Amedeo Avogadro: biografía y aportes de este físico y químico italiano

Resumen de la vida de Amedeo Avogadro, uno de los físicos y químicos más influyentes de la Historia.

Mario Arrimada

Mario Arrimada

Amedeo Avogadro

Amedeo Avogadro es conocido por la fórmula que desarrolló y a la que dio su nombre, la ley de Avogadro, basada en que cuando diferentes sustancias en estado gaseoso, al encontrarse en idénticas medidas de temperatura y de presión, también contienen la misma cantidad numérica de moléculas.

Además de desempeñar una extensa labor docente e investigadora, Avogadro estuvo ligado a la política en su país, lo que repercutió en la pérdida de su cátedra en la Universidad de Turín, donde trabajó durante varios años.

Aquí haremos un repaso a la vida de este investigador a través de una biografía de Amedeo Avogadro, y también se comentarán sus principales aportaciones a la ciencia.

Breve biografía de Amedeo Avogadro

Lorenzo Romano Amedeo Carlo Avogadro, el conde de Quaregna y Cerreto, más conocido como Amedeo Avogadro, nació en Turín el 9 de agosto de 1776. Era el hijo de un magistrado llamado Filippo Avogadro.

Formación académica

En 1796 Amedeo Avogadro se licenció en derecho canónico, siguiendo los pasos de su padre, y después se inscribió como abogado en la ciudad de Turín.

No obstante, su trabajo no le apasionaba, mientras que sí lo hacían las matemáticas y la física, materias a las que se dedicaba por su cuenta. Por ese motivo, decidió comenzar sus estudios de física y matemáticas en el año 1800.

En el año 1809, a sus 33 años, consiguió un puesto como profesor de física en el Colegio Real, un liceo de educación secundaria ubicado en Vercelli, una ciudad situada en el norte de Italia.

Estando en Vercelli combinó la docencia con la labor de investigador, llegando a descubrir que cuando se combinaban dos volúmenes de gas hidrógeno con un volumen de gas oxígeno se producían dos volúmenes de vapor de agua.

Etapa de gran desarrollo como científico: descubrimiento de la ley de Avogadro

Mientras Amedeo Avogadro continuaba su labor como profesor de física en el Colegio real, no paró de investigar y en 1811 elaboró una hipótesis que varios años después se hizo célebre dentro de la comunidad científica, nombrada como la ley de Avogadro, que será explicada con mayor detalle más adelante.

Posteriormente, envió la memoria sobre su teoría de la ley de Avogadro al Journal de Physique, titulado “Ensayo sobre una forma de determinar las masas relativas de las moléculas elementales de los cuerpos, y las proporciones según las cuales entran en estas combinaciones”.

Cabe destacar que dicho ensayo no llegó a tener la importancia merecida hasta 50 años más tarde, sobre todo gracias a la obra del químico italiano Cannizzaro, quien dio a conocer la teoría de Avogadro en un Congreso de químicos en 1860 en Karlsruhe (Alemania), siendo el principio reformista de Cannizzaro, lo que supuso la implantación de un concepto y también de un método fiable para poder determinar los pesos atómicos, así como las correspondientes fórmulas de composición de las sustancias.

En aquella época, al exponer la teoría que había desarrollado tuvo que sortear diversas dificultades, siendo una de ellas la gran confusión que había para diferenciar átomos y moléculas, de manera que hizo una gran contribución al aclarar las diferencias que hay entre estos dos conceptos.

Si bien es cierto que no llegó a utilizar la palabra átomo en sus investigaciones, debido a que las palabras átomo y molécula eran consideradas como sinónimos, Avogadro diferenció tres clases de moléculas, siendo una de ellas denominada como molécula elemental, que es la que hoy en día se conoce como un átomo, dejando de esta manera un primer paso en la clarificación entre átomos y moléculas.

Biografía de Avogadro

En 1814, Avogadro publicó su “Memoria sobre las masas relativas de las moléculas de los cuerpos simples, o densidades esperadas de su gas, y sobre la constitución de algunos de sus compuestos, para servir seguidamente como ensayo sobre el mismo sujeto”, cuya investigación versaba sobre la densidad de los gases.

En lo que respecta a su vida personal, en el año 1815, Avogadro contrajo matrimonio con Felicita Mazzé; juntos tuvieron seis hijos.

Primera etapa como profesor de física en la Universidad de Turín

Tras ejercer como profesor de física en el Colegio real de Vercelli durante 11 años, en 1820, Avogadro dejó de dar clase en este centro de educación secundaria, consiguiendo un puesto como profesor de física en la reconocida Universidad de Turín, lugar en el que poco después se convertiría en el primer catedrático de física matemática (conocida en aquellos tiempos como física sublime).

Al año siguiente de comenzar en la Universidad de Turín (1821), Avogadro publicó una memoria llamada “Nuevas consideraciones sobre la teoría de las proporciones determinadas en las combinaciones, y sobre la determinación de las masas de las moléculas de los cuerpos” y poco tiempo después publicó “Memoria sobre la forma de incluir los compuestos orgánicos en las leyes ordinarias de las proporciones determinadas”.

Fuera del contexto académico, Avogadro formó parte de los movimientos de revolución política que se opusieron contra el rey de Cerdeña, causando que perdiera su cátedra en la universidad en 1823, conservando únicamente una modesta pensión y el título de profesor emérito.

Restitución en la Universidad de Turín y culmen de sus obras científicas

En 1833 Avogadro consigue recuperar su antiguo puesto en la Universidad de Turín, gracias a su gran labor como investigador, por la cual sus trabajos estaban empezando a destacar.

Es en el año 1941 cuando Amedeo Avogadro publica sus trabajos científicos agrupados en 4 cuatro volúmenes titulándose “Fisica dei corpi ponderabili, ossia Trattato della costituzione materiale di' corpi” (Física de los cuerpos ponderables o tratado sobre la constitución material de los cuerpos), sirviendo estas investigaciones para el desarrollo de leyes, hipótesis y teorías de autores posteriores a Avogadro.

En 1850 finalizó su trayectoria de catedrático en la Universidad de Turín y, seis años más tarde, falleció en su ciudad natal, Turín, a los 79 años.

Descubrimientos de Amedeo Avogadro

Estas son las principales contribuciones científicas de Amedeo Avogadro.

Ley de Avogadro

Para elaborar su teoría, Avogadro siguió la teoría atómica de John Dalton acerca de los vectores de movimiento en una molécula.

Las investigaciones de Dalton consisten en fijar la importancia que tenían los pesos atómicos, es decir, el peso relativo que tienen las partículas que componen los cuerpos. Es por ello, que la teoría de Dalton para calcular los pesos atómicos supuso una gran avance para la ciencia y permitió que otros científicos avanzaran en base a su descubrimiento.

A través del cálculo del peso de los átomos, John Dalton además pudo desarrollar la ley de proporciones múltiples, que fue respaldada por el el físico y químico francés Louis Joseph Gay-Lussac, se basa en que cuando se combinan dos o más elementos para crear distintos compuestos, una vez dada la masa inamovible de uno de los compuestos, la masa del otro compuesto se combinan con dicha masa inamovible, y la segunda tiene como relación números canónicos e indistintos.

En base a la teoría de Dalton, Avogadro desarrolló una manera de calcular de manera simple la masa de las moléculas de cuerpos que tienen la posibilidad de pasar a un estado gaseoso y la cantidad numérica que hay de esas moléculas.

Su hipótesis al respecto decía que cuando unos gases distintos tienen el mismo volumen y están a una temperatura y condiciones de presión similares, el número de moléculas que contienen es el mismo.

Número de Avogadro

El número de Avogadro, denominado en la actualidad como constante de Avogadro, se utiliza en química para designar al número de partículas que constituyen una sustancia, siendo comúnmente moléculas o átomos, que se pueden hallar en la cantidad de un mol de dicha sustancia.

Se trata de un factor de proporción que permite relacionar la masa molar de una sustancia (es la magnitud física que permite definir la masa de dicha sustancia por la unidad de cantidad de sustancia, expresándose en kg/mol) y la masa que está presente en una muestra.

  • Avogadro, A. (1811). Essay on a Manner of Determining the Relative Masses of the Elementary Molecules of Bodies, and the Proportions in Which They Enter into These Compounds. Journal de Physique, 73, pp. 58-76.
  • Morselli, M. (1984). Amedeo Avogadro: A Scientific Biography. Holland: D. Reidel Publishing Company.
  • Moore, F.J. (1918). A History of Chemistry. Nueva York: McGraw-Hill Book Company.
  • Muñoz, R. y Bartomeu, J. R. (2003). La historia de la ciencia en los libros de texto: la(s) hipótesis de Avogadro. Enseñanza de las ciencias, 21 (1), pp. 147-159.
Mario Arrimada

Mario Arrimada

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados