Huesos de la cara: tipos, características y ubicación

Una clasificación resumida de los diferentes huesos de la cara, descritos.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Huesos de la cara

Nos la vemos cada día en el espejo y, a pesar de que la reconocemos fácilmente como nuestra, muchos de nosotros sabemos poco o nada de lo que debajo de la piel alberga.

La cara es una parte familiarmente conocida de todos, casi la que más. Es aquello que nos da, por así decirlo, personalidad exterior puesto que en un mundo donde las apariencias importan la cara es de lo más importante: es nuestra carta de presentación.

Debajo de ella podemos encontrar muchos huesos, muchos de ellos desconocidos para la mayoría de personas puesto que, a pesar de ser tan importante, es la parte anatómica que menos se estudia en las escuelas. Por ello traemos aquí la lista con los principales huesos de la cara, qué estructuras conforman y con qué se insertan.

¿Cuáles son los huesos de la cara?

Aunque seamos personas poco narcisistas, la cara es esa parte del cuerpo que más nos preocupa, puesto que nuestro aspecto depende mucho de ella. Pero pese a que es esa parte corporal que nos la vemos cada día, mirándonos en el espejo mientras nos arreglamos por la mañana, es también esa gran desconocida puesto que las capas de piel que en ella se encuentran nos impiden ver la complejidad ósea que tiene.

Anatómicamente, podemos definir a la cara como un conglomerado óseo situado en la parte inferior y anterior de la cabeza. Esta estructura se compone de muchos huesos a pesar de ser una región relativamente pequeña, siendo el total de estructuras óseas que en ella se pueden encontrar unas catorce. De estos catorce huesos seis constituyen pares y dos son impares o únicos, localizados cerca de la línea media facial y albergando en sus diversas cavidades los órganos de la mayoría de los sentidos.

1. Maxilar superior

El maxilar superior está compuesto por un par de huesos cortos e irregulares aplanados de adentro hacia afuera. Éste presenta dos caras, una interna y una externa, y también cuatro bordes y cuatro ángulos. Su borde inferior sirve de inserción para los dientes de la arcada superior, es decir, los dientes de la mandíbula superior.

Esta estructura se articula con:

  • El maxilar del lado opuesto en la línea media.
  • El frontal y el etmoides, junto con los huesos propios de la nariz por arriba.
  • Los palatinos y el vómer hacia el medio y por detrás.
  • Da forma a parte de la órbita ocular y de las fosas nasales.
Maxilar superior

2. Palatinos

Los palatinos son un par de huesos cortos e irregulares, situándose uno en el lado derecho y otro en el lado izquierdo. Se ubican por detrás del maxilar con el cual se articulan hacia delante.

Estos huesos se articulan con:

  • El otro palatino del lado opuesto.
  • El esfenoides por detrás.
  • El vómer y las conchas nasales inferiores por arriba.
  • Conforman parte de las fosas nasales.
Hueso palatino

3. Cigomáticos o hueso malar

Los cigomáticos son dos huesos cortos e irregulares situados en la parte más externa de la cara, justo a la altura de las mejillas y, de hecho, son conocidos también como los huesos malares o los pómulos. Su forma es aplanada de fuera a adentro y, al tener cuatro bordes con sus respectivos cuatro ángulos, su forma sugiere la de un cuadrilátero. Presenta dos caras, una externa y otra interna, que se encuentran en la cara inferior y lateral al frontal.

Los cigomáticos se articulan con:

  • El frontal por arriba.
  • Los maxilares superiores por debajo.
  • Los temporales por los lados.
  • Dan forma a parte de la órbita ocular.
Hueso malar

4. Hueso nasal

El hueso nasal, también llamado hueso propio de la nariz, es un hueso par colocado a cada lado de la línea media y que se ubica justo en la parte superior de la nariz humana, siendo de hecho la única estructura exterior de esa región que está compuesta por tejido óseo, concretamente una lámina cuadrilátera con dos caras y cuatro bordes.

Esta estructura se articula con:

  • El hueso frontal por arriba.
  • El maxilar superior por debajo.
  • El otro lado del hueso propio de la nariz y el etmoides.
  • Conforma parte de las fosas nasales.
Hueso nasal

5. Cornetes o conchas nasales inferiores

Los cornetes son dos huesos situados en la parte inferior de las fosas nasales. Su otro nombre, el de conchas nasales inferiores, indica que forman parte de las fosas nasales. Presentan dos caras, una interna y otra externa, dos bordes y dos extremidades.

Los cornetes de la cara se articulan con:

  • El etmoides y el maxilar superior por arriba.
  • El palatino por detrás.
  • Los lagrimales por delante.
Conchas nasales

6. Unguis o huesos lagrimales

Los huesos lagrimales son un hueso par que se encuentra situado en la parte anterior de la cara interna de la fosa que conforma la órbita ocular. Se caracterizan también porque contribuyen en la formación de las fosas nasales y constituyen una pequeña lámina ósea. Su forma es cuadrilátera e irregular, teniendo dos caras y cuatro bordes.

Huesos lagrimales

7. Vómer

El vómer es un hueso de curioso nombre que da la casualidad de que es único e impar, a diferencia de la mayoría de los huesos que conforman la cara. Se encuentra en la línea media facial, constituyendo la parte posterior del tabique nasal. Se trata de una lámina cuadrilátera muy delgada que presenta dos caras y dos bordes.

El vómer se articula con:

  • El etmoides y el esfenoides por arriba.
  • Los maxilares superiores y los palatinos por debajo.
  • Constituye parte del tabique nasal.
Vomer

8. Maxilar inferior o mandíbula

El maxilar inferior es un hueso grande, único, de forma irregular pero simétrica que se ubica en el centro de la línea media facial, aunque en su parte inferior. Tiene forma de herradura y se une a otros huesos mediante una articulación móvil, lo cual le confiere cierta libertad de movimiento.

Es gracias a esta articulación que podemos mover el maxilar inferior para poder masticar, hablar o gestualizar. Presenta dos caras, una anterior y otra posterior, dos extremidades laterales o ramas ascendentes y dos bordes, uno superior que da inserción a los dientes de la arcada inferior.

Maxilar inferior

Uniones óseas de la cara

Ahora que hemos visto los 8 tipos de huesos de la cara, los cuales constituyen realmente los 14 huesos de esta región anatómica, vamos a hablar de las uniones óseas que forman. De la unión de los huesos de la cara surgen principalmente cuatro estructuras: la órbita ocular, las fosas nasales, la fosa pterigomaxilar y la bóveda palatina.

1. Órbita ocular

Las órbitas oculares son cavidades excavadas ampliamente reconocibles por ser los huecos dónde se encuentran los ojos. Estas cavidades están entre la cara y el resto del cráneo y se caracterizan por estar ubicadas a ambos lados de la cara, una a la derecha y la otra a la izquierda, presentando una forma de pirámide cuadrangular de base anterior.

Dentro de la órbita podemos ver cuatro paredes:

  • Superior o techo: está formada por la porción horizontal del frontal y el ala menor del esfenoides.
  • Inferior o piso: formada por la apófisis piramidal del maxilar superior, la apófisis orbitaria del cigomático y la apófisis orbitaria del palatino.
  • Interna: formada por la apófisis ascendente del maxilar superior, los lagrimales y la lámina orbitaria del etmoides.
  • Externa: formada por el ala mayor del esfenoides y las apófisis orbitarias del cigomático y la del hueso frontal.

2. Fosas nasales

Podemos describir a las fosas nasales como largos pasillos aplanados, que se caracterizan por estar transversalmente situadas a derecha e izquierda de la línea media. Cada una de ellas tiene cuatro paredes y dos aberturas, una anterior y otra posterior. Profundizando en estas cuatro paredes, observamos:

  • Pared externa: formada por seis huesos, los cuales son el maxilar superior, el esfenoides, el palatino, el lagrimal, las conchas nasales inferiores y el etmoides.
  • Pared interna: está constituida por el tabique nasal, que a su vez está formado por el vómer y la lámina perpendicular del etmoides.
  • Pared superior o techo: está formada por los huesos propios de la nariz, la espina nasal del hueso frontal, la lámina horizontal del etmoides y el cuerpo del esfenoides.
  • Pared inferior o piso: está formada por la apófisis palatina del maxilar superior y la lámina horizontal del hueso.

3. Fosa pterigomaxilar

La fosa pterigomaxilar es una pequeña región situada por dentro de la fosa cigomática. Esta estructura tiene forma de pirámide cuadrangular con cuatro paredes, una base y un vértice.

4. Bóveda palatina

La bóveda palatina se trata de una región en forma de herradura que está limitada por detrás al borde posterior del palatino. Por delante y a los lados se encuentra el borde alveolar del maxilar superior.

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Postgrado de Actualización de Psicopatología Clínica en la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados