¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

La familia ante la adicción a los videojuegos y a medios digitales

Al superar la adicción al uso de las nuevas tecnologías, la familia juega un rol fundamental.

Juan Viera Ruiz

Juan Viera Ruiz

La familia ante la adicción a los videojuegos y a medios digitales

Últimamente, con la pandemia, no solo las nuevas generaciones se han enfocado muchísimo más en los medios digitales y aparatos electrónicos como videojuegos, tablets, iPad, computadoras, laptops, smartphones...

Personas de todas las edades se han vuelto muy asiduas a las plataformas de índole digital, lo cual, si se produce en exceso, es un gran problema que deteriora la calidad de vida.

Las características contextuales de la adicción

Las adicciones habitualmente se gestan y desarrollan debido (aunque sea en parte) a una falta de sentido en la vida, un vacío existencial, lo cual conduce a no adoptar hábitos saludables que todos sabemos de antemano que deberíamos fomentar en nuestro día a día.

Así, las adicciones tienen un detonante en el presente de los sujetos, pero tienen una raíz en su historia de vida y educación. Por tanto, una clave que puede ayudar a las personas que padecen algún tipo de adicción, es cobrar consciencia sobre qué es lo que pasa por su mente cuando recurren a ese hábito adictivo.

Seguramente se podrán identificar emociones, ideas, sensaciones o contextos en los que la idea, sensación o emoción y contexto, detonan en la persona el hábito adictivo, llevándola a repetir una y otra vez aquello que ya se ha vuelto perjudicial para su vida.

A la hora de superar un problema de este tipo, debe existir en la persona que sufre determinada adicción un interés genuino de abandonar ese mal hábito, es decir, aceptación.

Para combatir las adicciones de cualquier tipo, la psicoterapia más efectiva hasta el momento es la cognitivo-conductual, que en palabras simples y comunes implica identificar ideas disfuncionales en relación a los distintos momentos del día y en los que la adicción se manifiesta. Por supuesto, puede ser complementada con algún otro tipo de psicoterapia dependiendo del caso, considerando factores como por ejemplo el nivel de afección, la edad y el tipo de adicción.

Adicción al smartphone

Poniendo el foco en la familia ante la adicción a nuevas tecnologías

Volviendo a las adicciones a los videojuegos y medios digitales, considero muy útil abordar el problema con apoyo de toda la familia; es decir, determinar por qué razón el joven o adulto se enfrascó cada vez más y más en esa dinámica adictiva en relación al contexto familiar.

En el caso de los adolescentes puede ser por omisión o negligencia, ya que para que esto ocurra seguramente los tutores no fueron capaces de darse cuenta a tiempo y por lo mismo no pudieron asignarle actividades productivas y para su beneficio, quizás porque no conocen lo suficiente a su hijo/a, lo cual suele suceder en familias cuya comunicación no es idónea, positiva y/o directa.

Obviamente, la manera de convivir en familia no existe, no hay una sola forma; sin embargo, está claro que todos los miembros de las familias pueden intentar dar lo mejor de sí mismos al apoyar a la persona que sufre una adicción. Pero como no es nada sencillo dar el apoyo suficiente sin tener formación en salud mental ni saber identificar en qué momento las personas comienzan a “desviar” su comportamiento, es fundamental acudir a profesionales de la psicoterapia.

Si las personas tenemos metas claras a corto, medio y largo plazo y además ponemos “manos a la obra”, seguramente las adicciones difícilmente llegarán. Es decir, si tenemos algo que hacer y que pensar y un propósito que nos motive, la vida marchará mucho mejor alejada de factores de riesgo asociados a las adicciones.

Lo complicado entonces es saber por qué cierta persona no logró identificar lo que le motivaba. Pueden darse varias causas: el contexto familiar y su dinámica, un problema de autoestima, bajo nivel de inteligencia emocional... Y por supuesto la combinación de todos esos factores da como resultado una predisposición multifactorial y absolutamente variable.

Asombrosamente, las adicciones y su origen multifactorial pueden evitarse y dejarse en buena parte al tener ocupaciones productivas que den sentido a nuestra vida.

Algo tan complejo y de origen multifactorial se puede evitar con algo extremadamente práctico y relativamente sencillo, siempre y cuando exista apoyo suficiente del entorno... Cuando son casos muy acentuados será necesario no sólo ocuparse en actividades productivas, sino también pedir apoyos multidisciplinarios: psiquiatría, psicología, enfermería, trabajo social... y por supuesto, apoyo del círculo social inmediato para que amistades y familia vayan en el mismo sentido y sean congruentes con el objetivo de tal o cual persona que necesita abandonar su adicción.

Con apoyo profesional y familiar es posible superar el problema

Descubrir qué nos motiva para realizarlo de manera productiva también requiere de todo un trabajo introspectivo, reconstructivo hablando de emociones y autoestima, algo nada sencillo de aceptar ni de esclarecer, porque puede estar enturbiado por muchos factores obvios para los profesionales psicólogos, pero nada obvios para quienes están involucrados en tal o cual adicción, es decir, familia, amigos de la persona actualmente adicta.

Psicólogo Juan Viera Ruiz

Psicólogo Juan Viera Ruiz

Clínico sistémico familiar y existencial

Profesional verificado

Toluca de Lerdo

Terapia online

Las adicciones se tienen, así que se quitan…

Artículos relacionados