Amor consumado: qué es y cómo alcanzarlo en una relación

Así es como el psicólogo Robert Sternberg describe el amor consumado, el más equilibrado de todos.

Amor consumado

Todos deseamos y buscamos construir una relación de pareja que nos aporte felicidad y nos permita desarrollarnos como individuos. No obstante existen distintos componentes que debemos desarrollar si queremos encontrar ese tipo de amor ideal.

Para construir una relación sana, es crucial entender que el amor toma diferentes formas. Por ejemplo, dos personas que inician una relación pueden atraerse físicamente pero no ser compatibles en otras áreas importantes, por lo que es muy probable que si no las trabajan experimenten problemas en el futuro. En este sentido, aquí veremos en qué consiste el amor consumado y qué se necesita para alcanzarlo.

¿Qué es el amor consumado?

Para comprender mejor los diferentes tipos de amor, el psicólogo Robert Sternberg desarrolló la teoría triangular del amor. Este marco nos permite entender el tipo de relación que hemos construido con nuestra pareja; a la vez que precisa los elementos básicos del amor romántico que podemos tratar de trabajar para conseguir una relación más satisfactoria. En última instancia, esta teoría permite separar los sentimientos superficiales de atracción del amor verdadero a través de diferentes criterios.

Qué es el amor consumado

Según el psicólogo Robert Sternberg, todas las relaciones amorosas se componen de tres componentes representativos: pasión, compromiso e intimidad. La teoría triangular del amor afirma que estos componentes son la base de todas las relaciones amorosas. El amor consumado es considerado el epítome de los sentimientos románticos, y contiene los tres componentes en igual equilibrio.

Componentes del amor consumado

La teoría triangular del amor de Robert Sternberg se publicó por primera vez en 1988. Esta pretende dilucidar la verdadera naturaleza de las relaciones románticas. También, gracias a sus conclusiones, puede servir de guía hacia el amor verdadero y significativo estableciendo la adquisición de un compromiso mutuo. Según Sternberg, el amor consumado está formado por tres factores significativos: pasión, compromiso e intimidad

1. Intimidad

La intimidad proviene de compartir nuestras emociones y secretos más profundos con alguien. Esta se logra con el paso del tiempo; confiando en el otro, brindándole apoyo emocional o abrazándolo cuando lo necesita. En última instancia, la intimidad puede describirse como un sentimiento de seguridad: es la sensación de sentirse seguro en compañía de alguien. Esto solo se puede lograr compartiendo emociones y sentimientos genuinos, es decir auténticos y profundos.

2. Pasión

Para Sternberg la pasión dentro de una relación es mucho más que el deseo sexual; la define como una necesidad intensa de estar con alguien. Este componente puede incluir desde sentirse emocionado cuando el otro regresa a casa del trabajo a pensar en un futuro común. El sentimiento de pasión implica también querer hacer al otro igual de feliz que a uno mismo.

3. Compromiso

El compromiso es el resultado de dos decisiones importantes. Primero, consiste en decidir qué amas y te preocupas por el otro, y luego implica decidir seguir haciéndolo a lo largo de los años. Este elemento acaba estableciéndose gracias a las promesas cumplidas, el otro puede confiar sin temor a equivocarse que siempre estaremos ahí, tanto en los buenos como en los malos momentos, sobre todo en los segundos. Como vemos, este componente surge con el tiempo e incluye profundos sentimientos de lealtad y confianza.

Como vemos, una comprensión firme de las relaciones y sus componentes es crucial cuando se trata de amor. Sternberg explica a fondo la base de sus hallazgos sobre el amor consumado, así como otros tipos de amor, en un marco detallado. A partir de los tres componentes de la teoría triangular del amor: compromiso, intimidad y pasión. Stenrnberg, propone ocho tipos diferentes de amor que surgen de la ausencia o presencia de estos.

El amor que carece de más de un componente, por ejemplo, pasión e intimidad y únicamente se da la obligación de estar juntos, es según Stenrnberg una forma reducida y básica de amor romántico. Si existen dos de estos tres componentes en la relación, entonces significa que esta va en la dirección correcta. Sin embargo, el amor consumado -al que hay que aspirar- requiere los tres componentes.

¿Cómo alcanzar el amor consumado?

Las autoevaluaciones, los cuestionarios y las observaciones son métodos comunes para investigar el amor. Sin embargo, no se puede medir el amor como medimos las cosas palpables. El amor -al igual que otros conceptos abstractos como las emociones- es un intangible: no puede tocarse, pero sí podemos describir sus efectos positivos o negativos.

Varios estudios que analizaban la teoría triangular del amor de Sternberg a través de la lente de los diferentes estilos de apego, se centraron en investigar cómo los distintos tipos de relaciones podían predecir el nivel de satisfacción de cada uno de los miembros implicados. Estos descubrieron que las relaciones con altos niveles de compromiso e intimidad en las que existía un apego seguro presentaban los índices de satisfacción más altos.

Por otra parte, las relaciones con apegos seguros tienden a durar más que aquellas con apegos inseguros. Estas relaciones “seguras” contienen altos niveles de los componentes de pasión y compromiso. Aunque, también se describió una correlación directa entre los niveles de intimidad y el establecimiento de relaciones calificadas como seguras. Sin embargo, ninguna de estas investigaciones examinó de cerca el amor consumado. Esto se debe a que se necesita una cantidad significativa de tiempo para que las parejas logren establecer este tipo de relación.

¿El amor nos hace felices?

El conocido estudio de Harvard sobre el desarrollo en adultos (Harvard Study of Adult Development) es un estudio longitudinal que ha examinado la vida de más de 2000 personas a lo largo del tiempo. Este comenzó en el estado de Boston en 1938 y actualmente sigue en marcha. Su carácter longitudinal ha permitido a los investigadores descubrir que una de las claves de la felicidad son las relaciones amorosas.

Según Robert Waldinger, el psicólogo a cargo del estudio, las relaciones son la clave para el desarrollo de una vida sana y feliz. Durante su conocida charla TED de hace unos años, Waldinger expuso que el mensaje más claro que se podía extraer de la investigación era que "las buenas relaciones nos mantienen más sanos y felices". Las personas que mantienen lazos sociales fuertes son en general más felices que las personas que están solas.

Además, disfrutar de una relación amorosa, hace que las personas se mantengan más saludables. El estudio muestra que las personas de mediana edad que decían estar más satisfechas con sus relaciones tenían mejores lecturas de colesterol que las que estaban en relaciones menos satisfactorias.

Como vemos, existe una correlación fuerte y positiva entre amor y felicidad; por lo que merece la pena buscarlo. Sin embargo, el amor perfecto no ocurre de la noche a la mañana; este necesita tiempo para desarrollarse. También en algunos casos puede permanecer durante un tiempo y luego desvanecerse.

Para ayudarnos a desarrollar el amor consumado tenemos que explorar, junto a nuestra pareja, las tres puntas del triángulo de Sternberg (pasión, compromiso e intimidad) durante un período de tiempo prolongado. Una vez que se presentan estos tres componentes, el amor se considera completo y satisfactorio.

Amor consumado en la actualidad

Las normas sociales con respecto a las relaciones románticas han cambiado drásticamente con el tiempo. Esto se debe a que las nuevas generaciones han alterado radicalmente la forma en que sus padres y abuelos veían y entendían el amor. Según un estudio realizado en 2017 solo el 43 % de los jóvenes entre 21 y 36 años estaban casados; si nos remontamos a la generación anterior, el 78% de los miembros ya habían pasado por el altar cuando se encontraban en ese mismo rango de edad.

Sin embargo, estos datos sobre el matrimonio no tienen una relación directa con el amor consumado. Una encuesta realizada a ciudadanos estadounidenses en 2018 reflejaba que el 64% de los participantes decían sentirse felices y satisfechos en sus relaciones románticas. Como se muestra a través de la teoría del triángulo amoroso de Sternberg y las distintas encuestas, podríamos decir que los jóvenes de hoy en día retrasan el punto de compromiso del triángulo, una decisión que los lleva a pasar más tiempo con su pareja y conocerse mejor antes de comprometerse a largo plazo. Explorar conscientemente los distintos vértices del triángulo es la clave para construir relaciones de amor consumado.

  • Fry, R., Igielnik, R., & Patten, E. (2018, March 16). How millennials today compare with their grandparents 50 years ago.
  • Madey, S. F., & Rodgers, L. (2009). The effect of attachment and Sternberg’s triangular theory of love on relationship satisfaction. Individual Differences Research
  • Miller, R. W. (2018, October 8). Are Millennials 'killing' relationships, too? Young people are embracing single life, Tinder finds.
  • Mineo, L. (2017, April 11). Good genes are nice, but joy is better.

Valentín Elorza es estudiante de Medicina en la Universidad de Lieja y Graduado en Ingeniería Multimedia por la Universidad Ramón Llull. Trabajó varios años como programador web, pero siguiendo la máxima de "ahora o nunca", decidió dejar su querida Mallorca y mudarse a Bélgica para estudiar Medicina. Es redactor en MédicoPlus, AZ Salud, Estilo Next y Psicología y Mente.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados