La poesía es una de las artes más antiguas y conocidas, siendo desde la antigüedad una manera de expresar y proyectar las emociones y pensamientos que la contemplación de la realidad generan.

En este arte se utilizan las palabras para generar una imagen mental y emocional, a menudo buscando que el ritmo, el sonido y/o los conceptos y significados empleados expresen de forma rítmica y melodiosa las reflexiones del poeta.

Existen diferentes figuras o recursos literarios que permiten embellecer estas composiciones, y que tienen aplicaciones tanto en poesía como en el uso habitual y en sentido figurado del lenguaje: aliteraciones, elipsis, hipérbaton, metáforas, analogías y alegorías son ejemplos de ello. Sin embargo algunas de ellas, como por ejemplo las tres últimas, presentan muchas semejanzas entre sí siendo en ocasiones confundidas.

Es por ello que para ayudar a distinguirlas a lo largo de este artículo vamos a comentar las principales diferencias entre metáfora, analogía y alegoría.

¿Qué son las metáforas, las analogías y las alegorías?

Metáforas, analogías y alegorías son figuras literarias o retóricas, las cuales sirven para dotar al lenguaje de expresividad y belleza además de producir diferentes efectos al sugerir un significado no literal de las palabras empleadas. Pero antes de poder profundizar en las diferencias entre conceptos tan parecidos resulta relevante establecer una pequeña descripción de cada una de ellas.

Definición de metáfora

Entendemos por metáfora a una de las figuras literarias más conocidas en la cual se emplea un concepto o palabra concreta en sustitución y representación de otra, con la cual mantiene algún tipo de relación de semejanza o alguna propiedad común que resulta representativa de ambos términos. Se identifica el concepto al que queremos referirnos con otro diferente, el cual es emitido en sustitución.

Definición de analogía

La analogía es otra figura retórica que, al igual que la anterior, establece una relación entre dos conceptos o palabras, realizando una comparación en base a alguna característica o parecido con el fin de hacer ver la relación de semejanza. Más que entre entes, cosas u objetos, la comparación se establece entre dos atributos. En realidad, la analogía puede llegar a incluir metáforas o alegorías.

Definición de alegoría

En lo que respecta a la alegoría, esta figura literaria emplea una sucesiva cadena de metáforas interrelacionadas entre sí para formar una imagen explícita de tal manera que se forma una evidencia clara de una idea, generalmente abstracta.

Principales diferencias entre estos conceptos

Aunque son muy semejantes entre sí, las analogías, metáforas y alegorías presentan algunas diferencias que permiten distinguirlas y valorar su existencia por separado.

A continuación se indican las principales diferencias entre estas figuras literarias.

1. Nivel de especificidad

Aunque analogías, metáforas y alegorías son figuras diferentes, lo cierto es que las alegorías suelen incluir sucesiones de metáforas y que las analogías pueden llegar a formarse a partir de estas.

E, incluso, podemos considerar que las alegorías puede incluir o formarse a partir de analogías. De esta manera, aunque por lo general todas las metáforas partes de algún tipo de analogía, no toda analogía tiene forma de metáfora.

2. Comparación o sustitución

Una de las características más fácilmente visibles que diferencia una de otras la encontramos en que mientras la analogía establece una comparación sin necesidad de cambiar los conceptos en sí, la metáfora directamente sustituye el término real con el de aquel que se compara.

3. Extensión necesaria para su comprensión

Otra característica en la que estas figuras retóricas difieren se encuentra en la distinta longitud o duración necesaria para comprender los conceptos a los que se hace referencia.

La metáfora suele ser breve y poder comprenderse por sí misma, al igual que la analogía. Sin embargo, siendo la alegoría una sucesión de metáforas, no puede comprenderse si no incluye diferentes fragmentos a lo largo de una composición.

4. Nivel de sutileza y de abstracción

Otra de las diferencias entre estas figuras puede hallarse en el nivel de abstracción o logicidad requeridas para entenderlas.

Por norma general las analogías son representaciones de asociaciones lógicas que indican un tipo de semejanza entre dos elementos, mientras que las metáforas y las alegorías tienden a requerir un esfuerzo mental más imaginativo y sutil al soler hacer referencia a elementos más abstractos, como la muerte o el amor, o a una relación entre conceptos en base a una característica común, como la brillantez, vivacidad o color.

Ejemplos de cada uno de los tres conceptos

De cara a ayudar a hacer ver qué es cada uno de estos conceptos y visualizar mejor sus diferencias, a continuación vamos a mostrar una serie de ejemplos de cada uno de ellos.

  • En el caso de las metáforas, podemos encontrar ejemplos como "las perlas de tu boca” para referirse a los dientes y su blancura o “tus dos luceros” para referirse a los ojos y su resplandor.

  • Entre las analogías, un ejemplo podrían ser “la vida es a la muerte así como el amor es al odio”, en el que se establece la analogía entre las relaciones vida-muerte y amor-odio debido a que en ambos casos estamos hablando de relaciones de oposición/complementariedad entre conceptos. Otro caso sería “alas son a pájaros como piernas a humanos”, en que en ambos casos se habla de las extremidades superiores tanto de aves como de humanos.

  • En lo que respecta a las alegorías, un ejemplo puede ser el siguiente fragmento de coplas de Jorge Manrique para hacer referencia al ciclo de la vida: “Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar. Partimos cuando nacemos andamos, mientras vivimos, y llegamos al tiempo que fallecemos así que cuando morimos descansamos“.

Referencias bibliográficas:

  • Black, M. (1954). Metaphor, Proceedings of the Aristotelian Society, 55, pp. 273–294.

  • Holyoak, K.J., and Thagard, P. (1995). Mental Leaps: Analogy in Creative Thought. Cambridge, MA, MIT Press.

  • Jakobson, Roman (1990). "Two Aspects of Language and Two Types of Aphasic Disturbances". In Linda Waugh; Monique Monville-Burston (eds.). On Language. Cambridge, MA: Harvard University Press.

  • Lakoff, George (1980). Metaphors We Live By. Chicago, IL: The University of Chicago Press.

  • Rudmin, Floyd W. (1991). "Having: A Brief History of Metaphor and Meaning". Syracuse Law Review.