Internet ha facilitado mucho las cosas, para bien y para mal. De la misma manera que podemos obtener información útil sobre cómo preparar una receta o ver vídeos de lindos gatitos, también podemos estremecernos con historias de miedo: los creepypastas.

Los creepypastas son historias que se han ido popularizando en los últimos años, convirtiéndose en un elemento muy interiorizado en la cultura adolescente, especialmente la de geeks, otakus y emos. Veamos qué son exactamente y algunos ejemplos.

¿Qué es un creepypasta?

La palabra “creepypasta” es un acrónimo de “creepy” (espeluznante, aterrador en inglés) y “copy-paste” (copiar y pegar), haciendo referencia a que son historietas que se comparten en las redes mediante un simple click. Son historias de terror en la mayoría de ocasiones cortas, aunque a veces se han hecho hasta libros de ellas, que son compartidas viralmente a través de páginas web, correos electrónicos, mensajes en aplicaciones de mensajería instantánea...

No siempre vienen escritas o en forma de narración, dado que algunos creepypastas se presentan en forma de imágenes, vídeos o videojuegos que supuestamente están malditos. También hay creepypastas sobre supuestos capítulos finales de series que nunca se dieron a conocer, o capítulos perdidos de series infantiles que, debido a lo turbio que eran, fueron celosamente escondidos por sus creadores para evitar controversias.

¿De dónde vienen?

De creepypastas hay a cientos, con lo cual los orígenes de cada uno de ellos son muy variados. Lo que sí tienen en común es el origen del género. Aunque el acto de contar historias de terror es algo que forma parte de la naturaleza humana, en forma de mitología o en forma de cuentos para aleccionar a los niños, el género creepypasta, empezó a tomar forma a finales de los 90 y fue durante la década de los 2000’ en el que se le dio el nombre. El término fue acuñado en el popular sitio web 4chan alrededor del 2006

Los primeras creepypastas se escribían de forma anónima, y eran textos que, o bien se publicaban rutinariamente en diferentes páginas web, o bien eran compartidas por correo electrónico. Muchos de los primeros creepypastas consistían en rituales, anécdotas personales y leyendas en torno a videojuegos, series de televisión o imágenes malditas. Las primeras creepypastas tenían que tener como elementos esenciales credibilidad y realismo, aunque, claro está, incorporándoles algo sobrenatural o tétrico.

Tras aparecer el término en 4chan, durante los últimos años de los 2000 y en la década siguiente el género tomó una forma más definida, ganando muchísima popularidad e, incluso, influyendo más allá del Internet. En 2008 se creó Creepypasta.com, la gran web referencia del género, en donde se compartían no solo los creepypastas más famosos, sino que también los usuarios podían compartir sus propias anécdotas, sirviéndoles como una especie de mega-foro de lo espeluznante. Dos años más tarde tomarían forma Creepypasta Wiki, la Wikipedia del género, y r/NoSleep, el foro de Reddit de referencia.

Tipos de creepypastas

Aunque si bien no hay una clasificación sistemática de los creepypastas, sí que se pueden englobar las historietas en diferentes tipos, de acuerdo a cuál es el elemento principal o el contexto que causa miedo.

1. Leyendas urbanas

El narrador cuenta una leyenda que da miedo, una historia acerca un extraño evento. Puede tratarse de algo que le sucedió al propio narrador o algo que le pasó a un amigo de un amigo de un amigo, siguiendo la fórmula de muchos creepypastas.

2. Diarios

La historia es contada como si fueran las páginas de un diario personal, siguiendo un orden cronológico o no. Esto le añade más realismo y hace que el lector se ponga en la piel de quien ha vivido los supuestos eventos.

3. Rituales

Los rituales suelen venir en forma de instrucciones, ya sea por correo electrónico o en imagen compartida en redes como Facebook y Twitter. Suelen indicar que se deben hacer unas acciones en concreto para evitar un misterioso mal y, por regla general, indican algo así como “compártelo con 10 conocidos o esta noche se te aparecerá el hombre del saco”.

4. Episodios perdidos

Los episodios perdidos son bastante recurrentes y, de hecho, casi ninguna serie se salva de tener algún supuesto episodio que no llegó a ver la luz. Se trata de capítulos que, por lo turbios que eran, los creadores decidieron no emitirlo, especialmente si la serie es infantil.

Lo curioso de este tipo de creepypasta es que son, en realidad, los más creíbles. Hay muchas series a las que se les atribuían episodios perdidos que eran creepypastas que, en realidad, existieron y, con el paso del tiempo, salieron a la luz.

Algunos ejemplos de ello lo tenemos en series como: Los Rugrats, El laboratorio de Dexter, Pokémon y otras series que todavía están por confirmar como Bob Esponja, Los Simpsons, Catdog...

5. Vídeos ocultos

Parecido al caso anterior, solo que los vídeos ocultos hacen referencia a vídeos colgados en plataformas como Youtube o Dailymotion que fueron censurados por lo gore que eran o porque se hacía algo muy perturbador.

6. Juegos malditos

Historias basadas en algún videojuego famoso que se dice que alguien modificó para que fueran realmente perturbadores, que estarían muy lejos de ser introducidos en un juego oficial de la misma saga.

Es sorprendente la cantidad de creepypastas sobre juegos de Pokémon que han sido modificados para que estén malditos: Pokémon Lost Silver, Pokémon Beta Zombie y la historia de los 151 cartuchos de Pokémon malditos son ejemplos.

También los existen de otros videojuegos populares, siendo el caso de Sonic con Sonic.exe o Tails Doll.

Algunos ejemplos

A continuación vamos a ver el resumen de seis famosos creepypastas.

1. Slenderman, el creepypasta más famoso

Quien está metido en el mundo de los creepypastas no puede considerarse un experto en el tema sin conocer EL creepypasta, el que se considera uno de los iniciadores del género: Slenderman, el hombre delgado. Originalmente esta historia apareció en los foros de Something Awful.

Slenderman es un hombre anormalmente alto y delgado, con apariencia fantasmagórica, sin nariz, ni boca, ni ojos. Posee unos tétricos brazos alargados que le sirven para ir raptando a niños, aunque también les sirve para matar a adultos y desquiciar a sus víctimas.

El creepypasta fue evolucionando hasta llegar al punto en el que el personaje tenía tentáculos y la capacidad de hacerse invisible, aunque se podía ver si se le enfocaba con algún aparato de grabación, como cámaras o teléfonos móviles. La popularidad de esta historieta es tal que ha salido del mundo de los foros de Internet para cobrar vida en videojuegos y en la gran pantalla, protagonizando una película de bajo presupuesto de Sony.

Pero, lamentablemente, no únicamente se transformó en algo de la ciencia ficción. En 2014 dos niñas de Wisconsin de 12 años, creyentes en Slenderman, queriendo ser sus acólitas, apuñalaron a una compañera hasta 19 veces. Aunque la niña pudo salvarse y las perpetradoras del crimen fueron condenadas a 65 años de cárcel, la historia da que pensar sobre la influencia de historietas sacadas de foros de miedo.

2. El suicidio de Calamardo

En 2010 se popularizó el creepypasta acerca de la existencia de un capítulo de Bob Esponja en el que se aseguraba que Calamardo (Squidward), el cascarrabias compañero de Bob en el Crustáceo Crujiente, cometía suicidio. El supuesto episodio perdido tenía, además, una atmósfera siniestra. Un fondo de ruidos perturbadores y desquiciantes acompañaban la historia, junto con imágenes de niños muertos.

La popularidad del creepypasta fue tal que muchos padres se preocuparon, pensando que la serie de la alegre esponja amarilla y cuadrada escondía algo mucho más siniestro. El escritor de la serie, Casey Alexander, tuvo que salir y desmentir este creepypasta para evitar que la caricatura fuera boicoteada por cientos de padres temerosos de lo que pudiera pasar.

Lo curioso es que los creadores de la serie supieron aprovechar, a modo de burla, este creepypasta. El creepypasta original venía acompañado de la imagen de Calamardo como poseído, con ojos realmente siniestro. En uno de los capítulos de la serie, perteneciente a la temporada 12, Calamardo abre una serie de puertas consecutivamente, las cuales le llevan a versiones alternativas de sí mismo, siendo una de ellas algo parecida a la imagen del creepypasta.

3. Polybius

Todo jugador de videojuegos debería conocer la tétrica historia del arcade Polybius. Se trata de un videojuego lanzado durante el 1981 en las salas de recreativas, en el que el jugador tenía que dirigir una especie de nave por un mundo lleno de colores y formas. Estos colores psicodélicos inducían a los jugadores a tener pesadillas, sentir estrés, perder la estabilidad mental e, incluso, suicidarse.

La historia se nutre de elementos conspiranoicos, asegurando que fue la CIA o el FBI quien creó este arcade para experimentar con la población. Al cabo de poco de salir, el juego sería totalmente eliminado.

Polybius ha hecho cameos en la vida real. Aparece en un capítulo de los Simpsons, en el que Bart está en unas recreativas. Además, fans han diseñado su propia versión del juego, asegurando que se ha hecho a imagen y semejanza del original. Existe incluso un Polybius para PlayStation 4 y PlayStation VR.

4. La melodía de Pueblo Lavanda

Todo fan de Pokémon que se aprecie conoce la historia de la música de Pueblo Lavanda. La historia cuenta que en las versiones originales de los dos primeros juegos de la saga, Verde y Rojo, lanzadas en Japón en 1996, la música de fondo de Pueblo Lavanda parecía tener notas que afectaban en la mente de los jugadores más pequeños.

Pueblo Lavanda es, dentro de la región de Kanto, un pueblo con una torre donde están enterrados cientos de Pokémon. La música del pueblo es siniestra, acompaña con lo solemne del lugar, pero, por lo visto, según esta historieta, en la versión original algo falló en la programación de la música que indujo al suicidio de cientos de niños.

La melodía tenía notas a frecuencias que solo podían oír los más pequeños, afectándoles, haciéndoles tener pesadillas, sangrado de nariz, dolores de cabeza, irritabilidad y, un clásico, tendencias suicidas. Los síntomas causados por los ritmos binaurales de tono alto de la canción fueron llamados como “Síndrome del Pueblo Lavanda”.

La historia original surgió en 4chan y se hizo viral a partir de allí. Realmente, no hay evidencias de que realmente sucediera esto. De hecho, la música de la beta de la primera generación de Pokémon se puede escuchar en Youtube y, aunque sinceramente hiere a los oídos, resulta difícil pensar que pueda inducir al suicidio. Además, teniendo en cuenta que supuestamente ocurrió en los primerísimos juegos de Pokémon resulta difícil pensar que la saga hubiera adquirido tanta popularidad con el paso del tiempo teniendo un tan mal inicio.

Lo que sí es verdad y se considera episodio perdido es el doblaje al inglés del capítulo "Dennō Senshi Porygon" de la serie de anime de Pokémon. En 1997 la emisión de este capítulo en la televisión nipona supuso el ingreso de cerca de 700 niños a causa de presentar ataques epilépticos. La razón de esto fue que en el capítulo habían flashes rápidos rojo-azul.

El incidente fue tan grave que la serie fue cancelada durante cuatro meses, y prohibiendo la aparición de Porygon, el pokémon protagonista del episodio. Cabe decir que, irónicamente, el culpable de los ataques epilépticos fue, realmente, la mascota de la franquicia, Pikachu.

5. El Ayuwoki

El Ayuwoki es seguramente el creepypasta más reciente más famoso, surgiendo en 2019 y teniendo su origen en los países de habla hispana. Se trata de un vídeo en el que aparece un autómata con la cara de Michael Jackson, subido a Youtube en 2009. La peculiaridad del vídeo es que ese Michael Jackson mecánico tiene una máscara muy distorsionada, y teniendo en cuenta que la cara del difunto cantante no era precisamente que inspirara confianza, su versión animatrónica mucho menos.

Los internautas se refirieron a él, más con un aire burlón que no con uno de miedo, como el Ayuwoki, siendo una transcripción propiamente españolizada de la frase ‘Annie are you okay?”, letra de la canción “Smooth Criminal”. La imagen se convirtió en meme, incluso siendo el tema de un vídeo del famoso youtuber venezolano Drossrotzank.

6. El experimento ruso del sueño

Otro de los creepypastas más famosos es el del experimento ruso del sueño. En él se asegura que durante los años 40 las autoridades soviéticas mantuvieron encerradas y despiertas a cinco personas durante dos semanas. Les impedían dormir introduciendo en la habitación un estimulante en forma de gas, pero sin privarlas de entretenimiento ni comida. Simplemente no les dejaban dormir.

Al principio del experimento todo bien, pero después empezaron a comportarse de forma salvaje, pidiendo que no dejaran de suministrarles gas y arrancándose las vísceras de cuajo.

Referencias bibliográficas:

  • Nadel, D. (2016). A Brief History of Creepypasta. TurboFuture. Consultado el 27 de marzo de 2020.
  • Roy, J. (2014). «Behind Creepypasta, the Internet Community That Allegedly Spread a Killer Meme». Time. Consultado el 27 de marzo de 2020.