Delirio de referencia: qué es, cómo nos afecta y trastornos que lo causan

Los delirios de referencia están entre los síntomas de la esquizofrenia y otros trastornos mentales.

Delirios de referencia

Los trastornos psicóticos son problemas mentales que alteran cómo percibimos la realidad. La esquizofrenia y otros trastornos de este tipo pueden manifestar delirios, síntomas muy comunes en los cuadros psicóticos.

Los delirios de referencia son un tipo de manifestación psicótica, aunque pueden darse en otros trastornos más allá del espectro de la esquizofrenia. Los pacientes que lo padecen creen que lo que sucede en el mundo va con ellos, que lo que dicen y hacen los demás tiene relación con ellos.

En este artículo vamos a profundizar sobre el delirio de referencia, cuáles son sus características, posibles causas y tratamiento.

¿Qué son los delirios de referencia?

Nadie percibe la realidad tal como es. Todas las personas tenemos sistemas de creencia que nos hacen interpretar el mundo a través de un filtro que la distorsiona. Nuestros sistemas de creencias nos impiden ser del todo objetivos, haciéndonos víctimas de múltiples distorsiones y sesgos cognitivos que explican por qué dos personas son capaces de ver cosas diferentes a partir de un mismo estímulo. Esto no es patológico, sino parte de la condición humana.

No obstante, hay unos límites. A pesar de interpretar el mundo bajo una lente personal que todo lo cambia, lo normal es que no se aleje demasiado de la realidad misma. El caso contrario es tener una percepción delirante de las cosas. Cuando hablamos de delirios nos referimos a una serie de creencias que alteran la percepción de forma patológica. Como no se basan en la realidad, los delirios no son compartidos dentro de la cultura y grupo social del paciente, lo cual hace que destaque, y no para bien.

En el delirio de referencia o autorreferencial, el foco es el propio paciente. La persona que manifiesta esta distorsión de la realidad cree que las situaciones externas, como el comportamiento de los demás, se relacionan con él. Puede llegar a pensar que las personas le envían mensajes ocultos a través del lenguaje corporal, que la gente cuchichea ante su presencia. Hay casos de personas que piensan que vallas publicitarias, anuncios de televisión o noticias de diario están hechos para enviarle un mensaje.

Generalmente los delirios son un síntoma de trastornos mentales pertenecientes al espectro de la esquizofrenia, aunque también pueden darse en otros trastornos con o sin sintomatología psicótica. En el caso del delirio de referencia, este puede agravarse y convertirse en todo un trastorno en sí mismo, el trastorno delirante.

Manifestaciones del delirio de referencia

El delirio de referencia comparte con el resto de delirios las siguientes manifestaciones:

  • Alucinaciones de contenido delirante
  • Estado afectivo en consonancia con la temática delirante
  • Ausencia de juicio de problema psicológico
  • Varias áreas vitales afectadas en función del contenido del delirio

Si bien los delirios se consideran patológicos, pueden darse como un síntoma aislado. Es decir, que no necesariamente tienen que venir acompañados de un trastorno mental en su extensión, con lo cual puede haber ausencia de otros síntomas psicóticos ni deterioro en la actividad psicosocial del individuo. No obstante, de agravarse sí que se podría acabar presentando un trastorno grave como la esquizofrenia u otros psicóticos.

En el caso concreto del delirio de referencia, la manifestación que lo diferenciaría del resto es, como hemos comentado, la idea delirante de que todo lo que sucede en la vida del sujeto tiene que ver con él. Es decir, la temática delirante de este problema es la atribución personal errónea a la propia persona, que todo lo que ocurre va con él o ella.

Causas de los delirios de referencia

Como otros tipos de delirios, en caso de no detectarse pronto y tratarse tempranamente, su curso es crónico. Se empieza con la sospecha de que todo lo que pasa a su alrededor tiene que ver con él o ella y, con el paso del tiempo, se constituye un delirio con ideas tales como que están tratando de comunicarse con el paciente a través de la televisión, la radio o, incluso, productos del supermercado.

El delirio de referencia tiene poca prevalencia. Los datos apuntan a que se encontraría entre el 0,03 y el 1% de la población, siendo más común en mujeres que en hombres. Como sucede con los demás delirios, y siendo este un rasgo útil en el diagnóstico diferencial con otros trastornos del espectro psicótico, su aparición es tardía Suele aparecer a partir de los 40 años.

Causas de este delirio

No se conoce una causa clara que explique la aparición de los delirios de referencia. Al igual que con el resto de delirios y, también, de trastornos mentales en general, se asume que debe ser el resultado de la interacción entre aspectos hereditarios y ambiente a partes iguales.

No obstante, que no se conozca la causa exacta no significa que no se conozcan factores de riesgo para manifestar este delirio. Entre tales factores se considera que estarían el consumo de drogas y sustancias psicoactivas, antecedentes de episodios delirantes y historial familiar de trastornos mentales, especialmente si son trastornos psicóticos o que contienen síntomas psicóticos, como los siguientes:

  • Esquizofrenia
  • Trastorno esquizofreniforme
  • Trastorno esquizoafectivo
  • Trastorno delirante
  • Trastorno psicótico breve
  • Trastorno psicótico compartido (Folie à deux)
  • Trastorno psicótico por enfermedad médica
  • Trastorno psicótico por intoxicación de sustancias
  • Trastorno bipolar
  • Depresión unipolar
  • Demencia

@image(id)

Una investigación sobre este fenómeno psicológico

Un estudio que llama la atención con respecto a este delirio es el llevado a cabo por el grupo de Mahesh Menon y colegas en 2011. En su investigación se concluyó que las estructuras de la línea media cortical, las regiones subcorticales, la amígdala y el cuerpo estriado están implicadas en la aparición del delirio de autorreferencia. En su trabajo se encontró que las personas que presentan tal delirio muestran una mayor activación en estas áreas cerebrales.

Además, estos mismos autores vieron que los pacientes con delirio de referencia no mostraban un patrón de activación diferencial cuando recibían información sobre ellas e información contraria. Es decir, su cerebro tenía problemas para diferenciar la información que iba dirigida a estos pacientes de la que no. Esto ha servido como explicación neurológica de la tendencia de los pacientes con este delirio de interpretar las conductas de los demás o situaciones cotidianas como algo que va con ellos.

Tratamiento

Cuando el delirio de referencia es un síntoma de otro trastorno o causado por una enfermedad médica, el tratamiento se orienta en intervenir sobre la patología que lo ha provocado. Es decir, si por ejemplo el paciente presenta delirios asociados a la esquizofrenia, el tratamiento principal estará enfocado en tratar ese trastorno.

La principal vía terapéutica es la farmacológica, en concreto usando antipsicóticos. Añadida a ella, también se usa la terapia psicológica, siendo los tratamientos de tipo cognitivo-conductual los que más eficaces se han mostrado para el abordaje terapéutico de los delirios y otros síntomas psicóticos.

En el caso concreto del delirio de referencia, se usan herramientas como la reestructuración cognitiva y la confrontación, con el objetivo de conseguir que aumente el juicio racional del paciente hacia sí mismo e intentar, también, desmontar las creencias que han fundamentado su particular idea delirante.

  • American psychiatric association, (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM – 5. Madrid, España. Editorial médica panamericana.
  • Belloch, A., Sandín, B., Ramos, F., (2009). Manual de psicopatología, volumen II. Madrid. McGraw Hill / Interamericana de España, S.A.U.
  • Carlson, N. R. (2014). Fisiología de la conducta. Madrid. Pearson Education, S.A.
  • Menon, M., Schmitz, T. W., Anderson, A. K., Graff, A., Korostil, M., Mamo, D., ... & Kapur, S. (2011). Exploring the neural correlates of delusions of reference. Biological psychiatry, 70(12), 1127-1133.
  • Turley, D., Drake, R., Killackey, E., & Yung, A. R. (2019). Perceived stress and psychosis: The effect of perceived stress on psychotic‐like experiences in a community sample of adolescents. Early intervention in psychiatry, 13(6), 1465-1469.

Artículos relacionados