentes.

Además de eso, los mareos y las náuseas también pueden ser otro de los síntomas que experimenta una persona que consuma habitualmente CBD.

3. Pérdida de apetito

Otro de los efectos adversos que puedan aparecer ante el uso de esta sustancia es la pérdida de apetito, fenómeno que también afecta psicológicamente a la persona que la padece.

En cualquier de dichos casos siempre se aconseja dejar de consumir CBD ante la aparición de cualquiera de estos efectos secundarios.

¿Buscas tratamiento para los problemas de salud mental?

Si buscas apoyo psicológico o psiquiátrico, ponte en contacto con nosotros.

En Clínicas CITA llevamos años atendiendo a personas con problemas como la ansiedad o las drogodependencias, y disponemos de u módulo residencial para ingresos en el tratamiento de las adicciones. Nos encontrarás en Barcelona y en Dosrius (Mataró).

Centro de Desintoxicación y Adicciones

Dosrius

Terapia online

Clínicas Cita es un centro especializado en los tratamientos de desintoxicación y asistencia a personas con adicciones a sustancias, y cuenta con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Ofrece cobertura las 24 horas tanto de manera online como presencial en sus instalaciones de Barcelona y Dosrius. El proceso de desintoxicación se realiza en un entorno natural lleno de actividades: deportes, fisioterapia, terapia con equinos, salas de lectura, etc.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados