La doxilamina es un medicamento que se utiliza principalmente para tratar los síntomas del insomnio a corto plazo, ya que facilita el sueño y lo mejora. Se trata de un fármaco antihistamínico (que bloquea los receptores H1 de la histamina).

Por su parte, la histamina se relaciona con síntomas alérgicos. En este artículo conoceremos en qué consiste la doxilamina, cuáles son sus características generales, indicaciones, efectos secundarios, precauciones, etc. Además, también hablaremos del insomnio.

Doxilamina: características generales

La doxilamina es un fármaco antihistamínico. Concretamente, pertenece al grupo de los antihistamínicos H1. Su principal indicación es el tratamiento del insomnio a corto plazo. Sin embargo, también tiene otros usos, como por ejemplo el tratamiento de la tos y el resfriado (se suele combinar con descongestionantes).

En su formato comercial, es habitual que la encontremos en formato sobres (en polvos que se disuelven en agua). También la podemos encontrar en formato comprimidos. Todo ello es vía oral.

La doxilamina, así como otros antihistamínicos de su grupo (H1) lo que hace es atravesar la barrera hematoencefálica. Después, provoca somnolencia en el individuo, ya que inhibe los receptores H1 encargados de estimular la vigilia. Es por ello que resulta efectiva para tratar el insomnio. La doxilamina se puede comprar en farmacias, y en España no es necesaria la receta médica.

Mecanismo de acción

La doxilamina es un antihistamínico; deriva de la etanolamina, un compuesto químico orgánico. Su actividad se basa en una acción antagonista competitiva, reversible e inespecífica de los receptores de la histamina H1.

Así, la doxilamina, como antihistamínico que es, actúa bloqueando la acción de la histamina; la histamina es una sustancia del organismo que provoca los síntomas de la alergia. Concretamente, la histamina se encuentra de forma natural en las células de nuestro sistema inmunitario (en los mastocitos y los basófilos, principalmente).

Debido a que la histamina provoca los síntomas de la alergia, los antihistamínicos se recetan para aliviar sus síntomas (porque bloquean su acción). La doxilamina es eficaz para reducir el tiempo en el que una persona se duerme; además, aumenta la profundidad y duración del sueño.

Farmacocinética

Recordemos que la farmacocinética es una rama de la farmacología, encargada de estudiar los procesos a los que un fármaco es sometido cuando se introduce y distribuye por el organismo. Tiene que ver con el metabolismo de los fármacos, su vida media, excreción…

En el caso de la doxilamina, sabemos que se metabolismo es hepático (hígado). Su vida media es de 6 a 12 horas (la vida media de un fármaco es el lapso de tiempo que se necesita para que se reduzca a la mitad dentro del organismo). Su excreción es 60% por orina y 40% por heces.

Modo de administración

La doxilamina se administra por vía oral en formato comprimidos. Estos deben tomarse 30 minutos antes de irse a dormir. Idealmente se toman con líquido (agua). La doxilamina también se puede tomar en sobres (polvo), vertiendo su contenido en la lengua.

Por otro lado, en cuanto a las comidas, se puede tomar antes o después de las mismas.

Indicaciones

El uso de la doxilamina está indicado para mayores de 18 años. La principal indicación de la doxilamina es el tratamiento a corto plazo del insomnio. El trastorno de insomnio implica una dificultad para conciliar el sueño (insomnio de inicio) y/o para mantenerlo (insomnio de mantenimiento).

Además, en ocasiones, las personas que presentan insomnio se despiertan de forma precoz (insomnio terminal).

Otras indicaciones de la doxilamina son: el tratamiento del resfriado común (ayuda a aliviar síntomas como: estornudos, secreción nasal y congestión nasal), así como el tratamiento de la tos. La doxilamina se suele tomar de forma combinada con productos o fármacos descongestionantes.

Trastorno de insomnio: ¿qué es?

Ya que la doxilamina tiene como indicación principal el tratamiento del insomnio, vamos a ver, a grandes rasgos, en qué consiste este trastorno del sueño, que tanto puede llegar a interferir en la vida de una persona.

El trastorno de insomnio (insomnio primario), definido como tal en el DSM-5 (Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales) implica una dificultad para iniciar o mantener el sueño. Además, dificulta el hecho de tener un sueño reparador.

Los síntomas duran como mínimo 1 mes. Por otro lado, las alteraciones en el sueño que dicho trastorno provoca (o la fatiga diurna asociada) conllevan un malestar importante para el individuo (o deterioro funcional).

Según la CIE- 10 (Clasificación Internacional de Enfermedades), los síntomas del insomnio primario tienen que aparecer como mínimo 3 veces a la semana (también durante un mes como mínimo, igual que el DSM-5).

Este trastorno es más prevalente a medida que aumenta la edad, y también lo es más en las mujeres. El insomnio primario es el trastorno relacionado con el sueño más prevalente a nivel mundial (se estima que entre un 1 y un 10% de la población adulta lo padece).

Precauciones

Algunas consideraciones y precauciones que deben conocerse respecto a la doxilamina son: no se debe administrar doxilamina para inducir el sueño en niños; tampoco debe tomarse con bebidas alcohólicas ni con zumo de pomelo.

Como hemos comentado al inicio, su administración se debe realizar a partir de los 18 años de edad, nunca en menores. No debe administrarse durante más de 7 días (se trata de un tratamiento farmacológico a corto plazo).

Otros aspectos a conocer de la doxilamina, es que deberemos reducir su dosis (o adelantar su toma) en el caso de presentar somnolencia diurna.

Algunas patologías

También debemos tener precaución con la doxilamina en el caso de presentar epilepsia, insuficiencia cardíaca, ser una persona anciana, presentar obstrucción o retención urinaria, etc.

Debemos saber que este fármaco podría empeorar los síntomas de una deshidratación o de un golpe de calor (esto se debe a la reducción de la sudoración que generan los efectos anticolinérgicos de la misma).

Embarazo y lactancia

La doxilamina está contraindicada en el caso de estar embarazado. En cuanto a la lactancia, no se recomienda, ya que es muy probable que la doxilamina se excrete en la leche materna y el bebé puede ser sensible a los efectos de los antihistamínicos. Así, habría riesgo para el bebé.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios que puede originar la doxilamina son los siguientes: dolor de cabeza, agitación, náuseas, somnolencia, sequedad de boca, nariz y garganta, nerviosismo y aumento de la congestión del pecho.

Por otro lado, existen dos efectos adversos de la doxilamina que pueden llegar a ser graves, y es por ello que es necesario llamar a urgencias si se presentan; estos son: problemas de la vista y dificultades para orinar.

Reacciones adversas

Por otro lado, las reacciones adversas que puede originar la doxilamina son: boca seca, somnolencia, estreñimiento, retención urinaria, vértigo, visión borrosa y secreción bronquial aumentada.

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

  • OMS (2000). CIE-10. Clasificación internacional de enfermedades, décima edición. Madrid. Panamericana.

  • Stahl, S.M. (2002). Psicofarmacología esencial. Bases neurocientíficas y aplicaciones clínicas. Barcelona: Ariel.

  • Vademecum. (2018). Doxilamina.