Este fármaco no está considerado antidepresivo en los EEUU. Milnacipran.

Existen gran cantidad de antidepresivos en el mercado, habiéndose ido sintetizando diferentes sustancias con el fin de reducir o eliminar la sintomatología típica de los episodios depresivos.

Los diferentes tipos interactúan en diferentes niveles y de distintas formas con uno o varios neurotransmisores, consiguiendo efectos más o menos potentes y siendo más o menos eficaces en determinados casos. De entre la gran variedad de estos fármacos que existen, en este artículo vamos a hablar del milnacipran, un antidepresivo IRSN de gran utilidad.

¿Qué es el milnacipran?

El milnacipran es un psicofármaco elaborado con el propósito de combatir los síntomas depresivos, siendo un medicamente que forma parte del grupo de los antidepresivos. Dentro de ellos, es clasificado como un inhibidor específico de la recaptación de la serotonina y la noradrenalina o IRSN.

Este fármaco es de gran ayuda en el tratamiento de problemas como la pasividad y la falta de motivación y energía que muestran muchos sujetos con depresión, así como a la hora de combatir sintomatología cognitiva. Permite también mejorar el nivel de concentración y atención.

Aunque es un medicamento aprobado y utilizado en gran parte del mundo lo cierto es que no en todos los países tiene las mismas indicaciones aprobadas, ya que las autoridades de diferentes regiones han considerado que no existen suficientes datos sobre su eficacia en trastornos concretos. Sin embargo, sí se tiene en cuenta que genera beneficios en el tratamiento tanto de depresión como de otros problemas, siendo el principal la fibromialgia.

Mecanismo de acción del fármaco

El milnacipran es un IRSN, un inhibidor de la recaptación de serotonina y noradrenalina. Ello quiere decir que su principal mecanismo de acción se basa en impedir que las neuronas presinápticas reabsorvan parte de los neurotransmisores que han secretado (en este caso, específicamente la serotonina y la noradrenalina), de manera que dicho neurotransmisor permanece más tiempo disponible en el espacio sináptico. Así, hace que existan mayores concentraciones a nivel cerebral de noradrenalina y serotonina.

Un aspecto a destacar del milnacipran es que presenta una mayor actuación a nivel noradrenérgico que serotoninérgico (en una relación que algunos estudios indican es de 3:1), algo infrecuente en la mayoría de los antidepresivos. Esta característica la comparte con otro psicofármaco, que de hecho ha surgido a partir del milnacipran y es su enantiómero (mismos componentes químicos, pero rotados): el levomilnacipran.

Trastornos en los que se usa

El milnacipran es un psicofármaco cuyas propiedades le hacen útil en diferentes trastornos y patologías. Las propiedades de este fármaco la hacen apropiada para el tratamiento de la depresión mayor, en la que presenta una eficacia similar a la de la venlafaxina (otro IRSN) o la de los ISRS. Es especialmente útil en el tratamiento de sujetos que presentan pasividad y con poca movilidad y energía, utilizándose en depresiones moderadas y severas. También se ha aplicado a depresiones ansiosas y a trastornos como el trastorno de ansiedad generalizada.

Asimismo diversos estudios han demostrado que el milnacipran es de gran utilidad también en el tratamiento de problemas médicos que cursan con dolor crónico, como la fibromialgia. En este último trastorno contribuye a producir una mejoría tanto a nivel de reducir el dolor como el de los síntomas cognitivos que suelen acompañar a la fibromialgia. También parece mejorar la movilidad de los sujetos que lo padecen.

Dependiendo del lugar

Curiosamente, aunque estamos ante una sustancia con efectos antidepresivos, en los Estados Unidos no está aprobada su aplicación en el tratamiento del trastorno depresivo mayor. En ese país el milnacipran está aprobado únicamente para el tratamiento de la fibromialgia. Por otro lado, en gran parte de Europa (incluyendo España) el milnacipran no cuenta con indicación específica para la fibromialgia, pero sí en la depresión.

A pesar de estas diferencias, lo cierto es que los afectados por ambos tipos de afección (que además pueden darse de manera conjunta) han presentado una mejoría en la sintomatología, siendo aplicado en la práctica clínica tanto en uno como en otro.

Efectos secundarios y riesgos

Como ocurre con la mayoría de fármacos y psicofármacos, el consumo de milnacipran puede ser de gran utilidad para una gran cantidad de personas, pero a veces puede generar efectos secundarios desagradables e incluso suponer un riesgo para algunas personas

Algunos de los efectos secundarios más habituales son la hiperhidrosis o sudoración excesiva, náuseas y vómitos, mareos y sofocos, visión borrosa, estreñimiento, dificultades urinarias o disminución de la líbido. Otros efectos secundarios más graves son la posibilidad de taquicardias e hipertensión, disminución de los niveles de socio y problemas hepáticos. También se ha visto que en algunos casos graves puede provocar convulsiones.

También se ha visto que en algunas personas con trastorno bipolar, puede llevar a un episodio maníaco, así como a exacerbar alucinaciones y delirios en pacientes con trastornos psicóticos. Aunque algunos estudios parecen indicar que no es frecuente, también puede llegar a facilitar la aparición de pensamientos suicidas.

En lo que respecta a contraindicaciones, no deberían tomar milnacipran embarazadas o lactantes, así como tampoco en menores de edad. Está contraindicado en personas con problemas cardíacos (especialmente aquellos que han sufrido un infarto recientemente) y renales, así como en glaucoma de ángulo estrecho o problemas urinarios. Por último, está contraindicado si el sujeto sigue un tratamiento con antidepresivos IMAO, pues su combinación podría generar un síndrome serotoninérgico.

Referencias bibliográficas:

  • Cording, M.; Derry, S.; Phillips, T.; Moore, R. & Wiffen, P.J. (2015). Milnacipran for fibromyalgia in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews, 10. Art. No.: CD008244. DOI: 10.1002/14651858.CD008244.pub3.
  • Montgomery, S. & Briley, M. (2010). Milnacipran: recent findings in depression. Neuropsychiatric Disease and Treatment, 6 (Supl. 1): 1-2.