Una manera de dividir las partes de la corteza cerebral.

Nuestro cerebro es un conjunto de órganos grande y complejo, conformado por diferentes estructuras las cuales cumplen con distintas funciones en el organismo. La más visible de todas ellas es la más externa y desarrollada en el ser humano, permitiendo su existencia desde el procesamiento de la información procedente de los sentidos hasta la puesta en marcha de capacidades cognitivas complejas: la corteza cerebral.

Pero la corteza cerebral no tiene la misma estructura en toda su superficie ni tiene en todos sus puntos las mismas funciones. Ello ha hecho que de cara al estudio se hayan generado divisiones imaginarias que limitan distintas regiones del córtex. Y de entre todas las existentes, la más conocida y utilizada es la de las áreas de Brodmann.

Un mapa con las partes de la corteza cerebral

Reciben el nombre de áreas de Brodmann el conjunto de divisiones imaginarias en las cuales puede dividirse la corteza cerebral y que permite la identificación de regiones concretas de ésta.

Dicha división fue propuesta por el psiquiatra Korbinian Brodmann en 1909, no siendo las divisiones aleatorias sino basadas en la existencia de diferencias en lo referente a la composición, estructura y disposición de las células en distintas zonas del córtex.

El objetivo del autor era generar una clasificación topográfica desde el estudio de las características anatómicas, centrándose para ello en la citoarquitectónica y generando divisiones espaciales de la corteza para elaborar teoría y poder aplicarlo en el campo de la patología. Los estudios se realizaron con una gran cantidad de especies animales, pero únicamente describiría en detalle el cerebro humano y el de otros simios.

En el caso del ser humano, Brodmann realizó una división en un total de 47 zonas o áreas, si bien algunas de ellas pueden subdivide hasta formar un total de 52.

Las áreas de Brodmann forman en la actualidad una clasificación de áreas cerebrales más conocida y empleada a nivel mundial, habiendo permitido realizar un mapeo del cerebro y resultando de gran utilidad a la hora tanto de investigar regiones concretas como a la hora de dirigir y realizar diferentes intervenciones médicas.

Las diferentes áreas de Brodmann

En la clasificación original, Brodmann dividió la corteza cerebral en hasta 47 áreas diferentes. Concretamente, podemos encontrar las siguientes áreas.

Área 1 de Brodmann

El área 1 de Brodmann puede encontrarse justo después del surco central o cisura de Rolando. forma parte del área somatosensorial primaria y trabaja con la información somestésica procedente del cuerpo.

Área 2 de Brodmann

Este área es también parte de la corteza somatosensorial primaria, poseyendo las mismas funciones que la anterior.

Área 3 de Brodmann

Junto a las dos anteriores, forma parte de la corteza somatosensorial primaria. También recopila y procesa información del estado y sensaciones somestésicas como el tacto o propiocepción.

Área 4 de Brodmann

Esta área cerebral se corresponde en gran medida con el área motora primaria, siendo de gran importancia a la hora de enviar a los músculos esqueléticos la orden de contraerse o dilatarse.

Área 5 de Brodmann

Esta área de Brodmann forma parte del área somatosensorial secundaria, contribuyendo al procesamiento de la información somestésica.

Área 6 de Brodmann

Región en la que se encuentra el área premotora, gracias a la cual podemos planificar nuestros movimientos antes de realizarlos y en la que se almacenan varios programas básicos de movimiento.

Área 7 de Brodmann

Al igual que la 5, el área 7 forma parte de ella corteza somatosensorial secundaria, ayudando a procesar e integrar la información de la corteza somatosensorial primaria. Permite el reconocimiento de los estímulos al captar y permitir la comprensión de características generales de éstos.

Área 8 de Brodmann

Forma parte de la corteza motora secundaria, en este caso teniendo especial relevancia en el movimiento de los músculos que controlan los ojos.

Área 9 de Brodmann

Esta área forma parte del prefrontal, concretamente estando en ella el prefrontal dorsolateral. Muy vinculada a las funciones ejecutivas y a la sensación de autoconciencia, trabaja con aspectos tales como la empatía, memoria, atención, procesamiento y gestión emocional. En parte es también una área motora terciaria, influyendo por ejemplo en la fluencia verbal.

Área 10 de Brodmann

Al igual que la anterior, forma parte del prefrontal (siendo su parte más anterior) y concretamente a la región frontopolar. Se vincula a aspectos como planificación, introspección, memoria y capacidad de dividir la atención.

Área 11 de Brodmann

Al igual que la 9 y la 10, el área 11 es una área de asociación terciaria que forma parte del prefrontal, participando en funciones y habilidades cognitivas superiores. Concretamente forma parte de la región orbitofrontal, vinculada a la gestión de nuestra interacción social y la gestión y adecuación de nuestra conducta, inhibiendo y controlando por ejemplo la agresividad.

Área 12 de Brodmann

Esta área también incluye parte del orbitofrontal, al igual que la anterior.

Área 13 de Brodmann

Esta área cuenta con la particularidad de que puede ser difícil de ver a simple vista. Y es que forma parte de la ínsula, en su parte anterior. Ayuda a coordinar los movimientos necesarios para el lenguaje. También conecta el prefrontal y el sistema límbico, relacionándose con la conducta sexual y emocional.

Área 14 de Brodmann

Esta área cuenta prácticamente con las mismas funciones que el anterior, si bien también se vincula al procesamiento de la información olfativa y visceral.

Área 15 de Brodmann

Vinculada con el procesamiento de la información de la presión sanguínea y la presión sobre la carótida, así como con los ataques de pánico. Inicialmente Brodmann no encontraría este área (tampoco la anterior) en humanos pero si en otros simios, si bien investigaciones posteriores han hallado que poseemos estructuras similares.

Área 16 de Brodmann

Esta área ocupa la mayor parte de la ínsula, ayudando a procesar aspectos como el dolor, la temperatura, la información fonológica o la capacidad de tragar.

Área 17 de Brodmann

Área visual primaria. Se trata de la primera área de la corteza que empieza a procesar la información visual del núcleo geniculado lateral, poseyendo además un mapeado o representación retinotópica del ojo y del campo visual que permite un procesamiento posterior y más preciso. Obtiene también las primeras impresiones de color, orientación o movimiento.

Área 18 de Brodmann

Una de las cortezas extraestriadas que forman parte de la corteza visual secundaria. Permite la visión en 3 dimensiones y la detección de la intensidad lumínica.

Área 19 de Brodmann

Es también una de las cortezas extraestriadas o visuales secundarias, y en este caso permite también el reconocimiento visual de los estímulos al vincularse con la memoria.

Área 20 de Brodmann

Forma parte también de la vía visual ventral o vía del qué (que permite ver color y forma). En definitiva permite saber qué estamos viendo. Incluye la circunvolución temporal inferior.

Área 21 de Brodmann

Al área 21 es un área de asociación auditiva, la cual forma parte de la conocida área de Wernicke. Participa pues entre otras cosas en la comprensión del lenguaje.

Área 22 de Brodmann

Cuando pensamos en el área de Wernicke en sí, estamos pensando mayoritariamente en esta área. Se vincula pues a la capacidad de comprensión del lenguaje, ayudando a transformar y vincular la información auditiva con su significado.

Área 23 de Brodmann

Forma parte del área de la corteza vinculada con la información emocional y la memoria, estando conectada al sistema límbico.

Área 24 de Brodmann

Al igual que la anterior participa en el procesamiento y percepción de las emociones y su vinculación con la conducta (conectando con orbitofrontal y sistema límbico).

Área 25 de Brodmann

Situada cerca del cíngulo, en el área subgenual. Se vincula al movimiento que se produce por debajo de la rodilla, el estado de ánimo, el apetito o el sueño. La parte más cercana al prefrontal se vincula a la autoestima.

Área 26 de Brodmann

Se relaciona con la memoria autobiográfica y se sitúa en la circunvolución del cíngulo.

Área 27 de Brodmann

Esta región cerebral, al igual que la anterior, se vincula a procesos relacionados con la memoria (estando cerca del hipocampo), así como con las áreas cerebrales que permiten la percepción e identificación de los olores. De hecho, en ella se encuentra parte de la llamada corteza olfativa primaria.

Área 28 de Brodmann

Corteza asociativa que al igual que la anterior participa tanto en procesos de memoria como en la integración de la información de la percepción olfativa. También parte de la corteza entorrinal está en este área, siendo esta última una región que hace que la información del resto del cerebro pueda pasar al hipocampo y viceversa.

Área 29 de Brodmann

Esta área, en la parte retroesplenial del cíngulo, también se vincula a la memoria, siendo ejemplo de ello la evocación de vivencias.

Área 30 de Brodmann

Área asociativa al igual que la anterior y con funciones semejantes. Situada en la parte subesplenial del cíngulo. Se vincula a la memoria y al aprendizaje, así como al condicionamiento.

Área 31 de Brodmann

También en la circunvolución del cíngulo, esta área se vincula al procesamiento de la memoria y las emociones, participando en la sensación de familiaridad.

Área 32 de Brodmann

Parte del parietal y casi del frontal, en la parte dorsal del giro del cíngulo, esta región participa en procesos cognitivos como el de la toma de decisiones y la inhibición de respuesta.

Área 33 de Brodmann

Al igual que la anterior esta área se relaciona con la toma de decisiones, así como la percepción de dolor, el procesamiento emocional y la planificación motora.

Área 34 de Brodmann

En esta región puede encontrarse el uncus. Se trata pues de un área que formaría parte de la corteza olfativa primaria. La percepción del disgusto o la memoria olfativa y gustativa también son aspectos en los que participa.

Área 35 de Brodmann

En ella está la corteza perirrinal. Participa en la memoria, estando vinculada a los recuerdos inconscientes. También en el reconocimiento de imágenes.

Área 36 de Brodmann

El área 36 de Brodmann ayuda a codificar y recuperar recuerdos autobiográficos. También ayuda a procesar la información relacionada con la localización espacial. En ella está la corteza parahipocampal.

Área 37 de Brodmann

Integra parte del giro fusiforme. Proceda información multimodal Este área tiene vinculación con el reconocimiento de caras, lenguaje de signos o la comprensión de metáforas, entre otras.

Área 38 de Brodmann

Otra área de asociación, vinculada tanto a la memoria como a las emociones. También al procesamiento semántico de la información.

Área 39 de Brodmann

En esta área de Brodmann encontramos el giro angular, implicado en la comprensión del lenguaje tanto verbal como escrito o en al cálculo.

Área 40 de Brodmann

En esta ocasión encontramos el giro supramarginal como una de las estructuras más relevantes. Permite junto al giro angular la capacidad de vincular grafemas y fonemas, con lo que resulta imprescindible para la lectoescritura. También se vincula al aprendizaje y reconocimiento táctil y motor.

Área 41 de Brodmann

Área que corresponda con la corteza auditiva primaria, primer núcleo de la corteza en procesar la información auditiva. Detecta cambios de frecuencia y participa en la localización de la fuente de sonido.

Área 42 de Brodmann

Corteza auditiva secundaria, al igual que el área de Wernicke. Permite procesar a mayor nivel la información obtenida de la corteza auditiva primaria.

Área 43 de Brodmann

Situado en la parte posterior de la ínsula y prácticamente en la cisura de Silvio, se trata de la parte de la corteza gustativa que nos permite procesar a nivel de corteza la información sobre el sabor y el gusto.

Área 44 de Brodmann

Junto con el área 45 forma el área de Broca, permitiendo la producción del lenguaje a nivel hablado y escrito. El área 44 se corresponde con el pars opercularis del área de Broca, vinculándose también a la entonación, a la gesticulación y a los movimientos necesarios para producir el lenguaje.

Área 45 de Brodmann

Junto a a la anterior forma el área de Broca, imprescindible para la producción del habla fluida. El área 45 incluye el pars triangularis, vinculado al procesamiento semántico además de a la gesticulación, la expresión facial y la entonación.

Área 46 de Brodmann

En la circunvolución frontal inferior, forma parte del prefrontal dorsolateral, siendo relevante su papel en cuanto a la atención y la memoria de trabajo.

Área 47 de Brodmann

También llamado pars orbitalis, tambien participa en el área de Broca y tiene una implicación importante en el lenguaje. Concretamente en la sintaxis del lenguaje, así como la de la música.