Trastorno adaptativo en niños y adolescentes: qué es, síntomas y tipos

Veamos cómo es el trastorno adaptativo en niños y adolescentes, con sus síntomas y tipos.

Iratxe López

Iratxe López

¿Cómo es el trastorno adaptativo en niños y adolescentes?

Cuando un adulto atraviesa un cambio importante en la vida, se espera que se adapte y continúe con su vida después de atravesar un período de adaptación. Lo mismo ocurre con los niños y adolescentes que sufren cambios importantes en sus vidas: se espera de ellos que se adapten de manera adecuada.

Sin embargo, al igual que algunos adultos pueden mostrar dificultades para adaptarse a las nuevas circunstancias, los niños y adolescentes también pueden tener dificultades para acostumbrarse a los nuevos cambios.

En este artículo hablaremos sobre el trastorno de adaptación en niños y adolescentes. En primer lugar, veremos qué es el trastorno adaptativo, cuáles son sus síntomas y, por último, los subtipos.

¿Qué es el trastorno de adaptación infantil y adolescente?

Un trastorno de adaptación es una reacción emocional o conductual poco saludable a un evento o cambio estresante en la vida de una persona. La respuesta ocurre dentro de los tres meses posteriores al evento estresante.

Algunos eventos que pueden provocar este problema en un niño o adolescente son:

  • Una mudanza
  • Cambiar de colegio o instituto
  • Muerte de uno o ambos progenitores, hermano, abuelo u otra persona importante para el niño o adolescente
  • Divorcio o separación de los progenitores
  • Muerte de una mascota
  • Nacimiento de un nuevo hermano o hermana
  • Una enfermedad repentina en el niño o en un miembro de la familia
  • Una enfermedad crónica en el niño o en un miembro de la familia

En la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) se describe el trastorno de adaptación como "la presencia de síntomas emocionales o conductuales en respuesta a un factor estresante identificable que ocurre dentro de los tres meses posteriores al inicio del factor estresante". Además de la exposición a uno o más factores estresantes, deben estar presentes los siguientes criterios:

  • La angustia experimentada es mayor de lo esperable en respuesta al factor estresante.
  • Los síntomas deben ser clínicamente significativos.
  • La angustia y el deterioro están relacionados con el factor estresante y no son una escalada de un trastorno de salud mental existente o parte de un duelo normal.
Problemas de la parentificación

Síntomas del trastorno de adaptación

El trastorno de adaptación afecta a muchos niños y adolescentes, por lo es importante identificar los síntomas de este trastorno y ayudar al niño o adolescente que lo esté sufriendo. Solo de esta manera podrá recibir el tratamiento más adecuado.

Es importante tener en cuenta que los niños y adolescentes suelen tener síntomas diferentes a los de los adultos. La diferencia principal es que los niños y adolescentes suelen tener más síntomas que afectan al comportamiento fácilmente observable, como por ejemplo portarse mal. Los adultos, en cambio, tienen más síntomas depresivos.

Los síntomas del trastorno de adaptación pueden incluir ansiedad intensa, disminución de la autoestima, deterioro de las habilidades de afrontamiento, irritabilidad, peleas con compañeros, aislamiento de familiares y amigos y tendencia a faltar al colegio o instituto, entre otros.

Del mismo modo, los niños con trastorno de adaptación pueden tener problemas para dormir o episodios recurrentes de llanto. También pueden experimentar episodios de ansiedad o depresión.

Los adolescentes con un trastorno de adaptación, por el contrario, tienen mayor probabilidad de desarrollar depresión y ansiedad crónica. Muchos adolescentes consumen drogas o alcohol para afrontar el estrés o la ansiedad. Sin embargo, el uso regular de este tipo de sustancias puede enmascarar un problema de salud mental que es necesario atender.

Además, el trastorno de adaptación interfiere en el funcionamiento diario de la persona, es decir, que el niño o adolescente no puede funcionar de manera adecuada en alguna de las áreas de su vida (escolar, social, familiar...). En este punto es importante señalar que cada niño y adolescente puede experimentar los síntomas de manera diferente, por lo que la ayuda de un profesional de la salud mental será imprescindible para realizar un diagnóstico adecuado.

Tipos de trastornos de adaptación

Hay seis subtipos de trastornos de adaptación diferentes. Cada uno de los subtipos se basa en los síntomas principales experimentados. A continuación se enumeran los subtipos, así como, los síntomas más comunes de cada uno de ellos:

  • Trastorno adaptativo con estado de ánimo deprimido: el niño o adolescente se siente deprimido, llora frecuentemente y manifiesta sentimientos de desesperanza.
  • Trastorno adaptativo con ansiedad: los síntomas pueden incluir nerviosismo, preocupación y miedo a separarse de las principales figuras de apego.
  • Trastorno adaptativo con ansiedad y estado de ánimo deprimido: combinación de síntomas de los dos subtipos anteriores (estado de ánimo deprimido y ansiedad).
  • Trastorno adaptativo con alteración de la conducta: los síntomas incluyen la violación de los derechos de los demás y violación de las normas y reglas sociales.
  • Trastorno de adaptación con alteración mixta de las emociones y la conducta: el niño o adolescente tiene una combinación de síntomas de todos los subtipos anteriores, es decir, presenta estado de ánimo deprimido, ansiedad y alteraciones de la conducta.
  • Trastorno adaptativo no especificado: el menor tiene reacciones a eventos estresantes que no encajan en uno de los subtipos anteriores. Estos pueden incluir comportamientos como retraimiento social.

Tal y como hemos visto a lo largo del artículo, las consecuencias del trastorno de adaptación para niños y adolescentes son graves. Por ello, es importante prestar atención a cómo los niños y adolescente se adaptan (o no) a eventos estresantes.

Artículos relacionados