¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 7 tipos de Inteligencia Emocional y sus funciones

Un resumen de los tipos de Inteligencia Emocional que existen, según varias clasificaciones.

Tipos de inteligencia emocional

La Inteligencia Emocional es la capacidad que nos permite comprender nuestras propias emociones y las de los demás, así como ser capaces de adaptarnos a las distintas situaciones.

Existen distintos tipos de Inteligencia Emocional, y diferentes psicólogos han realizado distintas clasificaciones sobre ello. Tendremos en cuenta si la capacidad de entender las emociones se refiere a uno mismo (personal) o a otros sujetos (interpersonales)y si se vincula con la gestión de estrés, con habilidades adaptativas o con estado de ánimo positivo.

Como sucede con otras capacidades, se puede trabajar para potenciarla, y se han visto útiles algunas actuaciones que podemos realizar durante nuestra vida cotidiana para favorecerla.

En este artículo veremos los distintos tipos de Inteligencia Emocional y sus características.

¿Qué entendemos por Inteligencia Emocional?

La evaluación de la inteligencia ha ido evolucionando y desarrollándose con el paso de los años. En un primer momento solo se tenía en cuenta la inteligencia general o aquella vinculada con el conocimiento que adquirimos en el ámbito académico. Pero posteriormente se ha ampliado el abanico de aptitudes implicadas, teniendo en cuenta otro tipo de inteligencias que también son importantes para la vida de los sujetos, como es el caso de la Inteligencia Emocional.

La Inteligencia Emocional fue descrita por primera vez por Peter Salovey y John Mayer, aunque el concepto fue desarrollado por el psicólogo Daniel Goleman. Esta inteligencia se define como la capacidad para reconocer y comprender las emociones propias y la de los demás. Nos permite identificar y distinguir diferentes emociones, servirnos de la información, sensaciones, que nos producen las emociones para actuar o pensar de un modo determinado.

En definitiva, la Inteligencia Emocional nos permite una mejor adaptación a nuestro entorno, ya que nos da información, nos hace conocedores, de cómo se sienten las personas de nuestro entorno y cómo nos sentimos nosotros. Facilitándonos así poder vivir en armonía y actuar de una manera más adecuada a la situación.

Componentes de la Inteligencia Emocional

La Inteligencia Emocional está constituida por 5 componentes. Es decir, existen 5 factores que se vinculan con la Inteligencia Emocional y que están presentes en los sujetos que destacan por este tipo de inteligencia. Veamos pues cuáles son y cómo se definen cada uno.

1. Autoconciencia Emocional

La autoconciencia emocional se refiere a la capacidad que tienen algunos sujetos de conocerse a sí mismos, de identificar y reconocer sus emociones y ser conscientes de qué están sintiendo en cada momento, cómo su estado emocional puede variar.

2. Autorregulación emocional

Como bien nos indica el nombre, el componente de autorregulación emocional se refiere a la capacidad que muestran algunas personas para controlar sus emociones. Son capaces de reprimir el impulso de actuar si saben que esta acción les repercutirá a otras personas o a ellos mismos. De este modo, no significa reprimir nuestras emociones sino saber modularlas para que estas nos beneficien y no nos afecten negativamente.

3. Empatía

La empatía es la capacidad que nos permite comprender el estado emocional de las personas que nos rodean e ir más allá, poniéndonos en su lugar. No sólo identificamos cómo se siente, sino que comprendemos y entendemos por qué se siente así. Así pues, esta comprensión nos da la posibilidad de actuar de un modo más adecuado, más acorde a la situación, para intentar conseguir mejor comunicación con la otra persona, que se sienta entendido.

4. Motivación

La motivación es un estado fundamental para la correcta actuación de las personas, para que se mantengan activas y sigan progresando y desarrollándose. Mantenerse motivado, con metas que queremos conseguir, nos permite mostrar mayor empeño para adaptarnos a las nuevas situaciones. Tener objetivos es lo que nos ayuda a seguir adelante, luchando por lo que queremos.

5. Habilidades sociales

Las habilidades sociales son fundamentales para poder establecer adecuadas relaciones con otras personas. De esta manera, la capacidad de comprender emocionalmente a los demás se vincula también con un mayor desarrollo de las habilidades sociales.

Tipos de Inteligencia Emocional

Distintos autores se han centrado en el estudio de la inteligencia, y más concretamente en conocer y describir los distintos tipos de Inteligencia Emocional. A continuación haremos mención de las principales clases de Inteligencia Emocional que nos proponen.

Inteligencia Emocional según D. Goleman

Ya hemos dicho que Goleman es el autor más reconocido en el estudio de la Inteligencia Emocional. Este psicólogo divide la Inteligencia Emocional en dos tipos.

1. Inteligencia Personal

Esta inteligencia hace referencia a la capacidad que tenemos para comprendernos emocionalmente a nosotros mismos. Ser conscientes de cómo nos sentimos y así poder actuar acorde a este conocimiento propio para lograr un mejor estado.

Esta clase de inteligencia se relaciona con tres elementos o capacidades: la autoconciencia, la capacidad de ser consciente de uno mismo, de saber en qué estado nos encontramos y cómo nos sentimos; la autorregulación que se refiere a la capacidad de controlar nuestras propias emociones o lo que sentimos, no dejarnos llevar por ello; y automotivación, vinculada con la capacidad de mantenerse activo y con fuerza para seguir adelante y poder lograr así nuestras metas.

2. Inteligencia interpersonal

En este caso, la inteligencia interpersonal hace referencia a cómo las personas comprendemos a los demás y los entendemos, como nos relacionamos con ellos, Influyen dos tipos de factores que son esenciales para que tenga lugar este tipo de inteligencia: la empatía, como dijimos, es la capacidad de entender las emociones de los demás y hacerlas propias, ponernos en su lugar; y las habilidades sociales, que nos permiten relacionarnos con las otras personas de manera adecuada, desde el respeto propio y a los demás, siendo asertivos.

ariantes de inteligencia emocional

Inteligencia Emocional según Reuven Bar-On

Otro autor destacable en el ámbito de la Psicología Emocional es Reuven Bar-On. Este psicólogo plantea la Inteligencia Emocional como la capacidad de comprendernos a nosotros mismos, de relacionarnos de manera correcta con los demás y poder adaptarnos a los distintos sucesos, superar adversidades. Asimismo, distingue 5 tipos de Inteligencia Emocional.

1. Habilidades intrapersonales

Las habilidades intrapersonales son la capacidad de regular y manejar nuestras propias emociones. La manera como identificamos nuestras emociones, las comprendemos, las regulamos y las expresamos. Así, este tipo de inteligencia, propuesta por Bar-On, la podemos relacionar con la personalidad definida por Goleman.

2. Habilidad interpersonal

Las habilidades interpersonales nos permiten relacionarnos de modo adecuado con los demás, expresarnos de manera correcta, siendo asertivos y comprendiendo cómo se sienten. Se vincularía pues con la inteligencia interpersonal propuesta por Goleman.

3. La Gestión del estrés

El estrés, entendido como una reacción que nos genera tensión, manteniéndonos activos físicamente, produce gran malestar en los sujetos que lo padecen. Por este motivo es importante aprender a regular y controlarlo. Como ya hemos apuntado, la autorregulación emocional es muy importante para mantener un buen estado emocional. Así pues, podríamos definir este tipo de Inteligencia Emocional como la que nos permite regular y gestionar nuestro nivel de estrés, muy útil por ejemplo en el ámbito laboral.

4. Habilidades de adaptación

Otro tipo de Inteligencia Emocional según Bar-On se relaciona con la capacidad de adaptarnos a las distintas situaciones que acontecen en nuestra vida. Una de las habilidades claves para poder adaptarse es la flexibilidad, poder actuar de distinto modo según la situación. Como ya vimos, la Inteligencia Emocional nos permite ser conscientes de nuestras emociones y las de los demás y así actuar acordes a ellas, adaptándonos.

5. Estado de ánimo positivo

El estado de ánimo positivo se relaciona con una mayor estabilidad emocional y mantenimiento si lo comparamos con las emociones. Este estado nos permite actuar de mejor modo y mostrar mayor predisposición a realizar las distintas actividades. Relacionándose así también con un tipo de Inteligencia Emocional.

Como entrenar y potenciar la Inteligencia Emocional

Aunque hay personas que muestran mayor Inteligencia Emocional que otras, esta capacidad se puede entrenar y potenciar. Existen algunas actividades que podemos realizar en nuestro día a día que nos pueden ser útiles.

1. Escribe las cosas positivas que te han ocurrido

A veces no somos conscientes de lo bueno que nos sucede, ya que nos centramos solo en nuestras preocupaciones. Para reconocer con más facilidad los sucesos positivos, puede ayudarnos a dedicar unos minutos al día a escribir las cosas buenas que nos han acontecido.

2. Realiza escucha activa y empática

Cuando hablamos con alguien no basta con oír lo que nos dice, es necesario escuchar y hacerlo de manera activa, que quiere decir ir más allá de lo que nos comunica, intentando comprender las emociones y pensamientos que se relacionan detrás de su discurso.

3. Expresa las cosas positivas

En la sociedad actual nos cuesta menos expresar lo que no nos gusta de alguien, que decirle lo que sí nos gusta. Es importante comunicar también lo que nos agrada de la otra persona, de este modo favorecemos una mejor relación y un mejor estado del otro sujeto y propio.

4. Dedícate tiempo a ti

Un elemento importante de la Inteligencia Emocional es la autoconciencia, conocerse uno mismo. Para lograr tal propósito es fundamental que nos dediquemos tiempo a nosotros mismo para poder conocernos. Es básico para saber cómo nos encontramos y poder reflexionar porqué nos sentimos así.

5. Mantente motivado

La motivación también es necesaria para el desarrollo de la Inteligencia Emocional. Plantéate los objetivos, metas, que quieres alcanzar para así mantenerte activo. Es recomendable fijarse objetivos tanto a largo plazo como a corto plazo, más asequibles.

  • Serrat, O. (2017) Understanding and Developing Emotional Intelligence. Knowledge Solutions.
  • Tripathy, M. (2018) Emotional Intelligence: An Overview. LAMBERT Academic Publishing.
  • Goleman, D. (1995) Emotional Intelligence. Bantam Book.

Psicóloga

Erin Sánchez es graduada en Psicología con mención en Psicología Clínica infantil y de adultos por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente estudia para las oposiciones de Psicólogo Interno Residente (PIR) y es voluntaria en AVAN, asociación que acoge a personas con afectaciones neurológicas, con sede en Sabadell (Barcelona).

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados