Yasmin (pastillas anticonceptivas): usos, efectos secundarios y precio

Este medicamento anticonceptivo se usa en muchos países, y puede generar efectos secundarios graves.

Yasmin
Unas pastillas anticonceptivas basadas en la drospirenona y el etinilestradiol.

El sexo es una parte importante de nuestras vidas, siendo mucho más que el mero coito y representando uno de los mayores placeres físicos y sensoriales de los que puede gozar. Pese a que a lo largo de la historia ha sido tabuizado y censurado, afortunadamente con el paso de los tiempos hemos podido ir viendo cómo la sensualidad y la sexualidad se han ido naturalizando cada vez más en las últimas décadas, siendo el disfrute de este elemento algo buscado y deseado de manera habitual hoy en día.

Sin embargo, el sexo sin protección puede tener consecuencias: desde la posibilidad de infectarse con una enfermedad de transmisión sexual a la llegada de un embarazo no deseado. Es por ello que la profilaxis es muy importante, empleándose productos como los preservativos con el fin de eliminar o reducir en la medida de la posible cualquier riesgo.

En lo que respecta a la posibilidad de embarazo, existen también otro tipo de productos de uso muy común en las mujeres (tanto con este fin como con otros): los anticonceptivos orales. Se trata de fármacos que a través de su acción en el organismo pretenden impedir el embarazo. Uno de ellos es Yasmin, del cual vamos a hablar a lo largo de este artículo.

¿Qué es Yasmin y cómo actúa?

Recibe el nombre de Yasmin la marca comercial de un tipo de anticonceptivo reversible desarrollado por Bayer, el cual ejerce su actuación a partir de la administración de hormonas en el organismo de quien la consume. Concretamente estamos ante un anticonceptivo hormonal combinado, los cuales se caracterizan por estar compuestos por más de un principio activo con efecto en el organismo.

Se trata de un fármaco relativamente frecuente que se vende en forma de comprimidos recubiertos con película, conteniendo cada envase en su presentación más habitual un total de 21 comprimidos los cuales deben tomarse diariamente siempre a la misma hora. Una vez terminados debe dejarse pasar una semana de descanso (momento en el que se debería producir la menstruación), tras la cual y aún en el caso de que no se haya acabado la menstruación deberá empezarse el siguiente envase.

Su mecanismo de acción se basa en la introducción de hormonas en el cuerpo, concretamente de dos de ellas: drospirenona (3 mg por pastilla) y etinilestradiol (0,03 mg por pastilla).

La primera de ellas es un tipo de progestina, sustancias sintéticas similares a la progesterona, la cual contribuye a regular el ciclo menstrual (y en embarazo, a proteger y mantener el estado de gestación) y tiene efecto antiandrogénico y antimineralocorticoide.

El etinilestradiol es un tipo de estrógeno que por sí solo tiene utilidad para contribuir a controlar los síntomas del climaterio o el desarrollo de los caracteres sexuales, pero que en combinación con el anterior sirve como anticonceptivo al no permitir que se produzca la ovulación a la par que modifica el endometrio y aumenta la densidad del fluido vaginal.

Precios

Yasmin se comercializa en una gran cantidad de países, con un precio que puede variar en gran medida según la localidad. Por ejemplo en España su precio medio en la citada presentación oscila entre 14,85€ y 16,95€, mientras que en Colombia puede llegar a los 60.500 pesos (si bien próximamente su precio va a verse reducido) y en México puede encontrarse por 230-244,50 pesos.

Sin embargo, debido a que pese a su efectividad también se ha observado que su consumo puede generar efectos secundarios importantes y incluso se ha asociado con muertes por trombosis, en países en que inicialmente sí se distribuía actualmente ha dejado de recetarse, como Holanda o Reino Unido.

Principales indicaciones

Yasmin es como hemos dicho un anticonceptivo, siendo como tal su indicación más habitual la de prevenir el embarazo. En este sentido se trata de un fármaco de elevada eficacia, a pesar de que debe tenerse en cuenta de que no tiene ningún tipo de actuación ni evita la posibilidad de infecciones de transmisión sexual.

Sin embargo y a pesar de que no está indicado a nivel de prospecto es habitual que algunos médicos también lo receten para tratar alteraciones del ciclo menstrual como irregularidades o sangrados excesivos, así como en el tratamiento del síndrome de ovario poliquístico.

Finalmente también se ha utilizado en el tratamiento del acné o en ocasiones en el trastorno disfórico premenstrual, si bien estos efectos suelen ser secundarios a su uso anticonceptivo.

Efectos secundarios y riesgos

Tal y como hemos mencionada antes, Yasmin puede ser un anticonceptivo eficaz, pero lo cierto es que su uso implica también la posibilidad de aparición de efectos secundarios.

Como efectos secundarios más habituales podemos observar que la toma de esta fármaco se asocia a cefaleas, molestias gastrointestinales, aumento de peso, alteraciones de la presión arterial, alteraciones en la menstruación (hemorragias intermensuales) o dolores en áreas como los pechos o el abdomen, alteraciones del estado del ánimo de tipo depresivo o infección vaginal por hongos. También puede elevar los niveles de potasio en sangre.

También pueden aparecer alteraciones en la líbido, erupciones cutáneas, retención de líquidos, cambios de peso, picores, asma, galactorrea o dificultades de audición.

Pero sin duda uno de los riesgos y posibles efectos secundarios más graves es el hecho de que el uso de Yasmin aumenta el riesgo de sufrir trombosis y tromboembolismos, en los cuales se forman coágulos de sangre que pueden llegar a taponar arterias y venas (algo que como hemos reflejado anteriormente ha generado debate respecto a su nivel de peligrosidad y procesos judiciales contra el fabricante debido a la existencia de casos severos e incluso fallecimientos). Este riesgo es más elevado durante el primer año de tratamiento o cuando se vuelve a él tras dejarlo.

Contraindicaciones

Yasmin es un fármaco potente que puede generar efectos secundarios relevantes, y que puede resultar especialmente peligroso para determinados sectores de la población los cuales van a tenerlo contraindicado.

Para empezar y teniendo en cuenta el hecho de que eleva el riesgo de padecer trombos, está totalmente contraindicado en aquellas personas que tienen o han tenido algún tipo de trombo o embolia con anterioridad o que tienen un riesgo mayor de lo habitual de padecerlos.

Tampoco deben tomarlo personas que hayan padecido infartos, anginas de pecho o ictus, o que padezcan algún trastorno de coagulación de la sangre. Personas diabéticas, especialmente si existen lesiones en vasos sanguíneos, también lo tienen contraindicado. Del mismo modo aquellas personas que tienen o han tenido cáncer en hígado, mamas o genitales, hemorragias vaginales de causa desconocida o insuficiencia renal o hepática deberán evitarlo.

Además de todo ello, las personas que tengan alergia a alguno de sus componentes tampoco deberán tomar Yasmine. No se debe tomar en el embarazo y no se recomienda en la lactancia. Finalmente está contraindicado su consumo con alcohol, tabaco y otras drogas, y en caso de tomar otras medicaciones deberá consultarse detenidamente con el médico.

Referencias bibliográficas:

  • Vidal Vademecum Spain. (2014). YASMIN Comp. recub. con película 3/0,03 mg. [Online]. Disponible en: https://www.vademecum.es/medicamento-yasmin_prospecto_63576.

Psicólogo en Barcelona | Redactor especializado en Psicología Clínica

Barcelona

Graduado en Psicología con mención en Psicología Clínica por la Universidad de Barcelona. Máster en Psicopedagogía con especialización en Orientación en Educación Secundaria. Cursando el Máster en Psicología General Sanitaria por la UB.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados