Historia de la moneda, desde sus primeras etapas hasta la versión moderna. Shemsu.Hor.

La moneda es un objeto que utilizamos desde hace varios siglos como material común de intercambio. Precisamente se caracteriza por tener un valor de cambio que nos permite generar transacciones y adquirir diversos bienes, y su historia tiene que ver con el desarrollo del comercio en las sociedades occidentales.

En este artículo veremos cuáles son los orígenes de la moneda y cuál ha sido su desarrollo.

Orígenes de la moneda: del trueque al dinero metálico

La moneda es una pieza metálica con un valor atribuido que funciona como medio común de intercambio. Como tal, ha surgido a la par del desarrollo del comercio. Siguiendo con esta definición podemos ver que, para ser valiosa en tanto dinero, la moneda cumple varios requisitos:

  • Es un medio de cambio.
  • Es un depósito de valor adquisitivo (se pueden adquirir cosas debido a que su valor permanece en el tiempo).
  • Es una unidad de cuenta (las transacciones pueden contabilizarse).
  • Permite patrones de pago diferido (un pago puede plantearse hoy pero realizarse a futuro).
  • Es accesible, portátil, divisible y difícil de falsificar.

Todo lo anterior se ha desarrollado de manera paulatina en distintas sociedades. De hecho, a lo largo de la historia han sido distintos los objetos utilizados como medio común de intercambio. Por ejemplo, en el sistema de trueque, el ganado o la sal cumplían la función que cumple ahora la moneda.

La diferencia es que dicho sistema estaba basado en el intercambio directo de un bien sobre otro. Y cuando aparece la moneda se dividen a las partes interesadas en el trueque; es decir, permitió separar la producción de la venta, cuestión que será necesaria posteriormente en el sistema capitalista (caracterizado precisamente por la división de trabajo y la especialización).

En suma, la historia de la moneda antecede a los sistemas económicos actuales. Dicha historia tiene que ver también con las concepciones sobre el oro y la plata, que son la materia prima de la moneda y se trata de metales asociados a la riqueza desde la filosofía más clásica. Esto avanza hasta el establecimiento de sistemas de pagos que son distintos según las sociedad y épocas.

Por lo mismo, la moneda no es sólo el objeto metálico que hemos descrito. Es también una institución social y política, e incluso es un elemento importante para el vínculo social.

Principales etapas

Los sistemas monetarios se originan con el principal propósito de mantener el valor de cambio del objeto metálico independientemente de que los poderes políticos se modifiquen. En otras palabras, se crea como una manera de evitar la arbitrariedad en las decisiones sobre dicho valor y su uso.

Para resumir los orígenes de la moneda, Viales Hurtado (2009) nos dice que su historia puede dividirse en tres grandes etapas: la moneda pesada, la moneda-cuenta y la moneda acuñada.

1. La moneda pesada

La monda pesada tiene sus orígenes en Egipto, aproximadamente 2000 años antes de nuestra era. Tenía la forma de un trozo o barra de metal en bruto (un lingote) y se utilizaba para adquirir algún bien.

2. La moneda-cuenta

Creada aproximadamente 800 años antes de nuestra era como producto de la división de los lingotes o la moneda pesada. Es decir, se trata de la misma moneda de antes, solo que tiene un tamaño más pequeño, lo que hace más fácil su intercambio. Sus precursores fueron la civilización griega, romana, china, india y de medio oriente.

3. La moneda acuñada

A diferencia de las anteriores, esta moneda tiene una inscripción, por lo mismo se conoce como moneda acuñada. Dicha inscripción tiene la función de indicar el valor de cambio de la pieza, según su peso. Al principio se utilizaban metales como el oro y plata en cantidades fijas, y el sello funcionaba como garantía. Posteriormente estos metales se mezclaron con otros y su proporción variaba según el valor que se quería indicar.

Además, sus acuñaciones no han sido las mismas para todas las sociedades y todos los tiempos, sino que ha dependido de las doctrinas económicas dominantes y de su desarrollo comercial. Así, está moneda es la que finalmente da inicio al sistema monetario metálico.

El papel moneda

Después de la moneda acuñada, el siguiente paso importante para el establecimiento de los sistemas monetarios fue la creación del papel moneda; donde, a diferencia de la moneda metálica que en sí misma tenía un valor por el material con el que se hacía; el papel moneda tiene un valor disociado de su propia materia prima.

Ha servido como un facilitador de transacciones comerciales y ha permitido evitar el traslado de grandes monedas, con lo que ha hecho más accesible el comercio. El papel moneda tiene sus orígenes en China en el siglo IX, aunque su circulación en Europa y el resto del mundo inicio hasta mediados del siglo XII.

Referencias bibliográficas:

  • Torres Miranda, J. (2015). Evolución del dinero. Recuperado 15 de octubre de 2018. Disponible en http://www.academia.edu/15762713/EVOLUCION_DEL_DINERO
  • Viales Hurtado, R. (2009). La evolución histórica de la moneda y de los sistemas monetarios. Bases conceptuales para estudiar la historia monetaria de Costa Rica del siglo XVI a la década de 1930. Diálogos Revista Electrónica de Historia, 9(2): 267-291.