¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 5 mejores mitos de la mitología hindú

Cinco historias de la mitología de la India sobre la guerra, la muerte y el amor.

Los mejores mitos de la mitología hindú

La mitología hindú es extraordinariamente rica, y contiene mitos fascinantes e inolvidables. Aventuras de dioses, hermosas historias de amor, batallas épicas entre clanes; los mitos de la India lo tienen todo para hacernos pasar momentos inolvidables.

Como en todas las demás mitologías, la mitología hindú contiene una riqueza inabarcable de simbolismos. En este artículo no podemos tratar todos estos significados, pero esperamos que, con este resumen que os ofrecemos de los mejores mitos hindúes, os entren ganas de profundizar más en esta cultura milenaria, que todavía hoy está vigente en la India.

Varios de los mitos hindúes más importantes

La civilización del valle del Indo se remonta al V milenio a.C, época en la que se han encontrado los primeros testimonios de poblados históricos. Un poco más tarde, hacia el 3000 a.C, la zona ya contaba con ciudades importantes y prósperas, como Harappa, que denotan una ya muy sofisticada cultura.

El primer documento que contiene una descripción sobre mitología hindú es el Rigveda, redactado en sánscrito en el II milenio a.C. A partir de entonces, esta lengua de cultura, proveniente del antiguo idioma indoeuropeo, será el vehículo por el que se transmitirán por escrito los mitos de la cultura de la India, tal y como han llegado hasta nuestros días.

A continuación, os proponemos 5 mitos de la mitología hindú que no os van a dejar indiferentes. Disfrutad de la lectura.

1. La esposa del dios sol no soporta su calor

El dios-sol en la mitología hindú es Surya, señor del sol, de la aurora y del ocaso. La primera mención a este dios la encontramos en el Rigveda, el texto más antiguo de la India (II milenio a.C). En él, se describe a Surya como un ser resplandeciente de oro; se establece así un paralelismo, común en todas las culturas, entre la fuerza solar y este metal precioso.

Mitos hindúes

Cuenta el mito que un día, mientras visitaba a su artesano, Surya se fijó en la hija de este, Sanjna. Ella también se fijó en aquel dios joven y apuesto y, cada vez que Surya acudía al taller, lo miraba de soslayo y sonreía. El padre de la muchacha se dio cuenta de este amor que crecía a escondidas, y un día advirtió severamente a su hija: “Sanjna, no te cases con él. Recuerda que es el dios del sol, y estar cerca de él puede resultar insoportable, e incluso peligroso”. Pero Sanjna estaba muy enamorada y era imposible hacerla entrar en razón. Así, finalmente, el angustiado padre dio su consentimiento para la boda.

La pareja fue muy feliz al principio, e incluso llegaron a tener tres hijos preciosos. Sin embargo, cada vez le resultaba más difícil a Sanjna soportar el calor que irradiaba del cuerpo de su marido. Un día se deshizo de su abrazo, pues el cuerpo de Surya estaba cubierto de peligrosas llamas, y él se enfadó tanto que la maldijo, a ella y a sus hijos.

Con el dolor en el corazón, Sanjna escapó de su casa y dejó en su lugar a una sombra, una copia de ella misma que sí pudiera soportar el calor del sol. Pero Surya se dio cuenta pronto del engaño y partió en búsqueda de su esposa perdida. Una vez la hubo encontrado, le suplicó perdón y le pidió que regresara con él. Sanjna no podía volver; no se sentía capaz de aguantar el horrible calor de su esposo. La pareja parecía condenada a permanecer separada para siempre.

Surya, decidido a conservar a la mujer que amaba, acudió a su suegro el artesano y le pidió que recortara una octava parte de sus rayos solares. Así lo hizo el padre de Sanjna, y a partir de entonces, la única parte del dios que todavía reluce como el oro son los pies. De esta forma, Surya y Sanjna pueden estar juntos y amarse, sin temor a que los rayos del sol abrasen a la joven.

2. Nace la diosa del amor

Quien se detenga a analizar los mitos hindúes, se encontrará con una sorpresa. Y esta no es otra que su gran parecido, en muchísimos aspectos, con los mitos griegos. Esto no es simple casualidad, por supuesto; ambas culturas, tanto la india como la griega, provienen de los pueblos indoeuropeos y, como tal, comparten rasgos culturales.

El nacimiento de la diosa del amor es sorprendentemente parecido en ambas mitologías. Si recordáis, Afrodita nace de la espuma del mar, y viaja hasta Chipre en una venera. Pues bien; Lakshmi, la diosa hindú del amor y la abundancia, surge de una enorme flor de loto, que aparece en medio del océano después de ser agitado por los dioses. Al igual que su homónima griega, Lakshmi posee una belleza incomparable. Pero, a diferencia de Afrodita, ella permanece siempre fiel a su esposo, el dios Visnú. La fidelidad de la pareja trasciende, incluso, la vida y la muerte, ya que, en cada reencarnación de Visnú, el dios está siempre acompañado por Lakshmi. Así, la pareja protagoniza varias de las historias de amor más hermosas de la mitología hindú.

3. El dios Krishna y Radha, la pastora

Una de estas historias de amor es la del dios Krishna, una de las reencarnaciones de Visnú, y Radha, que no es otra que Lakshmi reencarnada en pastora. Su historia está recogida en el Majábharata, uno de los libros principales del hinduismo. Según esta versión, Radha es una pastora de vacas (una gopi), que está ya casada cuando conoce al dios. Sin embargo, como reencarnación de Lakhsmi, su destino no es otro que estar junto a Visnú. Así que cada noche, la joven se escapa de su casa para estar con él.

Una noche, el marido de Radha descubre el engaño y encadena a su mujer a la pared para que no pueda volver a escapar. La tristeza de Radha al no poder estar con su amado es tan intensa que su alma escapa del cuerpo para reunirse con él. De esta forma, Krishna posee el alma de Radha y no vuelve a separarse nunca de ella.

La historia de amor de Radha y Krishna simboliza el encuentro del alma con la divinidad. El mito es tremendamente popular en la cultura india, y ha sido cantado en numerosos poemas. En el libro Gita Govinda, del poeta del siglo XII Yaiá Deva, se describen las noches eróticas y apasionadas de los amantes que, en última instancia, simbolizan la unión mística entre el alma y Dios, de forma parecida a lo que sucede en el Cantar de los Cantares de la Biblia.

4. Las diosas terribles

En la mitología hindú, las diosas representan los shaktis de los dioses masculinos, es decir, su energía femenina. En otras palabras, las diosas complementan a los deva masculinos, y solo se puede entender a la divinidad completa cuando ambos están juntos. Por otro lado, cada diosa o shakti emana directamente de la Diosa Madre primordial (llamada, precisamente, Sakti), y representa, así, los diferentes aspectos de esta.

Una de estas diosas es Parvati, una de las múltiples reencarnaciones de la diosa Sakti. En su forma de Parvati es la esposa del dios Siva, el creador y el destructor del universo. Parvati es una diosa madre dulce y generosa, pero, al mismo tiempo, puede ser terrible y devastadora en sus otras formas: Durga, la diosa de la guerra, y la más terrorífica de todas, la diosa Kali.

Kali es la señora oscura de la tierra, la diosa que desata su ira en forma de catástrofes y cataclismos. Su representación es verdaderamente espantosa: la diosa muestra una larga lengua roja como la sangre y lleva colgado un collar de cabezas cortadas. Tiene cuatro manos; en dos de ellas sostiene, primero, una espada y, en la otra, la cabeza de un gigante. Esta temible diosa es la shakti o energía destructora de Siva, su consorte.

Cuenta el mito que unos gigantes quisieron derrocar a los dioses, y reclutaron un enorme ejército, tan poderoso y temible que hasta los mismos dioses sintieron miedo. Entonces, Sakti, la Diosa Madre, convertida en Durga, montó en su león colosal hacia el Himalaya, donde se encontraba la guarida de los gigantes. La lucha fue encarnizada, ya que de cada gota de gigante que caía, nacían cien gigantes más. Cuando vieron que su señora no podía con ellos, las otras diosas bajaron a ayudar a Durga; pero incluso entonces, era evidente que perderían la batalla y que su reino se extinguiría para siempre.

En ese momento, Durga se dividió en dos mitades. Una era Kali, la diosa de la destrucción y la muerte, que con su larguísima lengua chupó una a una las gotas de sangre que caían, evitando así que nacieran más gigantes. La otra mitad seguía siendo Durga, que se enfrentó en un combate decisivo con los dos gigantes líderes y los venció. Los dioses habían sido salvados.

5. La épica hindú: el Mahabhárata y el Ramayana

Escrito en sánscrito, el Mahabhárata es el poema épico más largo jamás escrito (mucho más que la Ilíada o la Odisea). Está formado por una serie de cuentos relacionados entre sí, que fueron recopilados hacia el siglo VI a.C. Estos cuentos narran la historia de dos familias rivales, los Kaurav y los Pandav, ambas descendientes de un ancestro común, Bharat. De hecho, el título viene a significar “La gran guerra de Bharat”.

La historia es realmente apasionante y no solo cuenta con escenas de guerra, como la batalla final que da la victoria a los Pandav, sino que también encontramos bellas historias de amor. Por su parte, el Ramayana es otra extensa obra literaria que narra las aventuras de Rama, una de las reencarnaciones del dios Visnú. Entre otras, se cuenta la historia del rapto de Sita, su esposa, por parte de unos demonios, y cómo Rama acude con un gran ejército para rescatar a su amor.

  • Cotterell, A. (2008)., Mitos: diccionario de mitología universal, ed. Ariel.
  • Dallapiccola, A.L. (2006). El pasado legendario: mitos hindúes, ed. Akal.
  • Husain, S. (1989) Mitología de la India: demonios, dioses y santones, ed. Barcanova.
  • Jayadeva, G.G. (2001), ed. Jose J. de Olañeta, dentro de la colección Los pequeños libros de la sabiduría.
  • Narayan, R.K. (2006). El Mahabharata, versión abreviada, ed. Kairós.

Periodista

Licenciada en Humanidades y Periodismo por la Universitat Internacional de Catalunya y estudiante de especialización en Cultura e Historia Medieval. Autora de numerosos relatos cortos, artículos sobre historia y arte y de una novela histórica.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados