Los peligros de la efilona, una nueva droga sintética

Veamos las características de la efilona, una droga cada vez más popular, y cuáles son sus efectos.

Efilona

Las nuevas drogas de diseño constituyen un problema de salud pública que, debido a su reciente aparición, se encuentran ante un contexto social en el que aún no se han desarrollado estrategias de prevención adecuadas. Este hecho pone en peligro la vida de muchas personas, generalmente adolescentes cada vez más jóvenes, que las toman con fines recreativos en sus ratos de ocio y desconocen los riesgos de este tipo de prácticas.

Entre estas modalidades de abuso de drogas podemos encontrar la efilona o ephylone, una sustancia elaborada en laboratorios clandestinos y que se comercializa en forma de cristal. Su uso y está generando desde hace algunos años problemas de salud principalmente en los países occidentales, donde su popularidad es cada vez más elevada.

Con el fin de ofrecer información de servicio para cualquier persona que pueda solicitarla, en el artículo de hoy destacamos de manera resumida los principales riesgos asociados al consumo de la efilona.

¿Qué es la efilona?

La efilona, también conocida como N-etilpentilona o bk-EBDP o Ephylone es una droga sintética derivada de la catinona, un alcaloide natural proveniente de una planta que consumido provoca una serie de efectos en el organismo humano.

Esta sustancia pertenece al club de las nuevas drogas sintéticas, entre las que figuran también el speed y el popper, y por ser uno de los hallazgos más recientes en el mundo de las drogas recreativas aún no se conocen del todo bien su naturaleza y características.

Lo poco que conocemos hasta la fecha es que la efilona tiene efectos estimulantes en el organismo parecidos a la interacción de cocaína y LSD o al MDMA o éxtasis; es por eso que se la considera como una droga entactógena.

Aunque cada persona lo experimenta de distinta forma, una vez consumida, la efilona genera algunos efectos compartidos entre consumidores, como son la euforia, el aumento del enfoque y la sociabilidad, la líbido o deseo sexual, la empatía y el afecto.

Este conjunto de experiencias se debe a los efectos que tiene la droga a nivel cerebral, entre los cuales destacan el aumento de la dopamina, la serotonina y la norepinefrina en el cerebro, neurotransmisores conocidos como las “hormonas de la felicidad”.

Tal y como sucede con la mayoría de drogas sintéticas de nuevo descubrimiento, también existen una serie de efectos negativos ocasionados por el consumo de efilona que pueden afectar gravemente a la persona tanto a nivel físico como emocional y psicológico.

Principales peligros de la efilona

Estos son los principales peligros que entraña el consumo de efilona tanto de manera frecuente y generalizada en el tiempo como en una única administración.

En esta la lista incluiremos tanto efectos adversos en la salud como peligros adicionales asociados a las características y naturaleza particular de esta nueva droga.

1. Desconocimiento de la sustancia

El auge en el consumo de efilona se ha detectado a partir del año 2016 y, como hemos indicado anteriormente, el hecho que sea una droga tan novedosa impide que los profesionales de la salud cuenten con conocimientos suficientes sobre la sustancia.

Además del desconocimiento que se tiene sobre los efectos de la droga por parte de los servicios sanitarios, también existe una falta de conocimiento sobre las implicaciones de las distintas dosis y sus efectos a largo y corto plazo.

Todo ello en resumen imposibilita una intervención eficaz en casos de sobredosis, lo que aumenta el riesgo de muerte en todo tipo de consumidores inexpertos.

2. Fácil adquisición

En la actualidad la efilona puede adquirirse por internet, en webs especializadas o en redes sociales, debido a su estatus actual de alegalidad (no está considerada como una sustancia prohibida o ilegal).

Lo fácil que resulta su adquisición permite comprar esta sustancia sin tener que contactar con ninguna organización criminal, tan solo poniéndonos en contacto con un distribuidor o particular de confianza.

3. Limbo legal

Puesto que no se trata de una sustancia ilegal debido al poco tiempo que lleva en circulación por el mundo, la efilona goza, como se ha indicado, de un estatus alegal que posibilita a los distribuidores hacer negocio con la venta de esta sustancia, incluso en cantidades elevadas.

La falta de legislación zobre la efilona por parte de los organismos internacionales y de las leyes de cada país posibilita que tanto el riesgo penal tanto de venta como de adquisición sean mínimos, lo que facilita su consumo en todo el mundo.

4. Falta de garantías

Como sucede en cualquier droga o sustancia adictiva que no pasa por las supervisiones y análisis más elementales, se trata de una droga potencialmente peligrosa para cualquiera que la consuma.

Su venta indiscriminada y sin garantías provoca que el comprador muchas veces no sepa lo que está adquiriendo y lo que va a consumir, y es habitual que lo que se vende como efilona sea adulterado.

5. Genera dependencia

El consumo frecuente de efilona puede generar dependencia en el usuario, como sucede en cualquier otra sustancia análoga.

Muchas drogas sintéticas, consumidas de manera recurrente acaban destruyendo progresivamente la salud de la persona adicta, tanto a nivel psicológico como físico.

6. Efectos adversos inesperados

Los principales efectos adversos que podemos encontrar en el consumo de efilona son las alucinaciones, la ansiedad, la paranoia, la distorsión del tiempo, la sudoración y las contracciones musculares.

Estos efectos pueden tener mayor o menor efecto en función de las características de cada persona.

7. Se confunde con otras drogas

La efilona suele venderse como si fuera MDMA o LSD por sus efectos parecidos, lo que acarrea una gran variedad de riesgos para la salud.

Resulta evidente que si una persona consume efilona pensando que se trata de otra sustancia puede acabar sufriendo una sobredosis debido al desconocimiento de la nueva sustancia.

¿Buscas apoyo terapéutico para superar adicciones?

Si quieres empezar un tratamiento ante un caso de adicción, ponte en contacto con nosotros.

En Clínicas CITA nos especializamos en los trastornos adictivos, y ofrecemos asistencia ambulatoria y tratamiento mediante ingreso.

Centro de Desintoxicación y Adicciones

Dosrius
Terapia online

Clínicas Cita es un centro especializado en los tratamientos de desintoxicación y asistencia a personas con adicciones a sustancias, y cuenta con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Ofrece cobertura las 24 horas tanto de manera online como presencial en sus instalaciones de Barcelona y Dosrius. El proceso de desintoxicación se realiza en un entorno natural lleno de actividades: deportes, fisioterapia, terapia con equinos, salas de lectura, etc.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados