Un resumen de las características de estas organizaciones de trabajo. Unsplash.

Los Centros Especiales de Empleo (CEE), también llamados Centros Especiales de Trabajo (CET), son empresas que tienen el objetivo de favorecer la integración laboral de las personas con discapacidad. Es decir, empresas donde la mayoría de sus trabajadores tienen algún tipo de discapacidad.

En este tipo de centros se encuentra la figura del psicólogo. En este artículo, conoceremos algunas de sus funciones, las características de los CEE, cómo funcionan y qué tipos de servicios ofrecen. Además, explicaremos los diferentes tipos de discapacidades de las personas que trabajan ahí.

¿Qué es un Centro Especial de Empleo?

¿Qué es un Centro Especial de Empleo? Un Centro Especial de Empleo (CEE), también denominado CET (Centro Especial de Trabajo), es una empresa que contrata a personas con algún tipo de discapacidad. La discapacidad puede ser de cualquier tipo (sensorial, física, psíquica e intelectual), dependiendo del tipo de trabajo y de las tareas y funciones que éste conlleva.

Así, los Centros Especiales de Empleo son una fuente fundamental de contratación y desarrollo profesional para las personas con discapacidad. Su objetivo es proporcionar a los trabajadores con discapacidad la realización de un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales y que facilite la integración laboral de éstos en el mercado ordinario de trabajo.

Características

Los Centros Especiales de Empleo forman parte del mercado de trabajo protegido, es decir, un tipo de mercado donde se ofertan posiciones para colectivos vulnerables a nivel social, como es en este caso el colectivo de personas con algún tipo de discapacidad.

El trabajador que se incorpore en un CEE o CET deberá tener un certificado oficial de discapacidad, con un grado mínimo del 33%; sin embargo, hay una pequeña parte de la plantilla para personas sin discapacidad, como explicaremos más adelante.

Los CEE o CET fueron creados en España por la Ley de Integración Social de los Minusválidos, ahora denominada Ley General de Discapacidad.

Funcionamiento de un Centro Especial de Empleo

Para entender bien qué es un Centro Especial de Empleo, es importante entender cómo funciona. Normalmente en los Centros Especiales de Empleo existen otras empresas externas que contratan los servicios del CEE; por ejemplo, una empresa que tiene como producto paquetes de tabaco con su mechero y filtros incluidos, contrata a los servicios del CEE para que le fabrique estos productos.

Servicios de un CEE

Generalmente, un CEE o CET incluye una serie de servicios habituales. Generalmente, son los siguientes: jardinería, mantenimiento, limpieza, conserjería y administración. Es decir, los profesionales con discapacidad que trabajarán en él estarán formados (y/o tendrán experiencia) en estos campos.

¿Quién trabaja en un Centro Especial de Empleo?

A parte de los trabajadores con discapacidad (por ejemplo peones de limpieza, jardinería, mantenimiento, conserjería,...), en los Centros Especiales de Empleo también se encuentran trabajadores que forman parte del equipo USAP (Unidad de Soporte a la Atención Profesional).

El equipo USAP suele estar formado por psicólogos/as y trabajadores/as sociales,y se encarga de ofrecer soporte y asesoramiento. Por otro lado, también trabajan supervisores de los diferentes servicios, coordinadores, governantes, administrativos, etc.; estos trabajadores pueden o no tener discapacidad.

Profesionales con discapacidad

Ahora que entendemos un poco más qué es un Centro Especial de Empleo, podemos empezar a ubicar a sus profesionales también con discapacidad.

El término “discapacidad”, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), es un concepto general que abarca las deficiencias, limitaciones de la actividad y restricciones de la participación de una persona. Pero, ¿qué significa cada cosa? Las deficiencias abarcan las funciones corporales, las limitaciones de la actividad son dificultades para ejecutar ciertas tareas, y las restricciones de la participación implican problemas para participar en situaciones vitales.

Tipos de discapacidad

Las personas con discapacidad que trabajan en un CEE, presentan un grado mínimo del 33% de discapacidad. La discapacidad puede ser de diferentes tipos:

1. Discapacidad sensorial

Afecta a alguna (o varias) de las modalidades sensoriales: visual (ceguera, miopía maligna,...), auditiva (sordera),...

2. Discapacidad intelectual

Es la más frecuente en los Centros Especiales de Empleo. Implica déficits en el funcionamiento intelectual o cognitivo. Los grados de discapacidad intelectual en estos trabajadores suelen ligeros, leves o moderados. Las personas con discapacidad intelectual grave suelen acudir a centros ocupacionales (CO).

3. Discapacidad física

Implica una deficiencia motriz; se trata de una condición que evita o dificulta el libre movimiento, desempeño físico y/o desplazamiento en las personas. Ejemplos de ella son tener una lesión medular (paraplejia, tetraplejia,...), amputaciones, escoliosis, distrofia muscular, espina bífida, etc.

4. Discapacidad psíquica

Implica la existencia de un trastorno o enfermedad mental. La persona presenta trastornos en el comportamiento adaptativo, normalmente crónicos. Incluiría los casos de esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno ciclotímico, etc.

La figura del psicólogo en un CEE

Finalmente, para seguir entendiendo qué es un Centro Especial de Empleo, debemos tener presente que existe la figura del psicólogo dentro de él. Pero, ¿qué funciones desempeña? Básicamente, y a grandes rasgos, el/la psicólogo/a del equipo USAP (ya mencionado) se encarga de realizar un buen seguimiento de los trabajadores, en todos los ámbitos de su vida.

Evalúa las diferentes esferas del trabajador y participa en su bienestar, tanto en el ámbito laboral como fuera de él. También se encarga de la parte laboral.

A nivel de seguimiento, el psicólogo realiza los llamados PIIL (Programa Individual de Integración Laboral), un documento de cada trabajador con una serie de objetivos en el área personal, laboral y de relaciones interpersonales. Este documento se puede realizar conjuntamente con el/la trabajador/a social y tras una entrevista exhaustiva de seguimiento con el trabajador.

Referencias bibliográficas:

  • Baker & McKenzie. (2018). Las políticas de inserción laboral de las personas con discapacidad a través del mercado de trabajo protegido. Aspectos críticos para su mantenimiento y desarrollo sostenible. Resumen ejecutivo, 2-10.
  • Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. (2018). Centros Especiales de Empleo. Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).