Control

Por un lado entendemos como control la presencia de normas en la educación y cómo se hacen cumplir éstas,  y además también podemos entender como control la supervisión.

El control lo han de ejercer los padres sobre sus hijos, ya que siempre dependiendo de la edad del niño, éste ayuda a conocer los límites, regula sus interacciones…

Las formas de ejercer el control sobre nuestros hijos suelen ser diferentes:

  • Hablar con los profesores
  • Acceder a la información del niño que nos proporciona el colegio
  • Pedir la agenda escolar
  • Tener contacto con los padres de otros niños
  • Observar al niño mientras se relaciona en el parque o en cualquier otro ámbito
  • Comprobar en que se gasta el dinero
  • Estar a su lado mientras usa internet

Ejercicio para padres

Reflexiona acerca de como ejerces el control con respecto a tu hijo. Has de pensar si controlas las siguientes acciones de tu hijo o bien no tienes control alguno sobre ellas.

  • Juegos de ordenador que utiliza
  • Realización de los deberes de la escuela
  • Compañeros de juego
  • A dónde va cuando sale de casa
  • En qué gasta el dinero
  • Páginas de internet a las que accede
  • Ropa que usa
  • Actividades extraescolares

Tras leer el libro de “El curioso incidente de un perro a media noche” he podido encontrar las siguientes conductas inadecuadas y síntomas que nos ayudan a comprender mejor los síntomas del trastorno de Asperger:

  • Ausencia de reciprocidad social y emocional. No es capaz de responder con una sonrisa, no entiende cuando la gente ríe o está triste
  • Alexitimia. No es capaz de identificar sus propias emociones y por lo tanto no puede expresar como se siente
  • Ausencia de la tendencia espontánea a compartir disfrutes, intereses y objetivos con otras personas.
  • Incapacidad para desarrollar relaciones. No le gusta conocer gente
  • Falta de control emocional
  • Ataques de pánico. Cuando se siente desorientado, frustrado
  • Hipersensibilidad sensorial. No le gusta que le toquen ni que le den abrazos, no soporta que le chillen, memoria visual muy desarrollada (con solo ver una imagen después la mantiene en su cabeza con todo tipo de detalles )
  • Conducta agresiva. Agrede a un policía cuando le toca, agredió a una compañera de clase por tirarle del pelo, cuando se enfada o se siente desconcertado chilla, siempre lleva consigo una navaja.
  • Alteración del lenguaje no verbal. No sabe interpretar las expresiones del rostro de la gente, siempre lleva consigo un papel que le hizo Siobhan con caritas y el significado de cada una de ellas
  • Habilidades de comprensión. No comprende las críticas o los castigos, tiene una memoria excepcional para recordar datos y características, no sabe lo que la gente piensa ni porque actúa de cierta manera
  • Rituales y obsesiones. Necesidad obsesiva de controlar el tiempo, no utiliza el cepillo de dientes si antes lo ha tocado alguien, le gustan los espacios pequeños ya que le transmiten calma, le gusta que esté todo muy ordenado, no le gustan los desconocidos, es supersticioso…

El libro de “El curioso incidente de un perro a media noche” es un libro muy ameno en el que el autor Mark Haddon nos cuenta la realidad y aventuras de Christopher Boone, un niño de 15 años que padece el síndrome de Asperger, es un niño feliz “con sus manías”. Es un genio de las matemáticas, conoce de memoria los números primos hasta el 7.507, se sabe todos los países del mundo y sus capitales, adora la astronomía, las listas, los sistemas, la verdad… Odia el color amarillo, el marrón y que le toquen, no le gustan los desconocidos ni mirar a la cara a las personas.

Vivía en Swindon con sus padres en una casa con jardín, no iba sólo más allá de la tienda de la esquina. Todo cambió cuando su padre le dice que su madre está en el hospital por problemas de corazón y días más tarde le informa de que ha fallecido.

Una día a medianoche Christopher se encontró a Wellington, el perro de su vecina (la señora Shears) muerto. La policía lo detiene por pegar a uno de los policias, el policía le tocó y como a Cristopher no le gusta que le toquen reaccionó de manera agresiva. Le interrogaron y lo soltaron, entonces decició llevar a cabo una investigación al estilo de Sherlock Holmes. Su profesora Siobhan le propone escribir un libro sobre el asesinato.

Christopher empieza a investigar y descubre que su madre tenía una relación con el marido de la señora Shears. Sigue investigando y decide escribir el libro, un día se lo deja sobre la mesa de la cocina y su padre lo lee, éste se enfada mucho con el porque le había dicho que no investigara nada y le tira el libro a la basura. Christopher no se da por vencido y busca el libro por el armario de su padre y descubre unas cartas dirigidas a él de su madre en la que se podía comprobar que no estaba muerta y vivía en Londres.

Christopher sufre una crisis y su padre le cuenta toda la verdad, incluso que él había matado a Wellington. Christopher decide ir a buscar a su madre para quedarse a vivir con ella ya que temía a su padre por lo que había hecho.

Desde este momento el libro nos relata los problemas y el sufrimiento de Christopher, ya que nunca había ido solo más allá de la esquina, durante su viaje a Londres.

Finalmente todo se soluciona y su vida vuelve a la normalidad…

Según Michael Fitzgerald, psiquiatra y profesor del Trinity College of Dublin hay una gran cantidad de famosos que encajan según él dentro del trastorno de Asperger, a continuación os muestro su clasificación de personajes históricos y actuales, la cual fue publicada en su libro “Autismo y creatividad: ¿Hay una relación entre autismo y una habilidad excepcional”

Personajes históricos

  • Científicos: Isaac Newton, Thomas Edison, Albert Einstein, Isaac Asimov, Hans Asperger
  • Músicos: Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven, Richard Strauss, Gustav Mahler, Béla Bártok
  • Escritores: Henry Thoreau, Mark Twain, James Joyce, Hans Christian Andersen, Carro
  • Filósofos: Immanuel Kant, Friedrich Nietzsche, Bertrand Russell
  • Artistas: Andy Warhol, Wasily Kandinsky, Antoni Gaudí, Alfred Hitchcoch

Actuales

  • Woody Allen
  • Bob Dylan
  • Bill Gates
  • Keanu Reaves
  • Michael Jackson
  • Steven Spielberg
  • Gary Numan

Aloysius Alzheimer o Alois fue un psiquiatra y neurólogo alemán que identificó por primera vez los síntomas de lo que luego se conocería como enfermedad de Alzheimer.

Corría el año 1901 cuando un día cualquiera llegó a la  consulta de Alois Alzheimer en la Institución para Enfermos mentales y Epilépticos de Frankfurt  una nueva paciente, Auguste Deter, de 47 años de edad.  Estaba muy confusa, tenía evidentes problemas de memoria y un comportamiento extravagante. (La historia clínica de Deter apareció en 1995 en los archivos de la Universidad de Fráncfort, un archivo de 42 páginas con notas tomadas por el propio Alzheimer)

Los primeros síntomas de Deter fueron cambios en su personalidad, desorientación y unos fuertes celos hacia su marido “se iba de paseo con una vecina”, empezó a mostrar déficits de memoria hasta el punto en que no sabia orientarse en su propia casa, miedo ante la presencia de personas y familiares, ocultamiento de objetos que luego no era capaz de encontrar… Cada vez se encontraba más confundida, desorientada y con delirios.

En una de las entrevistas a las que fue sometida, Auguste hizo una parada y su rostro expresaba miedo, desconcierto, vergüenza… y dijo: “me he perdido”, lo más parecido a un autodiagnóstico que podría haber dicho.

Cuatro años después de sus primeras manifestaciones clínicas, en 1906, Auguste se volvió incontienente, apatica y no se levantaba de la cama. Murió en posición fetal a los 51 años de edad.

Alzheimer pudo reaizar un análisis post mortem del cerebro de Deter y encontró que había una atrofia generalizadade la corteza cerebral, muchas neuronas habían desaparecido y otras parecía que se encontraran llenas de una maraña de hilos o alambres, a los que se llamó ovillos neurofibriales. En los espacios entre las neuronas se encontraron unos depósitos  con aspecto pegajoso, las llamadas “placas seniles”.

A partir de este momento fueron encontrando más pacientes de este tipo: con lapsos de memoria, problemas de concentración, pérdida de interés, desorientación…

Una nueva enfermedad sólo existe cuando tiene un nombre y en 1910 apareció la enfermedad de Alzheimer. Ésta enfermedad avanzó rápidamente por todos los países desarrollados a lo largo del siglo XX. Se calcula que en España afecta en mayor o menor medida a unas 800.000 personas y otras 200.000 podrían no estar diagnosticadas.

 

next posts >>