El Jet Lag es un trastorno temporal del sueño, muy común entre las personas que realizan viajes a través de distintos husos horarios en un periodo de tiempo breve. Se caracteriza por síntomas que son transitorios y que suelen disminuir de manera natural.

No obstante, y como consecuencia de la gran movilidad que caracteriza a nuestras sociedades actuales, la ciencia ha investigado mucho sobre sus efectos así como algunas formas de remediarlo. A continuación te explicamos qué es el Jet Lag (y por qué se llama así), cuánto tiempo suele durar, cuáles son síntomas y qué remedios existen.

¿Qué es el Jet Lag?

El Jet Lag es un Trastorno Temporal de los Ritmos Circadianos del Sueño (CRSDs son sus siglas en inglés), también conocido como “Trastorno del Desfase de Horario”, que suele afectar a las personas que viajan a través de husos horarios distintos en poco tiempo.

Se conoce como “Jet Lag” por los términos anglosajones “avión” y “retraso”, lo que más o menos podría traducirse en la expresión: “desfase de horario por viajar en avión”. Es así porque el caso más común es precisamente el de haber realizado un viaje en avión de un país a otro, cuya diferencia horaria es significativa (de este a oeste, o al revés).

No obstante, el Jet Lag también puede producirse por realizar viajes en coche a través del mismo huso horario, pero que modifican nuestros horarios de vigilia y reposo. Por ejemplo, si un viaje se realiza durante toda la noche.

Incluso, algunos de sus síntomas pueden presentarse sin la necesidad de viajar, si es que nuestras actividades cotidianas nos exigen modificar de manera importante los horarios en los que nos activamos y nos dormimos.

Está caracterizado por algunos síntomas relacionados con el rendimiento físico y mental, por ejemplo, dificultades para dormir (en los horarios que el lugar de destino acostumbra), lo que a su vez provoca mucha fatiga y cansancio, poca energía especialmente durante el día, y sensación de estar menos alerta o menos atento.

Generalmente todos estos síntomas son pasajeros, no obstante, si se trata de una persona que tiene la necesidad de realizar viajes largos constantemente, el Jet Lag puede provocar trastornos del sueño más severos, así como algunas alteraciones en las funciones cognitivas e incluso otros daños para la salud relacionados con el sistema gastrointestinal, sobre todo conforme la edad del viajero aumenta.

Principales causas

Como hemos visto, la causa el Jet Lag es haber realizado un viaje de grandes distancias en poco tiempo, lo que implica un cambio importante en el horario de vigilia y reposo.

Esto último se debe a que nuestro “reloj biológico” se ve expuesto a una modificación muy drástica que no puede asimilar rápidamente. Específicamente se ven afectados nuestros ritmos circadianos, que son los cambios que ocurren en nuestro organismo según los ciclos naturales externos, por ejemplo, conforme cambian la luz y la oscuridad.

Así, el Jet Lag resulta de cambios fuertes en los ritmos internos de nuestro cuerpo, al no estar acostumbrados a dormir en los ciclos de día y noche del lugar de destino. Aunque son cambios muy drásticos, el cuerpo puede acostumbrarse de manera natural con el paso de unos días. En este proceso, hay una hormona que juega un papel muy importante: la melatonina.

Remedios y tratamiento

En tanto que nuestros ritmos circadianos son bastante flexibles, el Jet Lag disminuye por sí solo, sin la necesidad de llevar un tratamiento específico. Se estima que por cada hora de diferencia entre el país de origen y el país de destino, el organismo toma un día entero para recuperarse, aunque esto puede variar de acuerdo con el cuerpo de cada quien, así como de acuerdo con el trayecto específico que se ha seguido.

Nuestros ritmos circadianos están regulados por una glándula que se encuentra en el centro del cerebro de todos los vertebrados, que se encarga de organizar varios procesos fisiológicos y neurológicos. Esta es la glándula pineal.

Dicha glándula produce y secreta una hormona que se llama melatonina, que juega un papel central en la regulación de los ritmos de sueño.

1. Funciones y beneficios de la melatonina

Entre otras cosas, la melatonina favorece que nuestro organismo se sincronice con los ciclos naturales externos (con la luz y la oscuridad), con lo cual, influye en el tiempo que tardamos en dormir y en mantenernos en vigilia o en reposo.

Por ello, ha sido una sustancia muy investigada recientemente. Algunos estudios han encontrado que la melatonina ayuda a “resetear” el reloj biológico, es decir que favorece la sincronización de los ritmos circadianos con los horarios del lugar de destino.

Al ser una hormona cuya producción se inhibe por la luz, y se estimula en la oscuridad, la ingesta de melatonina tiene más efectos cuando durante la noche. De hecho, tomar melatonina durante el día puede tener el efecto contrario (dificultar nuevamente que los ritmos circadianos se sincronicen con los ciclos naturales externos).

La melatonina ha ganado mucha popularidad en épocas recientes, por lo que puede encontrarse en la presentación comprimidos o cápsulas, aunque hay muchos alimentos que favorecen su producción natural dentro del organismo, como el arroz, la avena, el maíz, el tomate o el plátano.

Recomendaciones para prevenirlo

Es importante tomar las horas de descanso que el cuerpo nos pida, incluso puede funcionar tomar un día entero de reposo antes de iniciar con las labores o actividades que tenemos planeadas.

En viajes de oeste a este es recomendable alargar los días y evitar la luz por las mañanas; a diferencia de los viajes realizados de este a oeste donde es preferible evitar cualquier tipo de luz durante la noche.

Referencias bibliográficas:

  • Sack, R., Auckley, D., Auger, R., et. al. (2007). Circadian Rhythm Sleep Disorders: Part I, Basic Principles, Shift Work and Jet Lag Disorders. SLEEP, 30(11): 1460-1483.
  • Davidson, A.J., Sellix, M.T., Yamazaki, M., et al. (2006). Chronic jet-lag increases mortality in aged mice. Current Biology, 16(2): R914-R916.
  • Herxheimer, A. & Petrie, K. (2002). Melatonin for the prevention and treatment of jet lag. Cochrane Common Mental Disorders Group. DOI: 10.1002/14651858.CD001520
  • Petrie, J., Conaglen, L. & Thompson, Ch. (1989). Effect of melatonin on jet lag after long haul flights. The BJM, 298:705 doi: https://doi.org/10.1136/bmj.298.6675.705