Pixabay

Existen muchas empresas que se preocupan por el bienestar de sus empleados y, aunque solamente sea para mejorar el rendimiento del trabajador y la productividad de la organización, aplican políticas que hacen que el lugar de trabajo no sea del todo malo. Por desgracia, todavía hay muchas empresas que no hacen absolutamente nada por el trabajador, lo cual puede repercutir en su estado de ánimo.

En nuestro artículo “El Síndrome del Superviviente: trabajar en tiempo de crisis puede perjudicar la salud” comentamos la repercusión que ha tenido la crisis económica en el ámbito laboral. Ya que no es del todo fácil cambiar de empleo hoy en día y, en la mayoría de los casos, no podemos hacer nada para cambiar las políticas de la empresa, a continuación te damos unos consejos para ser feliz en el lugar de trabajo y evitar problemas como el Burnout o el Boreout.

1. Empieza bien el día

Empezar bien el día va a afectar a tu manera de sentirte en el trabajo durante el resto del día. En este estudio los investigadores analizaron la relación existente entre estado de ánimo y la productividad. Los resultados indican que aquellos que están de mejor humor durante la mañana, trabajan mejor y tienen mejores interacciones con los clientes.

Empezar el día tomándote un tiempo para disfrutar del desayuno en vez de llegar al trabajo estresado porque te has levantado tarde, salir a correr antes de ir a trabajar, pasear por la playa para respirar un poco de aire puro o practicar meditación antes de entrar a la oficina, puede mejorar tu estado de ánimo matutino.

Este post te puede ayudar: "20 frases sobre la vida que te ayudarán a ser feliz"

2. Haz cosas que te gustan fuera del trabajo

Hacer cosas fuera del lugar de trabajo, como practicar actividades que te llenan, estudiar algo que te gusta, planear vacaciones, etcétera, son actividades que pueden mantener tu motivación alta pese a que el trabajo no te resulte del todo gratificante. 

En situaciones estresantes, tener motivaciones fuera del trabajo puede funcionar como un factor protector, ya que estas actividades funcionan como un amortiguador de la insatisfacción laboral, es decir que reducen su impacto negativo en el empleado.

3. Vive cerca del trabajo

Tal y como afirma una investigación de Yeo Valley, los sujetos más felices de su estudio eran los que no tardaban más de 20 minutos en llegar a su lugar de trabajo. Los autores afirman que emplear más de 20 minutos para ir a trabajar, tiene un efecto negativo en el bienestar tanto físico como psicológico de las personas.

4. Practica la gratitud hacia ti mismo

Nuestro cerebro tiene la facilidad de recordar lo eventos negativos antes que los positivos. Un estudio encontró que los contratiempos negativos en el trabajo son 3 veces más impactante que las cosas que hacemos satisfactoriamente mientras trabajamos.

Por suerte, mostrar gratitud hacia nosotros mismos mejora nuestro bienestar. Al acabar la jornada laboral, puedes anotar las cosas positivas que han ocurrido durante esa jornada, ya hacer esto diariamente puede hacerte sentir más optimista, tal y como señala este estudio de la Universidad de Harvard.

5. Haz amigos en el trabajo

Según el libro “First, Break All The Rules: What the World’s Greatest Managers Do Differently” de Marcus Buckingham y Curt Coffman, uno de los factores que más influyen en la satisfacción laboral es la buena relación con los compañeros de trabajo.

Son muchas las investigaciones que indican que el apoyo social de los compañeros de trabajo afectan al bienestar de los trabajadores. Una buena relación con los compañeros de trabajo reduce el estrés, aumenta el rendimiento laboral, disminuye la intención de abandonar el trabajo e, incluso, incrementa el compromiso hacia la organización.

6. Come sano e hidrátate bien

Un estudio Shirly Weiss indica que mantener una dieta sana y equilibrada va a tener un efecto positivo en la actitud que muestras en el trabajo. Además, comer e hidratarte adecuadamente va a provocar que rindas mejor en la oficina, y que tu nivel de energía y tu concentración se mantengan a un buen nivel. Por tanto, en vez de acercarte a la máquina de expendedora para comprar una chocolatina, llévate un “snack” saludable para el descanso y disfruta de sus beneficios.