¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Querulancia: qué es, síntomas, y tratamiento

Veamos qué es la querulancia y sus características cuando es causada por una psicopatología.

Querulancia

“Querulante” es un término que proviene del latín “querulus” que significa “que se queja”. Con esta terminología podemos hacer referencia a un individuo sin problemas de salud mental que muestra una tendencia a buscar un pleito, yasea mediante un enfrentamiento en el ámbito de la justicia o no.

Por otro lado, también podríamos hacer referencia a otra persona que presenta una reacción hostil y patológica por considerarse agraviada, y siente que le da demasiada importancia al perjuicio causado.

Así pues, veamos qué es la querulancia desde la perspectiva de la psicología y la psiquiatría y por qué puede llegar a ser una psicopatología que merece ser tratada por un profesional de salud mental.

¿Qué es la querulancia?

La querulancia no patológica (podría ser llamada también “normal”) tiene que ver con la actitud de un individuo persistente, obstinado y terco por querer siempre tener la razón o querer siempre salirse con la suya.

En estos casos, la acción y postura del sujeto querulante alcanza siempre una intensidad que es limitada, sin llegar a ser desbordante o perjudicial y existe una instancia en la que le pone un freno a la situación y hace que se detenga la escalada del enfrentamiento.

Este control o límite no sucede de la misma forma en una persona con querulancia patológica. Y es que en casos extremos, la persona querulante puede llegar a serlo a causa de un trastorno mental.

El DSM-5 es un manual diagnóstico y estadístico que se va actualizando con el pasar de los años, el cual clasifica los trastornos mentales que existen y detalla sus sítomas típicos. Dentro del manual se entiende que el delirio querulante queda dentro de un delirio persecutorio sin hacer mención conceptual al mismo, anteriormente en los manuales de versiones anteriores sí aparece puntualmente el término de paranoia querulante con su marco conceptual; sin embargo, en el DSM-5 ya no sucede esto.

Querulancia patológica

¿Trastorno psicótico, trastorno querulante, trastorno paranoide querulante, o delirio querulante? Todos los nombres hacen referencia a la misma patología. De acuerdo a la clasificación del DSM-IV, la idea central del sujeto que lo padece tiene que ver con la creencia de se ha sido engañado, espiado, seguido, calumniado, perseguido, o saboteado en relación a sus metas a largo plazo.

Usualmente, el centro de la idea delirante es alguna injusticia que debe ser modificada mediante una acción legal y la persona que lo padece puede tener repetidos intentos por obtener una satisfacción apelando a los órganos institucionales que imparten justicia. Las personas que han desarrollado esta alteración son irritables y pueden reaccionar violentamente hacia aquellas personas que creen que les están provocando o haciendo daño.

¿Qué es la querulancia desde el enfoque psiquiátrico?

La querulancia desde el enfoque de la psiquiatría es una característica mental de los individuos que padecen de delirio querulante.

El querulante o querellante patológico es un tipo de persona que necesita una atención psiquiátrica, pues es un sujeto que presenta denuncias, quejas, acusaciones y contenciosos legales de manera constante, siendo una persona problemática para los entes encargados de administrar justicia y para quienes la rodean.

Dicho de otro modo, la querulancia es una característica más de la conducta del sujeto y puede ser un rasgo patológico que puede darse en un trastorno de la personalidad, o diversos trastornos mentales. Es decir, no se trata de un trastorno mental, sino de uno de sus efectos.

La paranoia querellante

El CIE 10 es un manual de clasificación de enfermedades físicas y mentales elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y clasifica a la paranoia querellante con el código (F22.8).

Vale precisar que el manual diagnóstico y de clasificación del CIE y DSM consideran a esta alteración mental dentro de sus manuales diagnósticos y de clasificación. Eso sí, existe un poco de variación en todo caso al ponerle nombre, como ya hemos ido viendo al hacer un repaso a los diferentes apelativos que se emplean para llamar al mismo fenómeno.

El trastorno paranoide querulante

Por otro lado, el trastorno paranoide querulante es una dificultad psiquiátrica y psicológica que está dentro de los trastornos paranoides de la personalidad. Puede que en otros diversos trastornos de la personalidad se pueda dar querulancia; sin embargo, no es tan acentuada en estas psicopatologías, primando el trastorno específico.

Esta forma de presentación de la querulancia ha sido catalogada por diversos autores desde la óptica del derecho, dentro de las psicopatologías jurídicas, que consiste en un conjunto de comportamientos disfuncionales del individuo motivados por un trastorno mental, y que ocasionan una considerable incidencia en la administración de justicia.

Características de una persona con trastorno querulante

Estas personas presentan un patrón de suspicacia y desconfianza, de manera que consideran que ellas siempre son "los buenos", y todo lo que sucede o pertenece al exterior es catalogado como malo, injusto. Estas personas presentan problemas en sus relaciones laborales, sociales, personales y familiares, luchar por la supuesta causa justa puede llevarlos a situaciones reales y extremas como perder su empleo, abandono de obligaciones familiares, entre otras.

¿Quiénes sufren el delirio del querulante? En su mayoría son personas que son vistas como soberbias, y que recurren con mucha frecuencia e insistencia a los tribunales que imparten justicia, desbordando el sentido común. Sumado a ello, estas personas “pleitómanas” dedican sus ganas, tiempo y dinero a intentar hacer que prevalezca su punto de vista, lo cual no es rentable.

Este cuadro, por la naturaleza de su complejidad, no tiende a presentarse en niños ni adolescentes. El grupo poblacional que mayormente lo presenta son adultos.

Querulancia y psicología judicial

En casos de material legal, podemos identificar sentencias de incapacidad limitada, siendo estas justificadas por la presencia de un delirio querulante, que privan al paciente la capacidad de poder obrar en juicios jurisdiccionales y en pleitos o reclamos administrativos.

En casos así se nombra a un especialista para poder tratar esta psicopatología, y a su vez se busca que el paciente reciba el tratamiento indicado.

Muchos pacientes que tienden a tener estas dificultades presentan autolesiones en forma de amenaza, huelgas de hambre, denuncias de todo tipo a instancias gubernamentales e incluso son agresivos con todos aquellos trabajadores que pertenecen a una entidad que imparte justicia.

Tratamiento

Estas personas con trastorno paranoide querulante merecen una evaluación mental por un profesional de la salud mental, ya sea un médico psiquiatra o un psicólogo clínico. No obstante, es importante precisar que estas personas son poco abiertas y es difícil animarlas a pasar por un tratamiento psicoterapéutico. Sumado a ello, la gran mayoría de pacientes que padecen este cuadro tienen un gran complejo que dificulta poder reformar, cambiar o transformar sus esquemas mentales.

Es importante que la persona que padece esta alteración pase por un tratamiento y seguimiento por parte de los profesionales que están capacitados y especializados en poder promover la mejora de su salud mental. Principalmente, el psicólogo jugará un papel muy importante en el tratamiento de esta dificultad. El psiquiatra también dará apoyo por medio del tratamiento farmacológico. Juntos, estos dos profesionales deben realizar un trabajo interdisciplinario que vaya más allá de mitigar los síntomas.

  • AA.VV. (2014). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Barcelona: Masson.
  • Pio Abreu, J. L. (2008). Cómo volverse loco. Barcelona: Paidós, 2008.

Bachiller En Psicología

Ayrton Reyes Guerrero es Bachiller en Psicología, cursando una maestría en Psicología Clínica y de la Salud en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Lima, Perú. Cuenta con diversos cursos de formación, como Conducta Responsable en Investigación y diplomados especializados en Técnicas de Modificación Conductual en Niños y Adolescentes; y Gestión de Recursos Humanos.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados