¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 15 tipos de criptomonedas más importantes (y sus características)

Un resumen de los tipos de criptomonedas más importantes, y de sus funcionalidades.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Los 15 tipos de criptomonedas más importantes (y sus características)

Las criptomonedas se han puesto de moda, algo que se evidencia viendo cómo se han vuelto populares en las redes sociales y otros medios. Su gran auge y las suculentas ganancias que parece que dan algunas de estas monedas virtuales ha contribuido a su expansión.

Sin embargo, a pesar de su súbita fama, no a todo el mundo le queda muy claro qué son, cómo funcionan y cuántos tipos de criptomonedas hay. A continuación hablaremos un poco más a fondo sobre las criptodivisas y vamos a descubrir cuáles son los tipos de criptomonedas más conocidos.

Tipos de criptomonedas

Las criptomonedas se han vuelto muy populares, sobre todo a raíz de la inestabilidad económica del año 2020 por el COVID-19 y la aparente recuperación económica que ha traído consigo el 2021. El mundo de lo virtual ha ido ganando peso, y con él la inversión en activos que se alejan, en menor o mayor medida, de los mercados bursátiles clásicos.

Las criptodivisas o criptomonedas son una moneda digital o virtual diseñada para funcionar como un medio de intercambio, al igual que lo hace el dinero en la vida real. Estas monedas nos sirven para pagar por productos o servicios, funcionando para lo mismo que usamos el dinero físico.

Sin embargo, usar dinero virtual puede implicar riesgos, entre ellos el que sea hackeado y nos lo roben. Es aquí donde entra la criptografía en juego, que es la ciencia que se encarga de cifrar un mensaje de manera que este solo pueda ser leído por el receptor adecuado. Así pues, las criptomonedas son dinero digital que, mediante criptografía, es protegido para que llegue a su destino, sin ser interceptado ni robado por el camino.

La criptografía no únicamente es usada para asegurar que las transacciones de criptomonedas sean seguras, sino también para evitar que se creen nuevas unidades de estas criptodivisas. Así, podemos decir que las criptomonedas son entradas limitadas en una base de datos que nadie puede cambiar a menos que se cumplan ciertas condiciones.

El panorama de las criptomonedas es muy diverso. Cualquier persona que lo desee y entienda un poco sobre tecnología blockchain puede crear su propia criptodivisa con pocas dificultades, aunque esto no quiere decir que vaya a tener éxito. Que una de estas monedas se vuelva popular y sea usada por miles de personas depende más de la suerte y los medios que disponga su creador para patrocinarla que otros factores.

Sea como sea, es un hecho que el mercado de estas monedas está creciendo, habiendo en la actualidad unas 1.600 criptomonedas consideradas como mínimamente rentables, aunque se calcula que deben haber más de 10.000 de estas criptodivisas inventadas.

No obstante, las criptomonedas y tokens digitales que tienen significancia real pueden ser reducidas a una lista corta de 15, apareciendo en él las criptomonedas que son operadas lo suficiente como para tener liquidez significativa y que son las de mayor uso y popularidad.

Bitcoin

1. Bitcoin (BTC)

El Bitcoin fue creado en 2009 por Satoshi Nakamoto, un pseudónimo que bien podría ser el de una persona o un grupo de ellas puesto que su identidad verdadera jamás ha sido revelada. Creada con tecnología Blockchain, su objetivo original fue el de ser utilizada como un método de pago que no esté afectado por supervisión gubernamental, retrasos en las transferencias o tarifas de transacción.

Esta moneda es considerada la cripto original, la primera criptodivisa funcional jamás creada y su intención era la de ser una alternativa al sistema monetario tradicional, que en el mundo de las criptos se conoce como “monedas flats”.

Los creadores de esta criptodivisa tienen una especie de libro llamado “white paper”, afirmando que un sistema monetario flat controlado por bancos centrales y un reducido número de instituciones financieras condujeron a la centralización de la riqueza y el poder. Esto trajo consigo que la movilidad financiera y social se vieran dificultadas, golpeando a la clase media y baja por culpa de la inflación.

El objetivo de Bitcoin es solucionar esto, fijando el número máximo de unidades que se pueden crear y, así, evitando la inflación causada por la impresión de dinero. Con la tecnología Blockchain “peer-to-peer” (red de pares) no requieren de ninguna institución financiera para facilitar las transacciones y verificar la propiedad.

Hoy en día, Bitcoin se utiliza sobre todo como forma de inversión. Sus características se asemejan más a las de las materias primas que a las monedas convencionales. Sin embargo, su alta volatilidad le impiden ser una alternativa legal al dinero fiduciario (dinero físico), puesto que el valor de una unidad de BTC en la actualidad es demasiado alto como para usarlo como moneda.

Gracias a ser la primera criptomoneda funcional, Bitcoin sigue siendo la moneda más popular y su valor tiene un fuerte impacto en el resto del mercado cripto. A lo largo de su historia ha tenido unas subidas y unas bajadas importantes, pasando de valer técnicamente 0$ en 2009 a llegar hasta los 60.000$ la unidad en febrero de 2021. Esto hace que en la actualidad no se compren Bitcoins enteros, sino fracciones de ellos.

2. Ethereum, Ether (ETH)

Después de Bitcoin tenemos a Ethereum como una de las monedas con mayor capitalización en el mercado de criptodivisas. Realmente, el nombre de esta moneda es Ether, siendo Ethereum el nombre de la plataforma blockchain que la sustenta. Ethereum es una plataforma blockchain para “contratos inteligentes”.

El Ether se encarga de proporcionar el combustible necesario para procesar las aplicaciones descentralizadas de la red. Las emisiones de éter están limitadas a unos 18 millones por año, que es el 25% del suministro inicial.

Mientras que Bitcoin está pensado como una alternativa a las monedas tradicionales, el propósito de Ether es el de ser utilizado como medio de pago por el uso de la plataforma Ethereum. Esta criptodivisa es considerada una moneda de utilidad más que de inversión.

3. Dogecoin (DOGE)

El Dogecoin es una moneda creada en clave de humor a partir de uno de los memes más famosos del Internet: el perro Doge. Fue creada modificando un protocolo Bitcoin con el fin de llegar a más destinatarios que el propio BTC.

Pese a que el Dogecoin es considerada una moneda de broma, lo cierto es que en el mercado circulan unos 28,2 mil millones de DOGE. Cada una de sus monedas se divide en 100.000.000 de lugares decimales. La ventaja de esta criptomoneda es que es barata, costando en la actualidad solo 0,306652$.

4. Binance Coin (BNB)

Binance Coin (BNB) es la criptomoneda emitida por el lugar de intercambio más grande de este mundillo: Binance. El BNB se ha ido convirtiendo en un medio de pago bastante atractivo que ofrece la ventaja de poder reducir el costo de las tarifas por transacción a las personas con tokens BNB en su cuenta. Añadido a esto, se puede recibir tokens de esta moneda a modo de retribución por recomendar su uso a otras personas.

5. Ripple (XRP)

Ripple XRP es una de las criptomonedas más grandes y conocidas en la actualidad, comercializándose en muchos intercambios de cifrado diferentes a nivel mundial. También es una red de pago para bancos con el objetivo de hacer que sus transacciones de pago internacionales sean más eficientes y rentables.

El proyecto se dedica a las transacciones de pago entre zonas que usan diferente moneda flat, aumentando así su eficiencia. Está estrechamente vinculada y respaldada por varios bancos tradicionales desde su lanzamiento, y por ello el Ripple XRP es considerada una criptomoneda del establishment

6. NEO

NEO es el primer proyecto chino de blockchain de código abierto. Originalmente este proyecto existía bajo el nombre de AntShares, lanzado en 2014 con un número total de 100 millones de monedas, todas ya emitidas, y tenía por objetivo mejorar Ethereum ofreciendo la misma utilidad pero con una tecnología blockchain más sofisticada. En 2017 se cambió el nombre de la marca y pasó a ser NEO.

7. Cardano (ADA)

El Cardano es uno de los tipos de criptomonedas que cualquier usuario en cualquier parte del mundo puede usar como un intercambio seguro de valor, sin intermediarios. Todas las transacciones son registradas permanentemente, de forma segura y transparente en la plataforma blockchain de Cardano.

8. Litecoin (LTC)

El Litecoin es una moneda de código abierto de igual a igual, cuyos creadores la idearon como alternativa potencial a las monedas flats. Ha escalado puestos convirtiéndose en un destacado rival del Bitcoin. Sus creadores esperan que con el paso del tiempo el LTC se convierta en un método para pagar servicios y bienes habitual.

El código fuente de esta criptodivisa es público y cualquiera puede tener acceso a él. Se trata de una red global de pagos de código abierto, totalmente descentralizada y un sistema de transacciones sin administradores. Usa una red peer-to-peer, permite pagos instantáneos y muestra una gran transparencia, mostrando cómo funciona su proyecto en cada una de sus etapas.

9. BitBay

Lanzado en marzo del 2014, BitBay es un sistema de intercambio centralizado con sede en Estonia que admite pares fiduciarios y pares cripto-cripto. Ofrece una tarifa de negociación baja, del 0% en caso de que se trabaje en mercados de criptomonedas, con depósitos y retiros de 4 monedas fiduciarias y más de 30 criptomonedas.

10. Polkadot (DOT)

La filosofía del Polkadot es que con su proyecto de blockchain pretende resolver un problema basado en inexactitudes de comunicación entre diferentes cadenas de bloques. En la actualidad, la forma en cómo funcionan las blockchains limita la posibilidad de interferencias externas, lo cual es una ventaja porque así garantiza un alto nivel de seguridad, pero pone trabas a la comunicación entre diferentes cadenas de bloques.

El DOT procesa diferentes transacciones para diferentes blockchains en paralelo, recurriendo a validadores que apilan tokens DOT y aprueban operaciones individuales en el proceso.

11. IOTA (MIOTA)

IOTA es un proyecto de una plataforma de facturación de código abierto, basada en la arquitectura DAG (gráfico acíclico dirigido). Su criptomoneda se creó como una tecnología de integridad de datos y dispositivos industriales, para trabajar con dispositivos compatibles con Internet de las cosas o IoT (Internet of Things).

12. Stellar (XLM)

Lumen XLM es la moneda digital de la red Stellar, un protocolo de pago que conecta a bancos, operadores de pago e individuos. Esta plataforma permite transferir dinero instantáneamente a bajo costo, independientemente de la conversión de la moneda y la ubicación. XLM es tanto un medio pago como el “combustible” para que funcione la red en la que opera.

13. Chainlink (LINK)

Chainlink es una plataforma descentralizada basada en la cadena de bloques Ethereum. Fue creada por Sergey Nazarov y está registrada en las Islas Caimán. Su objetivo principal es resolver el problema de conectividad de contratos inteligentes con fuentes de datos externas. Este proyecto tiene su propio token de utilidad, llamado LINK, que los proveedores de datos usan para cobrar tarifas por contratos inteligentes.

14. Monero (XMR)

Monero es una de las criptomonedas emergentes. Es digital, descentralizada y anónima pero se diferencia de Bitcoin en que no permite el seguimiento de las transacciones. Monero tiene como objetivo fortalecer el anonimato de los usuarios.

15. Tether (USDT)

Tether (USDT) es una de las criptomonedas más populares, puesto que fue diseñada para que su valor coincida con el dólar estadounidense en proporción 1:1. Esto hace de esta moneda una criptodivisa muy útil cuando se negocian criptomonedas, ya que permite a los operadores evitar la volatilidad del mercado y usan como referencia una moneda que en todo momento tiene el mismo valor que la principal referencia monetaria tipo flat, el dólar.

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados