¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cómo identificar a un manipulador emocional?

Estas son las claves para detectar las señales que permiten identificar a un manipulador emocional.

Identificar a un manipulador emocional

Saber identificar la manipulación emocional, conocida también como manipulación psicológica, es una de las claves para mantener relaciones personales sanas y evitar aquellas influencias que nos dañan mentalmente y anulan nuestra individualidad.

Esto último resulta especialmente importante si hablamos de relaciones de pareja o amistades, porque este tipo de vínculos afectivos tienen una gran capacidad para distorsionar nuestra percepción de la realidad influyendo en nuestras emociones. De hecho, hay quienes asumen como algo normal que quienes les están manipulando tome todas las decisiones importantes, y se fían más de su criterio que del propio.

Pero… ¿Cómo identificar a un manipulador emocional? En este artículo veremos cuáles son las características de las personas manipuladoras, qué estrategias usan, y algunos consejos para afrontar estas relaciones.

Señales para identificar a un manipulador emocional

No todas las relaciones personales conflictivas y problemáticas se basan en la confrontación y la hostilidad manifiesta; muchas veces, adoptan una apariencia de amabilidad cuidadosamente diseñada para “meterse en la cabeza” de las personas y, así, limitar su libertad y desgastar su capacidad para defender sus propios intereses y sus opiniones.

Este tipo de dinámicas relacionales son las que ocurren allí done se da la manipulación emocional, un fenómeno que puede ser considerado violencia psicológica si atenta significativamente contra la calidad de vida de la víctima y/o se produce con frecuencia durante largos periodos.

¿Cómo identificar a un manipulador emocional?

Hay tres tipos de psicopatologías que pueden dar lugar a esta tendencia a intentar manipular a los demás: el trastorno de la personalidad narcisista, por un lado, y el trastorno de la personalidad antisocial, por el otro. En ambos casos encontramos unos marcados rasgos de psicoticismo, el cual se caracteriza por la falta de consideración por el bienestar de los demás y una cierta predisposición a centrar la propia atención únicamente en las propias necesidades a corto y medio plazo. En menor medida, las personas con trastorno de la personalidad límite también pueden mostrar una predisposición a este comportamiento. Sin embargo, no es necesario haber desarrollado un trastorno mental para incurrir en dinámicas de manipulación emocional.

A continuación encontrarás un resumen de las señales de alerta para identificar a un manipulador emocional en las relaciones de amistad, de pareja, de familia, o incluso entre compañeros de estudios o de trabajo.

1. Paternalismo

El paternalismo lleva a estas personas a no tratar con dignidad a la persona manipulada, sino que el trato es el propio de un adulto que cuida a un niño o a un adolescente. Eso significa que incluso cuando ofrecen su cara más amable, se ven trazas de condescendencia y de falta de consideración por el punto de vista del otro.

2. Tendencia al egocentrismo

El egocentrismo consiste en una tendencia a pensar casi únicamente en los propios intereses y en las propias necesidades. A estas personas les gusta hablar principalmente sobre ellas, y solo se interesan por el bienestar de los demás si eso les ayuda a que estas cedan a sus peticiones, planteadas en cuestión de minutos o de pocas horas después de haber mostrado ese aparente interés por el prójimo.

3. Falta de empatía

La falta de empatía se refleja en los problemas a la hora de ponerse en el lugar de los demás no solo intelectualmente, sino también emocionalmente. Esto significa que las personas manipuladoras incurren con frecuencia en comentarios hirientes, muchos de los cuales los realizan sin ser conscientes de que sentarán mal (aunque otros ataques de este tipo sí son deliberados y tienen el objetivo de anular a la otra persona, como veremos).

4. Orecen un sentimiento de exclusividad en esa relación

Los rasgos de narcisismo vinculados a este tipo de perfil psicológico hace que estas personas crean que merecen un trato especial. Por eso, muchas se comportan como si fuese un privilegio estar a su lado. Esto, además, les resulta útil para manipular a los demás, ya que les ayuda a generar la impresión que el simple hecho de contar con su aceptación es un motivo para estar agradecidos.

Pero generar el sentimiento de exclusividad no significa caer siempre en fomentar un cierto elitismo; otras personas prefieren potenciar el sentimiento de culpa ante la posibilidad de que la víctima las abandone; en estos casos, refuerzan la idea de que si se produce esa ruptura de la relación, la persona manipuladora morirá o lo perderá prácticamente todo. Lo que tienen en común ambas formas de manipular es que dan lugar a la idea de que cortar con esa relación supone una caída en picado tanto moralmente como socialmente, y que lo más adecuado es no romper con la dinámica presente.

¿Qué técnicas de manipulación usa el manipulador emocional?

Estas son las técnicas de manipulación más comunes:

1. Burlas y bromas sobre las opiniones, creencias e intereses de la víctima

El hecho de tomarse con humor, con burlas o con paternalismo nuestras opiniones e ideas es una forma de infantilización, para que interioricemos que ellos son “los adultos” de la relación y que nuestras opiniones y decisiones no merecen ser tomadas en serio.

2. Generar sentimiento de culpa si no hacemos lo que piden

Las personas manipuladoras adoptan un estilo comunicativo pasivo-agresivo al ver que no cedemos ante sus peticiones; de esa manera, logran que tengamos remordimientos al decir que no.

3. Hacer gaslighting

El gaslighting consiste en hacer que la persona manipulada psicológicamente cuestione sus propias facultades mentales y/o su inteligencia. Sirve para que asuma que la persona manipuladora debe ser quien tome las decisiones, y quien sabe mejor que nadie qué es lo que más conviene a ambos.

4. Generar miedo al abandono

Las personas manipuladoras aprovechan el efecto que sus acciones han tenido en la autoestima de la víctima para hacerle creer que si esa relación se rompe, una de las dos podrá superarlo, pero la otra se verá totalmente desamparada al no ser capaz de valerse por sí misma y rehacer su vida.

5. Aislar socialmente a la víctima de la manipulación psicológica

Todo lo anterior se combina con un proceso de aislamiento social impuesto sobre la víctima: se la hae sentir culpable si no va cortando sus relaciones de amistad y si no reduce al mínimo los contactos on su familia, para que de ese modo dependa aún más de la persona manipuladora.

Efectos de la manipulación emocional en las relaciones de pareja

Como hemos visto, la manipulación emocional es más dañina cuando más estrecho es el vínculo afectivo que mantenemos con quien nos está manipulando; eso significa que las relaciones de pareja son las que tienen un mayor potencial para perjudicarnos si estamos con una persona manipuladora. Por eso, conviene que tengas en cuenta los efectos de la manipulación emocional en el contexto de los matrimonios y los noviazgos, ya que esto te ayudará a detectar cuando esta se produce y te está afectando mentalmente; cuanto antes reacciones ante estas dinámicas dañinas, mejor.

Estas son las principales consecuencias psicológicas que tiene la manipulación psicológica.

  • Desgasta la autoestima.
  • Puede llevar a cuestionar la propia salud mental.
  • Predispone a aceptar otras formas de maltrato (esto es visto como un mal necesario).
  • Genera un fuerte sentimiento de soledad: la víctima se siente incomprendida y aislada.
  • Anula la propia individualidad e impide llevar a cabo procesos de desarrollo personal.

¿Qué hacer ante las personas manipuladoras?

Estos consejos son pautas para saber cómo actuar ante las personas manipuladoras:

1. Revisa tus recuerdos sobre experiencias compartidas con esa persona

Adoptando una perspectiva crítica, rememora experiencias que habéis pasado juntos y en las que sospechas que hubo manipulación emocional. Al hacerlo, plantéate las preguntas clave: ¿Se me ofreció el tiempo y los recursos necesarios para establecer mi punto de vista y tomar una decisión? ¿Fue respetada mi opinión inicial? ¿Tomé esa decisión basándome en el miedo al rechazo?

Al hacer esto, reforzarás tu autoestima y experimentarás un proceso de empoderamiento que te ayudará a recorrer el resto de pasos a seguir mitigando buen parte de los efectos que la manipulación emocional ha tenido en ti.

2. Aprende a decir que no

Acostúmbrate a defender con firmeza tus negativas a hacer lo que esperan de ti o te animan a hacer. Sobre tu individualidad, la última palabra la tienes tú, y no deberías disculparte por no hacer lo que no se asienta sobre un compromiso previo. Si lo necesitas, acude al psicólogo para que te enseñe técnicas de asertividad.

3. No dejes que te presionen para tomar decisiones

Si no tienes claro qué decisión tomar y notas que la persona que te está manipulando está presionándote para que elijas cuanto antes la opción que ella quiere, asume que esto es una señal de que, precisamente, te iría bien concederte más margen de maniobra para reflexionar sobre ello. Un “ya lo pensaré” puede ahorrarte muchos disgustos.

4. Señala los comportamientos inaceptables en el momento en el que se producen

No dejes pasar el tiempo entre el momento en el que notas que te tratan injustamente y el momento en el que señalas que no estás conforme con el comportamiento de esa persona. Si lo posterga, es más probable que no te atrevas a dar el paso, y además le darás margen para buscar excusas o alegar que no recuerdas bien lo ocurrido.

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Si quieres disponer de asistencia psicológica profesional, cuenta con nosotros. En Avance Psicólogos podemos poner a tu servicio más de 20 años de experiencia en el ámbito de la psicoterapia. Las sesiones pueden ser hechas de manera presencial o en la modalidad de terapia online.

  • Lyons, M.; Jonason, P.K. (2015). Dark Triad, Tramps, and Thieves. Journal of Individual Differences. 36 (4): pp. 215 - 220.
  • Matthews, G.; Deary, I.J.; Whiteman, M.C. (2003). Personality Traits. Cambridge University Press.
  • Rey-Anacona, C.A. (2009). Maltrato De Tipo Físico, Psicológico, Emocional, Sexual Y Económico En El Noviazgo: Un Estudio Exploratorio. Acta Colombiana de Psicología, 12(2): pp. 27 - 36.
  • Suárez, Ó.A. (2002). La violencia psicológica en el lugar de trabajo en el marco de la Unión Europea. Lan harremanak: Revista de relaciones laborales.

Centro de Psicología

Madrid

Avance Psicólogos Madrid es un centro de psicología con 20 años de experiencia, formado por un equipo multidisciplinar de orientación Cognitivo-conductual y Humanista y expertos en las últimas técnicas de Terapias de Avanzada, basadas en los avances de la neuropsicología. Ha recibido el Premio a la Excelencia Profesional del Instituto para La Excelencia y la Medalla de Oro al Mérito Profesional Foro Europa 2001.

A lo largo de este tiempo, vienen realizando Terapia individual, Terapia infantil y para adolescentes, Terapia de pareja, Terapia sexológica y Terapia On-Line. Sus psicólogos son expertos en ansiedad, estrés, depresión, tratamiento del duelo, autoestima, fobias, terapia perinatal, superación de traumas, etc.

Además del tratamiento terapéutico, en Avance Psicólogos se llevan a cabo otras actividades relacionadas con la psicología como talleres y cursos (para profesionales y público en general), seminarios gratuitos y terapias de grupo.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese