Psicología de Masas: ¿qué es y qué estudia?

Cuando formamos parte de grandes grupos sociales, nuestra identidad puede verse modificada.

Psicología de Masas

¿Alguna vez te has preguntado cómo se organizan los movimientos de muchas personas, como protestas o manifestaciones, y qué explicaciones psicosociales pueden tener? Esto es lo que estudia la psicología de masas, centrada en conocer la forma en la que se organizan grandes conjuntos de personas para llevar a cabo diferentes actividades y productos. Busca comprender cómo las dinámicas colectivas influyen en el comportamiento, pensamiento y emociones de las personas en grupos numerosos.

A lo largo de la historia, la psicología de masas ha desempeñado un papel crucial en el entendimiento de las sociedades, revoluciones, movimientos políticos, comportamientos sociales y hasta en la forma en la que consumimos información y nos relacionamos con otras personas en la era digital. Comprender cómo funcionan los mecanismos psicológicos en las multitudes sociales es fundamental para líderes, comunicadoras y aquellas personas interesadas en la influencia social.

La psicología de masas es una ventana al entendimiento de cómo la mente humana se comporta y se ve afectada cuando se encuentra inmersa en la dinámica de grupos numerosos. En este artículo, exploramos los conceptos fundamentales de esta rama de la psicología y reflexionaremos sobre las aplicaciones contemporáneas de esta disciplina en la era de la información y la globalización.

Orígenes e historia de la psicología de masas

El estudio y la generación de la psicología de masas tiene sus raíces en el siglo XIX, una época de cambios profundos en la sociedad, la política y la ciencia. En este contexto, Gustave Le Bon, un psicólogo, sociólogo y antropólogo francés, publicó en 1895 su obra La Masa: Un estudio sobre la Mente Popular (Psychologie des Foules), en la que sentó las bases de esta disciplina.

1. Gustave Le Bon y sus aportaciones a las ciencias sociales

Gustave Le Bon (1841 – 1931) fue un visionario que abordó la psicología de masas desde una perspectiva innovadora. En su obra, Le Bon analizó cómo el comportamiento de las personas cambia y se modifica cuando se encuentran en grupos grandes en función de las ideologías mayoritarias y la influencia social. Sostiene que las masas tienen una mente colectiva que es muy diferente de la mente individual y que los individuos dentro de una multitud pueden verse influenciados por fuerzas psicológicas que operan a un nivel más profundo.

2. Contexto histórico

La obra de Le Bon surgió en un momento de agitación social y política, principalmente como consecuencia directa de los cambios sociales y de movilización característicos de la Revolución Industrial y la urbanización masiva. Estos cambios generaron tensiones sociales y políticas, como la aparición de movimientos obreros y nacionalistas, además de la agitación de masas en forma de manifestaciones y disturbios.

3. El poder de la masa

Le Bon estudió estos movimientos sociales para enfatizar en que, cuando los individuos se unen en una multitud, su mentalidad cambia y las emociones y creencias grupales se propagan en una especie de contagio emocional. En este estado, la mente individual se diluye para pasar a fusionarse con la mente colectiva de la masa, defendiendo las ideas colectivas y no parándose a pensar en las motivaciones individuales. Esto puede llevar a comportamientos impulsivos y a una susceptibilidad a la sugestión.

Además, Le Bon destacó la importancia del liderazgo carismático en la manipulación de las masas para poder difundir las ideas colectivas y que estas tomen el mismo o superior poder de influencia sobre las personas que sus ideologías individuales.

4. Influencia en la psicología

La obra de Le Bon tuvo un impacto significativo en el mundo de la investigación en psicología y en sociología, llegando a impactar a otros pensadores como Trotter o Adorno, exploradores de temas relacionados con la psicología de masas y el comportamiento colectivo.

5. Desarrollo posterior

A lo largo del siglo XX, otros investigadores continuaron explorando y ampliando las ideas de Le Bon, sobre todo en relación al desarrollo de las Guerras Mundiales y el movimiento nazi. Algunos se centraron en la propaganda y la manipulación de masas en este contexto de regímenes totalitarios, mientras que otros estudiaron el comportamiento grupal en diferentes contextos más cercanos a la cotidianidad y la vida en sociedad.

Principales conceptos de la psicología de masas

Como venimos comentando, la psicología de masas abarca diversos conceptos fundamentales desarrollados a partir del trabajo de Gustave Le Bon y otros investigadores destacados en el campo. Estos conceptos permiten tomar conocimiento y conciencia sobre la manera en la que las dinámicas colectivas influyen en el comportamiento y pensamiento de las personas cuando se encuentran inmersas en grupos numerosos. A continuación, exploraremos algunos de los principales conceptos de la psicología de masas:

1. Mentalidad de la masa

La mentalidad de la masa hace referencia a la manera mencionada previamente en la que los individuos pertenecientes a un grupo a una agrupación social cambian su pensamiento y comportamientos consecuentes cuando se encuentran dentro de una multitud y su identidad personal se diluye. En este estado, la mente individual tiende a diluirse y fusionarse con la mente colectiva de la masa. Como resultado, los individuos pueden experimentar una disminución de racionalidad y una mayor susceptibilidad a la influencia de los demás miembros de la agrupación.

2. Contagio emocional

El contagio emocional se ha definido como el fenómeno mediante el cual las emociones y estados de ánimo se propagan rápidamente dentro de una multitud. Cuando una emoción fuerte se manifiesta en uno o varios individuos, puede extenderse como una ola a través de la masa, generando respuestas emocionales compartidas y que pueden llegar a considerarse exacerbadas, excesivas o violentas.

3. Sugestión

La sugestión hace referencia a la capacidad de influencia que tienen las ideas, creencias o mensajes que se emiten sobre los individuos en un contexto grupal y masificado. En este contexto de formar parte de una multitud, las personas son más susceptibles a la sugestión, por lo que están más dispuestas a adoptar comportamientos y opiniones que no seguirían de forma individual, sino que entra en juego la acción de la sugestión y la influencia social.

4. Identidad grupal

Dentro de una masa, los individuos tienen a abandonar su identidad individualizada para pasar a identificarse y ligarse fuertemente con el grupo, lo que puede dar lugar a una sensación de pertenencia y solidaridad. Esta identidad grupal puede influir en la forma en la que los individuos se comportan y toman decisiones, ya que priorizan el bienestar del grupo sobre los intereses individuales.

5. Comportamiento colectivo

El comportamiento colectivo hace referencia al amasijo de acciones y decisiones que emergen de una masa de personas. Este comportamiento puede variar desde acciones coordinadas, como manifestaciones y protestas, hasta comportamientos irracionales y destructivos cuando la masa se ve envuelta en situaciones de conflicto que ponen en peligro la identidad grupal descrita anteriormente.

Aplicaciones contemporáneas y ética

En la era de la información y la globalización, la psicología de masas adquiere una relevancia aún mayor debido a la amplificación de su alcance a través de los medios de comunicación y las plataformas digitales. Las aplicaciones contemporáneas de esta disciplina abarcan diversos campos, desde la política y el marketing hasta la comunicación y la toma de decisiones a nivel social. Sin embargo, con el poder de influencia que conlleva el conocimiento sobre la psicología de masas, también surgen cuestiones éticas que deben abordarse con responsabilidad y cautela.

1. Política y comunicación:

La comprensión de la psicología de masas se ha convertido en una herramienta poderosa para los líderes y estrategas que buscan ganar apoyo y movilizar a las masas hacia ciertos objetivos. La utilización de discursos emotivos, el manejo de narrativas y la explotación de temores y deseos colectivos son prácticas que han sido empleadas para obtener respaldo popular. Es crucial considerar la ética en el uso de estas tácticas, asegurándose de que no se manipule o engañe a las personas, y respetando la diversidad de opiniones y valores.

2. Marketing y publicidad:

La psicología de masas se aplica para influir en el comportamiento del consumidor y generar demanda de productos y servicios. El análisis de datos y el uso de técnicas psicológicas pueden crear campañas altamente persuasivas. No obstante, las empresas deben tener en cuenta la responsabilidad social y evitar prácticas manipuladoras que puedan vulnerar la privacidad o la autonomía del consumidor.

3. Comportamiento social y movilización:

En el ámbito social, la psicología de masas también se aplica para comprender y abordar problemas colectivos, como la participación en movimientos sociales o la adhesión a causas humanitarias. La movilización efectiva de masas para promover el cambio social positivo es un objetivo loable, pero es esencial asegurar que estas acciones se basen en la transparencia, el respeto a los derechos humanos y la integridad.

4. Ética y responsabilidad:

La ética juega un papel central en el estudio y aplicación de la psicología de masas. Los profesionales y académicos que trabajan en este campo deben tener en cuenta las implicaciones de sus investigaciones y prácticas en la sociedad. Es esencial evitar el abuso del conocimiento sobre la psicología de masas para manipular o controlar a las personas, en lugar de empoderarlas y fomentar un pensamiento crítico y autónomo.

Comprender y concienciar

En conclusión, la psicología de masas ha hecho hincapié en estudiar y comprender la manera en la que funcionamos las personas cuando formamos partes de grupos y tomamos acción en comportamientos basados principalmente en lo grupal y colectivo. Sin embargo, esto debe servir también para concienciar y aprender sobre qué tipo de actitudes o funcionamientos grupales pueden ser nocivos, no solo para el individuo sino también para los colectivos. La psicología de masas es interesante para entender las formas en las que podemos ser colectivamente manipulados, aprendiendo a tomar conciencia de ello y evitar en la medida de lo posible, que nos suceda.

  • Le Bon, G. (2018). Psicología de las masas. Editorial Verbum.
  • Ovejero, A. (1997). El individuo en la masa: Psicología del comportamiento colectivo. Oviedo: Nobel.

Psicólogo

Javi Soriano es graduado en Psicología por la Universidad de Valencia y está acabando un Máster en Investigación Psicosocial. Le interesa todo lo que tiene que ver con las personas y la sociedad, pero le encanta leer y escribir sobre temas relacionados con el género, la sexualidad y las minorías. Es una persona muy curiosa a la que le encantan los debates y aprender de los demás.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese