¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Por qué es importante cuidar de la salud mental: 5 motivos de peso

Estos son los motivos por los que subestimar la importancia de la salud mental es un error.

Por qué es importante cuidar de la salud mental

Por qué es importante cuidar de la salud mental: 5 motivos de peso (BC AVANCE PSICÓLOGOS) La salud mental es una de las facetas de la vida que, a pesar de su importancia, han sido injustamente infravaloradas o directamente invisibilizadas durante mucho tiempo. Por suerte, en los últimos años se han realizado campañas de sensibilización en este sentido gracias a las que cada vez más gente que lo necesita va al psicólogo.

Sin embargo, aún existe una cierta tendencia a no pensar en la necesidad de cuidar de la salud mental; por ejemplo, asumiendo que esta se puede ver desgastada de manera indefinida hasta que alcancemos unas ciertas metas laborales porque lo primero es el trabajo, o poniendo siempre los intereses de nuestros seres queridos por delante de los nuestros, independientemente de todo lo demás.

Por ello, en este artículo te explicamos cuáles son los principales motivos por los que debes velar por tu salud mental en el día a día.

La importancia de la salud mental: por qué velar por ella

Aunque los problemas emocionales, cognitivos o emocionales pueden adoptar una gran diversidad de “disfraces”, es necesario que siempre prestemos atención a cómo nos sentimos y qué hacemos, de manera que detectemos cuanto antes problemas psicológicos significativos. Hacer ver que no existen tan solo empeorará las cosas.

Estos son los principales motivos por los que es muy importante cuidar de la salud mental, tanto adoptando hábitos que ayuden a prevenir trastornos psicológicos, como buscando ayuda profesional rápidamente en los casos en los que surgen complicaciones.

1. Los problemas de salud mental nos lo pone difícil para ser felices

El primer motivo por el que conviene no subestimar la salud mental es que los problemas en este ámbito tienen una gran capacidad para alejarnos de la felicidad. Es decir, que no todo el bienestar y capacidad de ser felices depende de la ausencia de patologías físicas. De hecho, la relativa ausencia de síntomas físicos evidentes que ocurre en la mayoría de trastornos psicológicos (al menos durante las primeras semanas o meses de su aparición) hace que no sean considerados un problema, o que sean simplemente señales de que la persona es “débil”, caprichosa o perezosa.

Importancia de la salud mental

2. No cuidarla afecta a las relaciones personales

Los problemas de salud mental no se quedan recluidos de el interior de la persona que los sufre; también se expresan en la actitud y las conductas del individuo rente a los demás. Normalmente, esto hace que los seres queridos de la persona sufran, y además, las relaciones dañadas complican el proceso de recuperación de quien ha desarrollado una psicopatología.

3. Una vez surgen los problemas, puede costar reconocerlos en uno mismo

Hay muchos trastornos psiquiátricos en los que uno de los síntomas es la anosognosia, o incapacidad para reconocer como tales los síntomas de un trastorno neurológico o psicológico. Por ejemplo, algunas personas en la fase maníaca del trastorno bipolar no perciben como un problema lo que les ocurre, y algo similar ocurre con las adicciones. No es que la persona mienta a los demás, es que de manera sincera cree que lo que le pasa no son los síntomas de un trastorno.

Esto hace que la búsqueda de ayuda profesional en terapia se demore demasiado, algo grave, porque cuanto antes se intervenga desde el ámbito de la psicoterapia o la medicina, mejor es el pronóstico.

4. Los trastornos psicológicos pueden generar conductas autodestructivas

Otro de los motivos fundamentales por los que es importante cuidar de la salud mental es que, de no hacerlo, nos arriesgamos a caer en un círculo vicioso de comportamientos autodestructivos. Estos pueden adoptar la forma de maneras muy manifiestas y directas de hacerse daño a uno mismo, como las autolesiones o incluso la conducta suicida, pero no se limitan a estas variantes tan extremas y visibles.

Por ejemplo, se sabe que la depresión hace que las personas que la sufren adopten hábitos sedentarios y de un relativo aislamiento social, y este estilo de vida aún refuerza más la presencia de este trastorno mental. Del mismo modo, los trastornos de ansiedad hacen que empecemos a tenerle un miedo atroz a la posibilidad de sufrir esos síntomas en un momento dado, lo cual nos hace cada vez más vulnerables y hace que la psicopatología se vaya consolidando.

5. Los problemas de salud mental pueden moldear la personalidad

Especialmente durante la etapa de la infancia, el hecho de sufrir trastornos psicológicos tiene un efecto clave en el desarrollo de la personalidad. Si bien esta última va cambiando poco a poco a lo largo de la vida a pesar de no tener complicaciones en cuanto a la salud mental, cuando estas sí se producen, la transformación es más rápida y tiende hacia los extremos. Por ejemplo, experimentar una vivencia traumática puede hacer que el neuroticismo de la persona se dispare, o pueden hacer que esta pase de ser extravertida a bastante introvertida.

Hay que tener en cuenta que la infancia es la fase de la vida en la que interiorizamos las principales maneras de interpretar la realidad y de desarrollar hábitos y rutinas, y por eso, las dinámicas psicológicas que la persona establezca en sus primeros años no desaparecerán fácilmente (y por eso es fundamental acudir a la terapia infanto-juvenil si surgen problemas en este sentido).

6. Algunos trastornos mentales pueden llevar a la muerte

Finalmente, no hay que olvidar que algunos trastornos especialmente severos comportan un riesgo de muerte por el desgaste físico que producen, o bien por generar ideación suicida. Los claros ejemplos de esta clase de alteraciones son los trastornos de la conducta alimentaria o la depresión.

¿Buscas apoyo psicológico profesional?

Si quieres disponer de asistencia psicoterapéutica para adultos, niños o adolescentes, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales.

En Avance Psicólogos llevamos 20 años ofreciendo nuestros servicios en el ámbito de la salud mental, e intervenimos en las áreas de la neuropsicología, la logopedia, la sexología y la psiquiatría. Trabajamos tanto en sesiones presenciales en nuestro centro de Madrid como a través de la terapia online.

  • Acero González, Á.R.; Cano-Prous, A.; Canga, A. (2016). Experiencias de la familia que convive con la enfermedad mental grave: un estudio cualitativo en Navarra. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 39(2): 203 - 212.
  • American Psychiatric Association (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

Centro de Psicología

Madrid
Terapia online

Avance Psicólogos Madrid es un centro de psicología con 20 años de experiencia, formado por un equipo multidisciplinar de orientación Cognitivo-conductual y Humanista y expertos en las últimas técnicas de Terapias de Avanzada, basadas en los avances de la neuropsicología. Ha recibido el Premio a la Excelencia Profesional del Instituto para La Excelencia y la Medalla de Oro al Mérito Profesional Foro Europa 2001.

A lo largo de este tiempo, vienen realizando Terapia individual, Terapia infantil y para adolescentes, Terapia de pareja, Terapia sexológica y Terapia On-Line. Sus psicólogos son expertos en ansiedad, estrés, depresión, tratamiento del duelo, autoestima, fobias, terapia perinatal, superación de traumas, etc.

Además del tratamiento terapéutico, en Avance Psicólogos se llevan a cabo otras actividades relacionadas con la psicología como talleres y cursos (para profesionales y público en general), seminarios gratuitos y terapias de grupo.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados