Tengo ansiedad: ¿cómo se lo cuento a mi entorno?

Consejos para saber comunicar lo que nos ocurre al sufrir problemas de ansiedad.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

Tengo ansiedad: ¿cómo se lo cuento a mi entorno?

Los problemas de ansiedad no solo producen malestar por la experiencia inmediata de notar cómo los sentimientos ligados al estrés y la angustia se extienden por nuestro cuerpo.

Además, nos ponen en la compleja situación de tener que gestionar nuestras relaciones personales a la vez que sufrimos ese exceso de ansiedad, y de explicar lo que nos ocurre para evitar malentendidos, para que los demás lo puedan tener en cuenta y, llegado el caso, para que puedan ayudarnos en momentos clave

En este artículo ofreceré varios consejos acerca de cómo explicar a las personas de tu entorno que tienes un problema de ansiedad en el día a día.

Lo principal que debes saber sobre los problemas de ansiedad

Empecemos por las ideas clave que es necesario comprender para saber qué son los problemas de ansiedad. Este es un término usado para referirse de manera general a un conjunto de experiencias asociadas al malestar, que tienen que ver con la ansiedad, y que nos restan más calidad de vida que la que nos aportan.

Por otro lado, la ansiedad es un fenómeno psicológico y fisiológico completamente natural y que en la mayoría de las ocasiones no tiene que ver con ninguna psicopatología; de hecho, es un recurso que nos ayuda a sobrevivir y a adaptarnos a las complicaciones de la vida, predisponiéndonos a estar alerta en situaciones especiales y a reaccionar rápidamente para evitar peligros y riesgos innecesarios.

Sin embargo, tal y como ocurre con cualquier otro rasgo biológico o psicológico, lo que normalmente resulta adaptativo, puede dar lugar a alteraciones de salud (física o mental, respectivamente).

Como la ansiedad siempre está ligada a un contexto determinado y por otro lado se relaciona con el modo en el que hemos aprendido a gestionar las emociones, casi sin darnos cuenta podemos ir desarrollando una manera desadaptativa de vivir la ansiedad.

En algunos casos esto hace que suframos malestar general causado por unos niveles excesivamente altos de ansiedad, y en los casos más extremos, este malestar da un salto cualitativo y pasa a formar parte de una psicopatología, como por ejemplo cualquiera de los trastornos de ansiedad (fobias, Trastorno de Ansiedad Generalizada, etc.).

Por otro lado, hay otras psicopatologías que también son capaces de hacer que estemos demasiado ansiosos: la depresión mayor, el TOC, las drogodependencias, etc. Es decir, que todos los trastornos de ansiedad so problemas de ansiedad, pero no todos los problemas de ansiedad son trastornos psicológicos.

Pero independientemente de si sufrimos un trastorno psicológico que esté detrás de nuestro problema de ansiedad, lo que hagamos al interactuar con el entorno y al gestionar nuestras emociones y pensamientos nos puede servir para superar el malestar y ganar en calidad de vida. Eso sí, en el caso de que suframos una psicopatología será imprescindible acudir a terapia.

Explicar problemas de ansiedad

¿Cómo comunicar que tengo problemas de ansiedad?

A la hora de comunicar a tu entorno todo lo relativo a tu problema de ansiedad, ten en cuenta los siguientes consejos.

1. No uses “etiquetas” para describir tu esencia

Como hemos visto, los problemas de ansiedad siempre está ligados a un contexto determinado y a una historia de aprendizajes previos, que puedes haber realizado conscientemente o inconscientemente. Es decir, que el hecho de que te sientas ansioso/a de manera frecuente no dice demasiado sobre el núcleo de tu identidad, ni describe tu esencia.

Ten en cuenta esto a la hora de explicar lo que te ocurre, ya que si usas etiquetas estigmatizadoras contigo, estarás predisponiendo a los demás a hacerlo también. No eres una persona ansiosa, sino que estás en una situación que te genera problemas de ansiedad, los cuales pueden irse igual que han venido.

2. Utiliza ejemplos

La ansiedad es un fenómeno complejo, y resulta complicado entender en qué consiste ciñéndonos a ideas abstractas. Mejor que las combines con ejemplos y casos prácticos acerca de cómo te afectan los problemas de ansiedad en tu día a día.

3. Explica cómo puede afectar a tus relaciones lo que te ocurre

Es importante que pongas especial énfasis en las implicaciones sociales de tus problemas de ansiedad, ya que explicar esta parte es la que tiene más utilidad práctica. Por supuesto, si quieres que tu interlocutor te entienda a u nivel más profundo, expláyate también sobre el resto de áreas de tu vida.

4. Deja claro que tu reacción ante los picos de ansiedad no es algo que elijas

La ansiedad extrema tiene la capacidad de hacernos perder el control de lo que hacemos. Por ello, es importante que los demás entiendan que lo que hacemos en esos momentos no nos representa tanto como lo que hacemos en cualquier otro momento. De este modo evitarás malentendidos.

¿Buscas apoyo psicológico?

Si te encuentras en una situación complicada en la que necesitas apoyo psicológico profesional, te invito a que te pongas en contacto conmigo.

Javier Ares Arranz

Javier Ares Arranz

Psicólogo especialista en Depresión, Ansiedad y Pareja.

Profesional verificado

Madrid

Terapia online

Mi nombre es Javier Ares y soy psicólogo especializado en los problemas emocionales y de pareja; puedo atenderte tanto en mi consulta de Madrid o a través de la modalidad de terapia online.

  • Brinkerhoff, S. (2004). Drug therapy and anxiety disorders. Philadelphia: Mason Crest Publishers.
  • Friedman, S. (1997). Cultural issues in the treatment of anxiety. New York: Guilford Press.
  • Goleman, D. (1996): Inteligencia emocional. Barcelona, Kairós.
  • Hofmann, S.G.; Dibartolo, P.M. (2010). Introduction: Toward an Understanding of Social Anxiety Disorder. Social Anxiety. pp. XIX - XXVI.
  • Vallès, A., y Vallès, C. (2000): Inteligencia emocional: Aplicaciones educativas. Madrid, Editorial EOS.
  • Veeraraghavan, V., & Singh, S. (2002). Anxiety disorders: psychological assessment and treatment. New Delhi; Thousand Oaks, CA: Sage Publications.

Artículos relacionados