¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¿Cuál es la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo?

Así es como el exceso de perfeccionismo da fuerza a los problemas de ansiedad en el trabajo.

¿Cuál es la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo?

Ser perfeccionista en el trabajo hasta cierto punto, no tiene por qué ser negativo, ya que siendo un poco perfeccionistas tendemos a buscar desempeñar nuestras labores de la mejor manera posible, buscando la eficiencia. El problema viene cuando ese perfeccionismo rebasa unos límites y empezamos a preocuparnos por detalles sin importancia que harán que empleemos más tiempo del necesario.

La relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo se ha visto reflejada en diversos aspectos dentro de este ámbito tan importante para la vida de las personas, como puede ser a través del miedo a fracasar en un proyecto laboral, constantes autocríticas, comparaciones con otros compañeros de trabajo e incluso tener más propensión a desarrollar el síndrome de burnout en el trabajo, entre otros.

En este artículo hablaremos de esa relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo y cuáles son las repercusiones que tendría en la vida de las personas que son excesivamente perfeccionistas en su trabajo.

Así se relacionan el perfeccionismo y la ansiedad en el ámbito laboral

Existen estudios recientes que han considerado que un perfeccionismo excesivo, denominado como un perfeccionismo disfuncional o también perfeccionismo clínico, es un proceso transdiagnóstico. Esta variable de la personalidad se caracteriza por la necesidad que causa en la persona de tener que esforzarse constantemente por alcanzar unos estándares bastante altos en cuanto a su desempeño y todas las tareas que realiza; lo que puede llegar a causar diversos problemas a diferentes niveles (p. ej., a nivel de salud, de conciliación familiar, laborales, etc.).

A su vez, es común que una persona perfeccionista sea también excesivamente crítica con lo que hace, de forma que suele preocuparse por todos los matices de cualquier tarea que lleve a cabo, incluso aunque las consecuencias de fijarse en todos los detalles y de tener unos estándares demasiado altos sean negativas. Además, normalmente son las propias personas pereccionistas las que se autoimponen esas altas exigencias y les cuesta bajar el listón, permitiéndose bajar el ritmo de trabajo o el hecho de no cuidar con tanto esmero todos los detalles.

Diversas investigaciones llevadas a cabo con personas altamente perfeccionistas han encontrado una alta correlación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo, así como también en otros ámbitos de su vida. Entre los trastornos relacionados con la ansiedad que más correlación se ha encontrado que tienen con el perfeccionismo disfuncional y la ansiedad se encuentran el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), la ansiedad social, el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de pánico y también se ha encontrado correlación con el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Exceso de perfeccionismo y ansiedad en el trabajo

Como veremos a continuación, tener un muy alto grado de perfeccionismo, en contra de lo que pudiera parecer, no nos va a convertir en los mejores en nuestro trabajo, al menos a largo plazo, ya que a la larga nos va a causar un alto número de síntomas de ansiedad, estrés e incluso baja autorrealización, lo que podría desencadenar en graves repercusiones a nivel de salud mental.

Por ello, es más conveniente que busquemos ser más eficientes en nuestro trabajo que perfeccionistas, optando por completar nuestras tareas con éxito, pero dentro de unos márgenes que sean razonables en cuanto a la carga de trabajo y con respecto al cuidado en los detalles.

Repercusiones del perfeccionismo a nivel laboral

Existen investigaciones con respecto a la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo que demuestran que ser excesivamente perfeccionista podría traer consigo una serie de consecuencias negativas a nivel laboral como las que explicaremos a continuación.

1. Miedo a que los proyectos no salgan según lo esperado y dificultades para terminarlos

Dentro de la existente relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo podemos ver que las personas altamente perfeccionistas tienden a sufrir una serie de síntomas relacionados con la ansiedad debido al miedo por que sus proyectos no salgan del modo en que ellos esperan, siendo una de las principales causas el elevado listón al que tienden aspirar.

En este sentido también es frecuente que se experimenten ciertas dificultades para concluir cada proyecto laboral debido a que siempre encuentran algún matiz que es necesario corregir, por lo que nunca están conformes completamente con el resultado final, lo que podría causar aún más ansiedad. Por ello, suelen llegar a trabajar más horas de las necesarias para concluir las tareas que podrían haber hecho en menos tiempo.

Sería más recomendable buscar la eficiencia que la perfección y procurar tener todas nuestras tareas al 80% de nuestras posibilidades que perder demasiado tiempo en detalles sin demasiada importancia a la hora de pulir y mejorar una tarea al 100% descuidando el resto, de forma que necesitemos más tiempo del necesario para concluirlas todas.

2. Miedo a no estar a la altura de los estándares autoexigidos

La relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo también podría venir dada por el miedo que tienen las personas excesivamente perfeccionistas a no alcanzar unos resultados notablemente elevados que suelen autoexigirse en todo lo que concierne a su desempeño laboral y también el de los que están a su alrededor.

Es frecuente que las personas con un perfeccionismo disfuncional en el trabajo tiendan a experimentar miedo a fracasar, por lo que a veces ven cada reto como una posible oportunidad de fracasar en lugar de un reto para hacer las cosas bien y estar satisfecho con el esfuerzo empleado.

También es frecuente que hayan cumplido con las expectativas que sus compañeros y/o jefes tenían con respecto a la labor que estas personas debían desempeñar pero, al ser tan perfeccionistas, piensan que no han estado a la altura.

3. Constantes autocríticas

Las constantes autocríticas serían otra de las características que demuestran la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo; y es que las personas que son muy perfeccionistas siempre encuentran fallos en todo lo que hacen, siendo muy duras consigo mismas.

En muchas ocasiones, esta dinámica podría desencadenar que estas personas sientan preocupaciones por algún detalle de su desempeño en el trabajo que no ha salido como esperaban, por lo que tenderán a sentirse frustradas en lugar de estar conformes por haber hecho un gran trabajo a nivel global.

4. Comparaciones y conflictos con los compañeros de trabajo

Las personas que son muy perfeccionistas también pueden llegar a tener tendencia a compararse con sus compañeros de trabajo y a fijarse sobre todo en aquellos que consideran que se desenvuelve mejor en su trabajo, aunque esto pudiera ser totalmente subjetivo, generando frustración e inseguridades y miedo a no ser lo suficientemente buenas en su trabajo, lo que se encuentra enmarcado dentro de las características que demuestran la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo.

5. Baja tolerancia a la incertidumbre

Otro de los aspectos más importantes de las personas perfeccionistas que demuestra la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo es la intolerancia a la incertidumbre que genera en ellos no poder predecir los resultados de sus tareas y proyectos en su puesto de trabajo, de manera que tienden sentir ciertos miedos en forma de pensamientos negativos relacionados con el fracaso porque no vayan a salir bien esos proyectos.

Por otro lado, esa baja tolerancia a la incertidumbre y los pensamientos negativos acerca de unos posibles resultados que no vayan a salir como esperan puede estar relacionada con la necesidad de tener todo bajo control para cumplir con esos altos estándares que se autoexigen en todas sus tareas, lo que les genera bastante ansiedad.

6. Síndrome de burnout

El síndrome de burnout o “síndrome del trabajador quemado”, está caracterizado por un extremo decaimiento físico y mental, y también por el hecho de tener una sensación de insatisfacción con las propias funciones desempeñadas en el trabajo; pudiendo haber también una sensación de despersonalización, que se caracteriza por una sensación de estar distanciado del resto de compañeros del trabajo.

Una persona altamente perfeccionista que siempre quiere obtener unos excelentes resultados, teniendo que dedicar demasiado esfuerzo, puede acabar llegando al límite y desarrollando un síndrome de burnout.

7. Un comportamiento demasiado rígido

Las personas que son más perfeccionistas de lo necesario tienden a ser muy estrictos en su puesto de trabajo, de manera que acaban teniendo un comportamiento demasiado rígido, por lo que no se permiten ser nada flexibles en el desempeño de sus tareas por lo que no dejan espacio a la creatividad, aunque esta podría ser muy útil de cara a mejorar o innovar en sus proyectos y que sus resultados sean más positivos.

Este comportamiento tan rígido les puede llegar a causar serias dificultades cuando surge algún imprevisto, como un cambio de directrices en el proyecto en el que su empresa está embarcada, por lo que les costará adaptarse a esos cambios y podrían sentir ansiedad. Por lo que podemos ver, un comportamiento rígido es otra de las características que demuestran la relación entre el perfeccionismo y la ansiedad en el trabajo.

  • Altstötter-Gleich, C. (2020). Perfeccionismo disfuncional. Cuadernos. Mente & Cerebro, 25, 50-54.
  • Egan, S.J., Wade, T.D. & Shafran, R. (2012). Perfectionism as a transdiagnostic process: a clinical review. Clin Psychol Rev, 31(2), 203-12.
  • Maloney, G.K., Egan, S.J., Kane, R.T., & Rees, C.S. (2014). An etiological model of perfectionism. PloS one, 9(5), e94757.
  • Nadal, M. V. S. (5 de abril de 2019). Ser perfeccionista en el trabajo es un gran defecto. El País.
  • Rull, A. (3 de septiembre de 2019). Perfeccionismo en el trabajo: cómo nos llega a bloquear. El Periódico.
  • Sandín, B., Chorot, P. y Valiente, R. M. (2020). Psicopatología de la ansiedad y trastornos de ansiedad: Hacia un enfoque transdiagnóstico. EN A. Belloch, B. Sandín y F. Ramos, Manual de psicopatología (pp. 3-34). Madrid: McGraw-Hill.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados