El trabajo y la salud mental están relacionadas, pues trabajar aporta muchos beneficios para las personas: da sentido a nuestra vida, proporciona estabilidad económica… Si bien es una fuente de bienestar, el exceso de trabajo puede ser perjudicial para nuestra organismo como afirman muchos estudios. Puede provocar, entre muchos fenómenos, lo que se conoce como burnout o síndrome del quemado.

Ahora bien, el exceso de trabajo puede provocar la muerte. Hoy hablaremos de un caso reciente en el que una persona falleció por trabajar muchas horas.

Las consecuencias negativas de trabajar

El trabajo es salud, porque en el mundo en el que vivimos es necesario ganar un mínimo de dinero para poder sobrevivir. Además, si nos dedicamos a lo que nos gusta, el trabajo puede ser una fuente de felicidad.

Sin embargo, el exceso de trabajo tiene consecuencias perjudiciales para la salud de las personas. Pero, ¿cómo nos afecta? El trabajo puede provocar tanto problemas psicológicos como físicos. Los más importantes son los siguientes.

1. Estrés

El estrés es uno de los problemas más frecuentes que pueden aparecer por el exceso de trabajo. Eso no quiere decir que este fenómeno no puede aparecer por otros fenómenos organizaciones que no tienen que ver con el puesto de trabajo (por ejemplo, la mala relación con los compañeros), sin embargo, la sobrecarga de tareas y el trabajo excesivo pueden provocar que un trabajador acabe sufriendo estrés.

2. Burnout

Cuando el estrés se cronifica aparece lo que se conoce como burnout o síndrome del quemado, pues al no desaparecer los estresores, la persona acaba fundida. 

3. Depresión

El exceso de trabajo también puede traer consigo la tristeza y la depresión, porque pasamos mucho tiempo realizando tareas laborales y sin poder disfrutar de tiempo para nosotros. También nos aleja de las relaciones sociales y, a la vez, causa que tengamos menos momentos para disfrutar de la vida. Si no disfrutamos de nuestra vida no somos felices.

4. Dificultades para dormir

El exceso de trabajo y el estrés derivado de éste pueden causar dificultades para dormir, no solo por la cantidad sino también por la calidad. El sueño es salud, por eso te aconsejamos que sigas los consejos que aparecen en este artículo: “10 principios básicos para una buena higiene del sueño”.

5. Abuso de sustancias

Entre los problemas derivados del exceso de trabajo también podemos encontrar el abuso de sustancias. Pues cuando una persona se encuentra al límite, es posible que decida evadirse de la realidad consumiendo drogas como el alcohol y otros fármacos.

Trabajar en exceso puede causar la muerte

Trabajar demasiado no solo provoca estas consecuencias, sino que también puede provocar la muerte. Hace tan solo unos días hemos podido conocer el caso de una mujer japonesa que falleció debido a la cantidad de horas extras que realizaba. Tras su muerte en 2013, la empresa en la que trabajaba confirmó que su muerte fue causa de las largas jornadas de trabajo y la falta de descanso.

La fallecida era una periodista de 31 años, que era empleada de la cadena de televisión nipona NHK Esto supone un nuevo caso de muerte por exceso de trabajo en Japón, por lo que no es el primero.

Miwa Sado, que así se llamaba la periodista, trabajó 159 horas extra y solamente libró dos días en el mes anterior a su fallecimiento. Esto le provocó una insuficiencia cardíaca congestiva, según revelaron los resultados de su autopsia, y según expresó la cadena pública japonesa.

La situación en Japón debe ser revisada

La situación laboral se ha precarizado en algunos países como españa, pero el modelo de sociedad de Japón aún es más extremo. Durante este periodo crítico de trabajo, el que le llevó a su muerte, la periodista cubrió las elecciones del Gobierno de Tokio y las de la Cámara Alta del Parlamento.

NHK se ha arrepentido de lo ocurrido y por ese motivo ha decidido cambiar las políticas de la empresa. Con esto, pretende que no vuelva a ocurrir lo sucedido.

Ahora bien, lo del exceso de horas extra no es nada extraño en Japón, que en el año 2016 elaboró un informe que afirmaba que prácticamente una cuarta parte de la población activa superaba las 80 horas extra al mes.

Hace tan solo uno meses, el gobierno de este país aprobó un paquete de medidas de emergencia que tenían como finalidad evitar nuevos casos como el de Miwa Sado. En este país, en el año 2015, al menos se suicidaron 2.159 personas. De las cuales 675 de ellas decidieron poner fin a su vida a causa del agotamiento, según datos del Ministerio de Trabajo de Japón.

Hikikomori, un trastorno característico del país nipón

La cultura japones es muy exigente, y los problemas psicológicos de los habitantes de este país son muy frecuentes. El exceso de trabajo es algo muy común en el país nipón, pero también lo es la exigencia en la mayoría de ámbitos de la vida de los japones, por ejemplo los estudios (incluso en edades tempranas).

Uno de los trastornos de los que se ha hablado más en los últimos años es el Hikikomori. Si quieres saber de qué trata, puedes leer nuestro artículo: “Hikikomori: jóvenes encerrados permanentemente en su habitación”.