¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 8 tipos de herpes: características y enfermedades asociadas

Estos son los tipos de herpes, alteraciones de la salud vinculadas a los virus Herpesviridae.

Samuel Antonio Sánchez Amador

Samuel Antonio Sánchez Amador

Tipos de herpes

Los virus son agentes infecciosos por definición, y pocos biólogos los clasifican a día de hoy como seres vivos. Se tratan de segmentos de información genética (ADN o ARN) cubiertos por una cápside (nucleocápside), que puede estar rodeada o no a su vez por una envoltura. Como los virus carecen de orgánulos como los ribosomas o las mitocondrias, no pueden crecer ni replicarse por sí solos: para proliferar, deben infectar la célula de un hospedador y secuestrar su maquinaria.

Por diferentes mecanismos, un virus es capaz de entrar en una célula del ser humano, integrar su ADN (o transformar su ADN en ARN primero) en el núcleo, dejar que la célula lo copie y ensamblarse mientras sale del cuerpo celular hospedado. Como podrás imaginar, en la fase lítica del proceso, los virus matan a la célula al salir a infectar a otras.

Con este pequeño recorrido por el ciclo vírico, entendemos por qué todos son patógenos y por qué generan daños en los tejidos que infectan. Con base en todas estas premisas, aquí veremos cuales son los tipos de herpes, más específicamente, los virus de la familia Herpesviridae que pueden infectar al ser humano.

¿Qué es un herpes?

Según el diccionario Oxford Languages, un herpes es una enfermedad inflamatoria de la piel, causada por un virus, que se caracteriza por la formación de pequeñas vesículas o ampollas transparentes que, al secarse, forman una especie de costra. El término “herpes” no va más allá del cuadro clínico y, por ello, vemos de muchísimo más interés citar los tipos de Herpesvirus, aquellos agentes que desembocan en varias patologías.

Existen más de 100 tipos de Herpesvirus, pero todos ellos tienen una estructura muy similar: se trata de una doble cadena de ADN (sin intermediarios de ARN), con una cápside proteica, un tegumento intermedio con enzimas virales y una membrana glicoproteica que delimita al virus del medio. El diámetro de estos agentes víricos es de 150 a 200 nanómetros y la membrana final contiene una serie de glicoproteínas (gB, gC, gD y gH), que se unen a los receptores de la célula a infectar, para fusionar ambas membranas.

Los principales tipos de herpes

Una vez conocemos la forma general de los herpesvirus y su diversidad, es hora de explorar los 8 tipos de agentes de la familia Herpesviridae que afectan al ser humano de forma rutinaria. No te los pierdas.

1. VHH-1

El virus del herpes simple VHS-1 o VHH-1 es una de las dos cepas de la familia Herpesvirus que pueden causar infecciones latentes en las neuronas de los ganglios sensitivos (formaciones bulbosas a lo largo de los nervios del sistema nervioso autónomo o SNA). De todas formas, a diferencia del VHS-2, esta cepa se suele adquirir en etapas tempranas del desarrollo, mientras que el VHS-2 se contagia con los primeros contactos sexuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 3.7 mil millones de personas menores de 50 años de edad están infectadas con esta cepa vírica (el 67% de la población). Es la causante principal de la gingivoestomatitis herpética, también conocida como “herpes labial”. Estas lesiones tan conocidas pueden aparecer en el paladar, las encías, la lengua, los labios o regiones adyacentes de la cara.

Herpes labial

En este punto, cabe destacar que el virus permanece en forma latente o quiescente en los ganglios neurales, manteniendo a las células infectadas vivas, por la interferencia con los mecanismos de apoptosis celular. Cuando el virus se reactiva por diversos desencadenantes (otras infecciones, estrés, cambios hormonales, etc.), aparecen de nuevo los síntomas del herpes labial.

Otra forma mucho más severa de la infección por VHH-1 es la meningoencefalitis herpética.

2. VHH-2

Es la segunda cepa clasificada dentro del grupo de los “virus del herpes simple”. La premisa es muy similar al caso anterior, pero en esta ocasión, la manifestación clínica más común es el herpes genital.

La infección se presenta con un cuadro sintomático con una duración de hasta dos semanas, que cursa con lesiones ulcerativas y dolorosas, que se pueden presentar de forma recurrente.

Se estima que 491 millones de personas adultas (el 13% de la población mundial) están infectadas con el VHH-2. Como se transmite por el contacto sexual en condiciones más específicas, el porcentaje de afectados es menor que con el VHH-1.

3. VHH-3

Abandonamos ya a los herpes simples, y entramos en categorías que seguro que también te suenan, aunque con cifras epidemiológicas más bajas. El VHH-3 responde al nombre de virus de la varicela-zóster (VVZ), que como su propio nombre indica, produce la varicela (en niños) y el herpes zóster (en adultos).

En Estados Unidos, se estimaba que anteriormente el virus VVZ había infectado al 99,6% de las personas de 40 años o más. No es para menos, pues el ritmo reproductivo básico de este virus es uno de los más altos: oscila de 10 a 12. Esto quiere decir que, de media, una persona enferma infectará hasta a otras 12 antes de sanar. Por suerte, la vacuna contra este virus ha reducido drásticamente los patrones epidemiológicos de la varicela en los últimos años.

Varicela

4. VHH-4

Más conocido como “virus de Epstein-Barr”, este agente infeccioso es la mayor causa de mononucleosis aguda infecciosa. Se estima que, en la edad adulta, más del 90% de las personas han sido infectadas y han desarrollado anticuerpos contra el virus. La mononucleosis se conoce como la “enfermedad del beso”, ya que se transmite a través de la saliva y permanece viable durante varias horas en ella.

Mononucleosis

Curiosamente, en niños esta infección es asintomática, provocando como mucho un cuadro de faringitis (con o sin las amígdalas inflamadas). Por otro lado, el 75% de la población adulta que se infecta presenta un cuadro de mononucleosis, caracterizado por inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre, cansancio y faringitis.

5. VHH-5

El VHH-5 o citomegalovirus (CMV) se halla en muchas especies de mamíferos y, en el ser humano, es otra causa de mononucleosis infecciosa. En países como Estados Unidos, se estima que del 50 a l 85% de la población adulta está infectada. De todas formas, la inmensa mayoría de personas inmunocompetentes no experimentan síntomas tras el contacto con el patógeno, o estos son mínimos.

El problema tiene lugar con las personas inmunodeprimidas, pues al igual que otros Herpesvirus, este agente puede permanecer latente y reactivarse cuando el sistema inmunitario del hospedador es débil. El citomegalovirus también es de cierta importancia clínica en el entorno obstétrico, ya que puede causar complicaciones fetales (en muy pocos casos).

6. VHH-6

El VHH-6 es bastante menos conocido que otros de esta lista. Este agente infeccioso se puede dividir en dos subtipos: VHH-6A (virus linfotrópico humano) y VHH-6B (causante de la roseola infantil). De todas formas, el HHV-6B es el más clínicamente relevante, ya que en regiones Europeas provoca más del 90% de las infecciones de este tipo.

Roseola

La infección en niños por VHH-6B se manifiesta en forma de erupciones cutáneas transitorias, que aparecen tras 3 días de fiebres. Es mucho más común en infantes entre los 6 meses y 3 años de edad, y no se suele tratar como una entidad clínica de gran importancia.

7. VHH-7

Es un virus muy similar al anterior. Aunque la mayoría de los casos de roseola son causados por el VHH-6, EL VHH-7 también se ha aislado en algunos pacientes.

8. VHH-8

Este virus es atípico como pocos, pues provoca cáncer, ni más ni menos. Es el causante del sarcoma de Kaposi, un tumor maligno del endotelio linfático típico de personas inmunodeprimidas que suele presentarse en forma de bultos manchados en la piel (aunque también puede afectar al tracto gastrointestinal o los pulmones).

No vamos a explicar el complejo proceso que induce la neoplasia maligna en el lugar de infección, pues nos basta con saber que este virus posee una serie de genes homólogos que, al actuar con la célula del hospedador, promueven que esta se torne cancerígena.

Resumen

Sorprendente, ¿verdad? Los herpesvirus son una familia de virus fascinante, y van mucho más allá de las calenturas en el labio a las que solemos asociarlos. Si bien los virus del herpes simple VHH-1 y VHH-2 se asocian a los herpes bucales y genitales respectivamente, otros muchos se presentan con cuadros clínicos diferentes.

Lo que sí que nos queda claro es que, salvando excepciones, los herpesvirus son cosmopolitas, infectan a personas de todo el mundo independientemente de su condición y, seguramente, todos nos hayamos infectado ya con al menos uno de ellos. Por suerte, nuestro sistema inmunitario es capaz de mantenerlos a raya en situaciones de normalidad.

  • Asano, Y., Yoshikawa, T., Suga, S., Kobayashi, I., Nakashima, T., Yazaki, T., ... & Ozaki, T. (1994). Clinical features of infants with primary human herpesvirus 6 infection (exanthem subitum, roseola infantum). Pediatrics, 93(1), 104-108.
  • Herpes Simplex Virus, OMS. Recogido a 7 de junio en https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/herpes-simplex-virus
  • Radu, O., & Pantanowitz, L. (2013). Kaposi sarcoma. Archives of pathology & laboratory medicine, 137(2), 289-294.
  • Schwartz, R. A., Micali, G., Nasca, M. R., & Scuderi, L. (2008). Kaposi sarcoma: a continuing conundrum. Journal of the American Academy of Dermatology, 59(2), 179-206.

Graduado en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares (2018). Máster en Zoología en la Universidad Complutense de Madrid (2019). Durante su carrera estudiantil, se especializó en comportamiento animal, evolución, parasitología y adaptaciones morfológicas animales al medio. En su estancia en el Máster profundizó en mecanismos evolutivos y comportamientos. También formó parte de un equipo del Museo Nacional de Ciencias Naturales durante dos años, donde realizó investigaciones de índole evolutiva. Aquí adquirió extensos conocimientos sobre genética, heredabilidad y otras cuestiones relacionadas con el ADN. A día de hoy, se dedica a tiempo completo a la divulgación científica, realizando artículos de evolución animal y psicología y medicina humana.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados