Esta red de células nerviosas se extiende especialmente por el prefrontal.

Dentro del sistema nervioso de la persona habitan cientos de miles de neuronas que conforman sus redes y se encargan de transmitir tanto los impulsos eléctricos como ciertas sustancias de un lado a otro.

La vía mesocortical esa red de neuronas que se encuentra a través del cerebro y que ejerce un control primordial en el pensamiento, las emociones y los sentimientos.

¿Qué es la vía mesocortical?

Se conoce como vía mesocortical a la ruta o haz de neuronas que unen el área tegmental ventral y la corteza cerebral, sobretodo a la altura del lóbulo frontal. La vía mesocortical es una de las vías más importantes del sistema dopaminérgico, teniendo un papel de suma importancia en la cognición, así como en las emociones y la afectividad.

Las lesiones o alteraciones en la vía mesocortical son habituales en ciertos trastornos psicóticos como la esquizofrenia, en cual se hipotetiza que es la causante de la sintomatología cognitiva y negativa de esta.

Dentro del sistema dopaminérgico encontramos también otras vías cuyo principal cometido es el de transportar la dopamina de un lugar del cerebro a otro. Las neuronas que conforman estas rutas están formadas somas que sintetizan la dopamina, mientras que los axones se encargan de transmitirla a lo largo de toda la vía.

Estas vías que acompañan a la vía mesocortical y forman el sistema dopaminérgico son:

Partes y estructuras

Como se nombra anteriormente, en la vía mesocortical están implicados principalmente el área tegmental ventral (VTA) y la corteza cerebral. Además, esta conexión se realiza a nivel del lóbulo frontal.

1. Lóbulo frontal

El lóbulo frontal se trata de un áreas de la corteza cerebral situada en la zona anterior del cerebro, siendo su principal característica que este solamente está completamente desarrollado en los animales más complejos como los vertebrados, principalmente los homínidos.

Dentro de las funciones del lóbulo frontal se encuentran la producción lingüística y oral, así como los movimientos fonoarticulatorios. Además, los lóbulos frontales tienen la importantísima misión de coordinar las funciones ejecutivas. Estas funciones son las que otorgan la capacidad de dirigir la conducta, la atención, la planificación, la secuenciación y la reorientación del comportamiento.

2. Área tegmental ventral

Esta área también conocida como tegmento ventral está formada por un conjunto de neuronas situadas en la línea media del piso del mesencéfalo.

Este área es el lugar de origen de la vía dopaminérgica mesocortical y tiene como función regular el sistema de recompensa natural del cerebro. Por lo tanto, tiene un papel fundamental en la motivación, el placer y el orgasmo, las adicciones, los sentimientos amorosos y en algunos trastornos psiquiátricos.

3. Corteza cerebral

La corteza cerebral, también denominada como córtex cerebral, está formado por la red de neuronas que forman el tejido que cubre la extensión de ambos hemisferios cerebrales.

Sus funciones se centran en gobernar la percepción, la imaginación, el pensamiento y la razón.

Su implicación en las funciones cerebrales

Al igual que el resto de vías dopaminérgicas, la vía mesocortical tiene un papel de gran relevancia dentro de una serie de funciones cerebrales esenciales para la salud mental de la persona.

Estas funciones son por un lado la cognición como función ejecutiva, y las emociones y la afectividad por el otro.

1. Cognición

Por cognición entendemos la capacidad que tienen las personas para tratar la información que reciben del ambiente mediante la percepción, así como la interpretación y significado que le otorgan.

La cognición es utilizada en un gran cantidad de procesos como el aprendizaje, el razonamiento, la atención, la memoria o la resolución de problemas.

2. Emociones y afectividad

Una emoción es una respuesta psicofisiológica a un determinado estímulo; bien sea una persona, un lugar o situación, un suceso o los propios recuerdos de la persona.

A nivel psicológico, las emociones generan cambios en la atención y activan o inhiben ciertos comportamientos. Asimismo, también tiene la capacidad de fortalecer las asociaciones importantes en la memoria.

Por lo que concierne a la afectividad, mientras que las emociones están asociadas a una serie de reacciones corporales, la afectividad y los sentimientos se relacionan con la mente. Asimismo, a diferencia de la emoción, la afectividad implica un proceso de interacción entre dos o más personas.

Implicación en los trastornos psicóticos

Una vez conocidos las áreas de actuación y funciones de la vía mesocortical es más sencillo comprender por qué una disminución en la actividad de esta puede dar lugar a numerosos síntomas característicos de los trastornos psicóticos.

Concretamente, en la esquizofrenia la hipofunción de la vía mesocortical da lugar a los síntomas cognitivos y negativos de este trastorno.

Sintomatología negativa

La sintomatología negativa propia de la esquizofrenia es aquella que se manifiesta mediante un empobrecimiento de la personalidad y de las relaciones y un deterioro del estado de ánimo.

Dentro de esta sintomatología podemos encontrar tres subtipos diferentes: las alteraciones en el lenguaje, las alteraciones en el estado de ánimo y un tercer subgrupo con otros síntomas que no encajan en los anteriores.

Alteraciones en el lenguaje

Entre estos síntomas se encuentran el habla lacónica, la pobreza del lenguaje y respuestas cortas, la carencia de contenido del lenguaje y respuestas vacías, el bloqueo, y el aumento de la latencia de respuesta.

Alteraciones en el estado de ánimo

Se manifiesta principalmente con embotamiento o aplanamiento afectivo, inexpresividad facial o menor número de movimientos espontáneos.

Asimismo, los pacientes con sintomatología negativa muestran grandes incongruencias entre los sentimientos manifestados y la situación que los envuelve. Un ejemplo podría ser reirse en un funeral o llorar con un chiste.

Finalmente, otros síntomas relativos al estado de ánimo son el afecto inapropiado o la ambivalencia, la sensación de vacío y el sentimiento de angustia profunda.

Otros síntomas

Entre el resto de síntomas negativos en los que está implicada la vía mesocortical, encontramos la abulia y apatía, la anhedonia e insociabilidad, el desajuste social

Síntomas cognitivos

La sintomatología cognitiva propia de la esquizofrenia hace referencia a problemas de concentración y memoria, que se reflejan en una falta de atención, pensamiento lento y falta de conciencia de la enfermedad, o anosognosia.