Un repaso a las características de este test. Unsplash.

La evaluación psicológica incluye una gran variedad de técnicas dirigidas a evaluar diferentes rasgos de la personalidad, funciones psicológicas y neurológicas, inteligencia, etc. Aquí conoceremos el Test neuropsicológico de Luria-Christensen, una batería neuropsicológica de gran repercusión.

Las funciones neuropsicológicas incluyen áreas de la persona como la función motora, visual, espacial, el lenguaje, etc. Vamos a conocer con detalle qué áreas evalúa este test y cuáles son sus características.

Test neuropsicológico de Luria-Christensen: características

El Test neuropsicológico de Luria-Christensen es una batería neuropsicológica construida por Alexander Romanovich Luria (1974) y revisada por Anne L. Christensen (1978). Proviene de la escuela neuropsicológica Europea, que se centraba en una evaluación más cualitativa que cuantitativa, al no contar datos normativos.

Dicho test es ampliamente utilizado en nurología y nuropsicología para el diagnóstico de las distintas funciones cerebrales. La batería se basa en la teoría de los Sistemas Funcionales de Luria.

Funciones que evalúa

Son muchas las funciones que evalúa el test. Concretamente, las siguientes:

  • Funciones motoras: manos, praxias orales, ataxias, hipercinesias y sincinesias, etc.
  • Organización acústico-motriz: incluye diferenciar si 2 tonos son iguales, la reproducción de sonidos, etc.
  • Funciones cutáneas superiores y cinestésicas: sensaciones cutáneas, musculares, articulaciones y esterognosias, etc.
  • Funciones visuales superiores: percepción de objetos, colores, agudeza visual, etc.
  • Lenguaje receptivo: audición fonémica, comprensión de palabras, frases simples/complejas…
  • Lenguaje expresivo: articulación de sonidos, lenguaje repetititvo, narrativo…
  • Lectura-escritura: análisis fonético, síntesis de palabras…
  • Destreza aritmética: comprensión de conceptos numéricos y operaciones aritméticas.
  • Procesos mnésicos: aprendizaje, retención, recuperación y memoria lógica.
  • Procesos intelectuales: capacidad para analizar situaciones, desarrollar estrategias de acción…

Ficha técnica de esta prueba

A nivel técnico, los componentes (material) del Test neuropsicológico de Luria-Christensen incluyen el manual, una caja con tarjetas, el examen en sí, un cuadernillo para el niño y un cuadernillo para el examinador.

La edad de aplicación es a partir de los 7 años. Es de aplicación individual y el tiempo de aplicación es variable.

Versiones del Test de Luria-Christensen

Existen diferentes versiones del Test neuropsicológico de Luria-Christensen:

  • El Luria-inicial, para edades pre-escolares de entre 4 y 6 años.
  • El Luria-DNI: destinado a niños entre 7 y 12 años.
  • El Luria-DNA: a partir de los 7 años

Vamos a conocerlas en detalle.

1. Batería Luria-Inicial

Diseñada por los doctores Ramos y Manga, esta batería surgió fruto de muchos años de investigación y experiencia con los instrumentos de Luria, y trata de responder a las necesidades de evaluación del período infantil.

Abarca un rango de edad hasta ahora no cubierto, de 4 a 6 años. Se trata de una continuidad a la batería Luria-DNI, y ésta última a su vez representa una continuación de la batería Luria-DNA. Todas ellas son sensibles al desarrollo humano. Además, el test permite una exploración de la lateralidad manual del sujeto.

2. Batería Luria-DNI

También desarrollada por los profesores Manga y Ramos en 1991, surge a continuación de la anterior. Se elaboró a partir de los métodos de Luria para analizar a nivel neuropsicológico los procesos superiores. Cuenta con diferentes baremos: nivel de 7 años cumplidos, nivel de 8 años, nivel de 9 años y nivel de 10 años en adelante.

3. Batería Luria-DNA

Es un batería neuropsicológica diseñada, de igual forma, por los profesores Manga y Ramos (1999), a partir del material elaborado por Christensen.

La batería permite obtener un perfil neuropsicológico comprehensivo de una persona en cinco dominios: visoespacial, lenguaje oral, memoria, intelectual y control atencional, y evalúa a partir de los 7 años. Su objetivo es analizar neuropsicológicamente los procesos superiores en adultos.

Adaptación española: test de Manga y Ramos

A partir de la propuesta de Luria-Christensen, Manga y Ramos hacen la adaptación española, que evalúa 4 áreas: viso-espacial, lenguaje, memoria y procesos intelectuales.

Cada una de estas áreas incluye diferentes subtests:

  • Área visoespacial: incluye los subtests de percepción visual y orientación espacial.
  • Área de lenguaje oral: incluye los subtests de habla receptiva y habla expresiva.
  • Área de memoria: incluye los subtests de memoria inmediata y memoria lógica.
  • Área intelectual: incluye los subtests de dibujos temáticos y textos, y de actividad conceptual.

Además, añaden un subtest más no incluido en ninguna área concreta: control atencional. Finalmente se obtiene una puntuación total de sumar todas las puntuaciones de los subtests, a partir de la cual se obtiene un perfil neuropsicológico global del sujeto.

eferencias bibliográficas:

  • Buela-Casal, G.; Sierra, J.C. (1997). Manual de evaluación psicológica. Ed. Siglo XXI. Madrid.
  • Basuela, E. (2007). Análisis de la estructura factorial de la batería Luria-DNA en estudiantes universitarios. Revista de Psicodidáctica, 12(1), 143-152.
  • Basuela, E. (2008). Revisión: Baterías de evaluación neuropsicológica infantiles. BOL PEDIATR, 48(203), 8-12.