Las 10 claves para tener trabajadores más felices

Estas son las estrategias que pueden usar las empresas para fomentar la felicidad de sus empleados.

10 claves para tener trabajadores más felices

La Psicología de las Organizaciones se encarga de estudiar las formas en las que las empresas pueden adoptar políticas para no solo obtener beneficios a corto plazo con los recursos de los que se dispone, sino además lograr que los miembros de la plantilla se sientan satisfechos con su puesto de trabajo y hagan posible que el proyecto sea sostenible a medio y largo plazo, sin depender de la entrada y salida constante de trabajadores.

Y es que los tiempos en los que se veía la paga del final de mes como el único incentivo que las empresas debían darles a sus trabajadores ya son cosa del pasado; hoy en día se sabe que es un grave error ver a los empleados como robots que trabajan a cambio de dinero. Si bien el trabajo no es la vida, sí es una parte muy importante de ella, y por eso es necesario que las organizaciones se adapten a las necesidades, intereses e inquietudes de sus miembros… Lo cual pasa por ayudarles a ser felices y por velar por su salud mental.

10 claves que toda empresa debe considerar para tener felices a sus trabajadores

Ninguna empresa debería tener como objetivo hacer que todos sus trabajadores sean felices en todo momento, en parte porque eso es imposible, y en parte porque ello supondría entrometerse de manera inadecuada en la vida privada de los miembros de la plantilla. Sin embargo, sí que resulta razonable diseñar formas de organización y de creación de espacios de trabajo que se lo ponga fácil a los trabajadores a la hora de alcanzar la felicidad por sus propios medios.

En este sentido, actualmente existen algunas pautas y consejos generales que las empresas pueden seguir para contribuir a crear un mejor clima laboral e impulsar dinámicas de trabajo que no dejen de lado el lado emocional de los trabajadores, fomentando su autorrealización y satisfacción de metas vitales.

1. Favorecer la conciliación familiar

Una de las principales áreas que intervienen de manera más decisiva en la felicidad de un empleado es la conciliación familiar, es decir, el conjunto de estrategias y medidas que posibilitan un equilibrio entre su vida profesional y su vida privada, sobre todo si tiene familiares a los que cuidar o con los que repartirse tareas y responsabilidades.

Esta conciliación puede lograrse de múltiples maneras con el objetivo de mejorar el bienestar de la persona empleada, y todas ellas pasan por crear planes de trabajo que permitan la flexibilidad horaria o la modificación de los tramos del calendario de trabajo, así como los cambios de turno y el teletrabajo.

Conciliación familiar

Los profesionales de la psicología laboral y de las organizaciones coinciden en señalar que los trabajadores que gozan de un mayor grado de conciliación familiar en sus empleos presentan un mayor nivel de felicidad y también una mayor productividad a medio y largo plazo, porque ven a la empresa como un medio que les aporta estabilidad y no choca con sus prioridades más fundamentales.

2. Ofrecer canales de comunicación más flexibles

La comunicación eficiente entre los miembros de la empresa y entre superiores y subordinados es esencial tanto para el correcto funcionamiento de la organización como para la autorrealización laboral de sus empleados.

Es por eso que una de las labores esenciales de la empresa u organización de todo tipo es la de facilitar canales de comunicación flexibles en todo momento (no solamente de arriba a abajo) para que cada trabajador pueda comunicar libremente todo aquello que necesite, tanto en el ámbito laboral como personal.

3. Organizar eventos de dinamización de grupos

El contexto laboral no tiene por qué aportar únicamente situaciones en las que hay que aplicar esfuerzo y tiempo para la consecución de metas en términos de productividad. También puede ser un lugar en el que reconocer que es un medio social en el que tiene lugar la diversión y la amistad. Las empresas que se vuelcan de manera más decisiva en la organización de todo tipo de eventos divertidos y festivos para sus empleados suelen presentar niveles más altos de felicidad y satisfacción en sus plantillas.

Este tipo de actividades centradas en el ocio de los empleados y no necesariamente en la producción laboral contribuye notablemente a fortalecer la cohesión del grupo y ayuda enormemente a desconectar del trabajo y pasar un buen rato con los compañeros de trabajo, lo cual hace que el concepto de “la empresa en la que trabajo” no quede vinculada únicamente a ideas como “estrés”, “esfuerzo”, etc.

Algunas de estas actividades o eventos de ocio pueden ser los torneos deportivos para empleados, las fiestas temáticas, las actividades de relajación, escape rooms, retiros al aire libre o actividades de Team Building en general.

4. Apreciar el trabajo bien hecho

Apreciar el trabajo bien hecho de manera frecuente contribuye de manera decisiva a aumentar el bienestar en la empresa y es tan importante como señalar los fallos o errores puntuales que pueda cometer un empleado.

Dar agradecimientos cuando se ha realizado un buen trabajo, felicitar cuando el rendimiento sea adecuado y sobresalga por encima de los mínimos requeridos e incluso celebrar los logros colectivos es una de las mejores y más eficientes formas de aumentar la autoestima y la capacidad para dotar de significado al trabajo, y por ende los niveles de felicidad.

5. Formar en estrategias de gestión emocional

La formación del trabajador en diversas áreas claves resulta de gran utilidad para su actividad profesional futura, ya que le estamos dotando de estrategias y herramientas que pueda utilizar siempre que se encuentre con algún tipo de dificultad.

Una de estas áreas esenciales es la gestión emocional y el manejo del estrés, aprendizajes que se pueden realizar de manera sencilla y eficaz mediante todo tipo de cursos impartidos por psicólogos y profesionales especializados en la gestión eficaz de las emociones.

En definitiva, se puede decir que un trabajador que sepa gestionar correctamente sus emociones negativas y sus niveles de estrés será un trabajador más satisfecho consigo mismo y con mayores niveles de felicidad en su puesto laboral.

6. Formar en gestión del tiempo

La gestión del tiempo también es una habilidad esencial en cualquier puesto de trabajo con la que cuentan muchos empleados.

En aquellos casos en los que no se tengan habilidades de gestión del tiempo también se puede acudir a una gran variedad de talleres, cursos o charlas para entrenar la gestión del tiempo en la persona, así como en la mejora del rendimiento.

Y es que un buen rendimiento en la gestión del tiempo y en la productividad benefician tanto a la empresa como al trabajador, y contribuyen a aumentar la felicidad del empleado en cuestión.

7. Escucha en todo momento a tus empleados

La escucha activa por parte de los directivos y encargados de una organización dirigida a los subordinados y empleados de la misma es esencial para lograr un nivel de satisfacción óptimoa en ambas partes.

Escuchar a los empleados significa tener en cuenta sus opiniones, acceder a sus demandas en la medida de lo posible y tener en cuenta cada una de sus dificultades o necesidades siempre que estas existan.

8. Delegar y marcar objetivos claros

Delegando tareas importantes a otros empleados contribuimos a aumentar su responsabilidad, hecho que a menudo influye positivamente en su autoestima y sus niveles de felicidad en la empresa.

Tanto el hábito de delegar como el de marcar objetivos claros sirve para que el empleado esté motivado de manera sostenida en el tiempo y tenga siempre objetivos laborales importantes que cumplir en su horizonte profesional, sin sufrir la incertidumbre de si está realmente aportando el tipo de trabajo que la empresa necesita.

9. No centrarlo todo en los incentivos monetarios

Aunque los incentivos laborales deben ser los principales en cualquier empresa, existen también otros objetivos no monetarios que podemos poner en práctica en nuestra organización, para mantener motivados y satisfechos a nuestros empleados.

Algunos de los incentivos laborales no monetarios más habituales son los cursos de formación, las actividades de Team Building, la obtención de medallas y otros reconocimientos de tipo simbólico, los espacios de ocio en la oficina o los incentivos de servicio (como pueden ser los servicios de guardería o el servicio de comida en la empresa), etc.

10. Cuidar los aspectos ergonómicos del espacio de trabajo

Preocuparse porque las instalaciones y los materiales de trabajo sean cómodos y se adapten al trabajador físicamente es otra de las tareas que podemos llevar a cabo para mejorar la felicidad del empleado.

Contar con instalaciones en buen estado es esencial para el correcto funcionamiento de una empresa, y algunos de los materiales de trabajo e instalaciones que debemos tener en cuenta de manera especial son las sillas y mesas, la iluminación, la temperatura de la oficina, la higiene, la circulación del aire, etc.

¿Buscas servicios de asistencia psicológica para empresas?

PYM Business ofrece un servicio de psicología y bienestar tanto para empresas como para profesionales que quieran mejorar sus habilidades y soft skills ante problemas y necesidades relacionadas con el liderazgo, la gestión del estrés, el rendimiento al gestionar el tiempo, la resolución de conflictos, y más.

El equipo de profesionales de PYM Business está formado por psicólogos expertos en bienestar laboral y salud psicosocial, psicólogos organizacionales, expertos en Mindfulness, coaches y expertos en team building.

  • Drenth, P. J. D.; Thierry, H.; de Wolff, C. J. (1998). Handbook of work and organizational psychology. Hove: Psychology Press.

Artículos relacionados